El Confidente

MATTA. Bateada tras bateada le están pegando al MP y sus refuerzos. La Corte Suprema recién acaba de ordenar a la OABI que regrese todos los bienes incautados a la familia Matta porque la petición que formuló la fiscalia y sus acompañantes no estaba apegada a ley.

ABUSO. Lo único que no quieren devolver, aunque por ley corresponde, es la casa donde vivió Matta padre y que hoy, en un acto típico de abuso de poder, la posee la misma OABI sin dominio pleno, es lógico, no van abandonar la comodidad que da esa morada para irse a meter  a la casita que le incaturan al inspector Sosa en El Sitio.

CACHIVACHES. Por lo menos, a partir de este momento, todos los hondureños que han sido víctimas de la expropiación forzosa del gobierno, tienen la esperanza que pueden recuperar sus casitas con todos sus cachivaches.

VISCERALES. Como corolario de todo esto, es que queda en evidencia que los requerimientos que presenta la fiscalia junto a la UFECIC, son el producto de acciones viscerales, fuera del razonamiento jurídico, con mucho ingrediente pendenciero, vengativo que a la larga se convierte en show de entretenimiento para una población ávida de sangre y venganza.

184. Hoy más que nunca toma fuerza por todos los sectores de la sociedad que quieren vivir en un Estado de derecho, incluyendo la CIDH, el tema de modificar toda la normativa que atenta contra las libertades procesales, el debido proceso, presunción de inocencia y otras garantías que tutela la Constitución.

RESULTADOS. Se escuchan voces, desde las mas calificadas, hasta aquellas que han vivido en el escepticismo, que es necesario para tener resultados positivos en la lucha contra la corrucion y la impunidad, recatar  la idoneidad de la ley y romper con esquemas importados de otros países que tienen una realidad distinta a la hondureña.

COBARDÍA. Todo este descalabro en el sistema de aplicación de ajusticia, dicen, obedece a la cobardía de los diputados, especialmente los oficialistas, que por no tener independencia y soberanía parlamentaria, les impusieron una normativa judicial que responde a doctrinas de seguridad nacional que al final atentan contra la sociedad en general.

JOLGORIO. Al inicio, los cachurecos hicieron de la aprobación de la famosas diarreas de leyes un jolgorio, anunciando las buenas nuevas de que aquí “mandamos nosotros”, pero en la medida de que la ley se vuelve en su contra, la alegría que despertó se convierte en tristeza y desesperanza, a la espera que en cualquier momento los requerimientos lleguen hasta sus moradas.

CONCIENCIAS. Las cosas de la vida: hoy que a los poderosos les ha tocado dormir -aunque sea una noche- en las ergástulas penitenciarias del país, es el momento de la reflexión y se enteran de cuanta injusticia han cometido en contra de la poblacion. Ojalá que ese acto de contricción que hoy les corroe la conciencia dure y que no sea temporal, luego que pase la tempestad vuelvan a sus andanzas.

Previous article

El Confidente

Next article

El Confidente

About the author

Related

JOIN THE DISCUSSION