Estás aquí
Inicio > El confidente > El Confidente

El Confidente

FEO, FEO. Hoy sí se ha puesto feo eso de las operaciones anticorrupción. Según informacion muy confidencial, los miembros de la MACCIH van con todo, especialmente, con los casos que comenzaron en la época de Jiménez Mayor y que por «fuerzas mayores» se habían engavetado.

IMPARABLE. Comentan que en una reunión al más alto nivel se les advirtió a los allí presentes que «habrán más órdenes de captura, así que prepárense porque esto es imparable» y alguien en el evento ripostó: «¿Por qué sólo contra nosotros, señor y a los otros por qué no?», la respuesta se diluyó en un prolongado silencio.

CRUZADA. Entre los casos a tocar en esta cruzada anticorrupción, además de la Honduras verde donde se involucra a periodistas, diputados, generadores de opinión y  directivos de oenegés, hay dos que le tocan las barbas al tigre para ver cómo reacciona.

SEÑORA. Uno de ellos es el denominado la Señora en el cual se dice que hubo movimientos de dinero que sobrepasaron los mil millones y ninguno de ellos fue para la campaña; simplemente se esfumó en contratos «inauditables» para educar a madres solteras y otros desmadres.

RIÑA. Este caso en particular ha generado cierta riña con algunos altos funcionarios  debido a que quienes están encima de la investigación son fiscales extranjeros de la MACCIH que quieren asegurar la acción y no tener sorpresas como Pandora.

COMISIONADOS. Un segundo caso que pronto estará, no sólo en los tribunales, también en los medios de comunicación, tiene que ver con unos comisionados que se han dedicado hacer grandes negocios vendiendo los bienes del Estado. Todo parece indicar que al igual que en otros países, aquí también hubo sobornos y sobornados.

TURBIO. Y se creían que lo del Trans450 quedaría como una historia mal contada. Parece que no. Hay suficientes indicios racionales de que en esa obra del exalcalde Ricardo Álvarez hubo de todo, desde despilfarro hasta negocios turbios.

PENALES. La competencia es contra el tiempo, a ver quién corre primero, si los diputados a hacer las reformas penales necesarias para que los posibles imputados eviten la prisión o la UFECIC presentando requerimientos con órdenes de captura y cárcel.

MAFIAS. Lo de Salud parece un acto al mejor estilo de obras teatrales de Julieta y su reparto, con escenas ya conocidas. Primero hay que crear las crisis, generar vacíos de poder y luego justificar el negocio en la compra de medicamentos. Facil, ¿verdad? Pero así es, son asuntos de viejas y nuevas mafias.

Deja una respuesta

Top