Estás aquí
Inicio > El confidente > El Confidente

El Confidente

REVUELO. Por lo menos, tenemos para estar entretenidos y no aburrirnos, esa fue la conclusión a la que llegó un amigo investigador social, cuando analizó todo el revuelo que se ha armado en el país con los pandoros, pandoras, concejales y otras hierbas.

HONDURAS VERDE. Ya se sienten los primeros efectos de Honduras Verde o Pandora II, de acuerdo a información confiable, se ha comenzado el aseguramiento de cuentas de directores y funcionarios de las ONGS que participaron en el supuesto drenaje de dinero de las instituciones públicas.

¿LIBERTAD? Uno de los afectados es el director de la ONG, denominada Asociación Libertad y Democracia (ALD) a quien le aseguraron las cuentas bancarias de la organización y las personales.

DRENAJE. En este caso, se mencionan unas 15 ONGS, varias de ellas se dedicaban a la promoción y defensa del medioambiente quienes habrían drenado, según la investigación de la Fiscalía, unos dos mil millones de lempiras y se benefició a unos 54 diputados (as).

CAMISAS BLANCAS. Además de los diputados, aparecen en la lista reconocidos hombres y mujeres acostumbrados a los sets televisivos, generadores de opinión, exmiembros de las camisetas blancas, promotores y defensores del golpe de Estado de 2009.

MENSAJES. Los mensajes que están mandando desde el Poder Judicial no son muy halagadores para aquellos que están enfrentando cargos por corrupción, según comentan en los pasillos, hay fuertes presiones para que a los hombres y mujeres de Pandora se les modifique las medidas y ¡no les toque la misma suerte de los concejales!

TABLAS. Otro que pronto, muy pronto, tocará las tablas de los tribunales y, con seguridad, las heladas celdas del batallón, serán el director de la ATIC, Ricardo Castro y el de la OABI, José Luis Andino, por abuso de autoridad y robo.

ABUSO. El de la ATIC ordenó el comiso de un vehículo sin requerimiento y orden judicial y el de la OABI lo vendió sin que el juzgado de privación de dominio lo autorizara. Este planchón de ambos operadores de justicia dejaron en la calle al ciudadano que perdió, no sólo su medio de trabajo, también su vivienda.

AMENAZAS. Ahora, para «corregir» el delito, los de la ATIC han estado llamando al afectado amenazándolo de muerte, diciéndole que si procede que se atenga a las consecuencias. Lo que no saben los de la ATIC y la OABI es que con sus mismos métodos se ha documentado todo el caso y cualquier cosa que hagan, se volverá en su contra.

INTERÉS. Hay que reconocer el interés particular que ha puesto la MACCIH sobre este tema y ya han enviado mensajes positivos que quieren conocer detalles del mismo.

Deja una respuesta

Top