El Confidente

PITONISO. Luis Zelaya se ha convertido en el nuevo pitoniso de patio al anunciar que muy pronto, antes de los 180 días, va a aparecer en una lista elaborada en  EE.UU. los nombres de altos personajes del país, supuestamente involucrados en actos de corrupcion y violación a derechos humanos.

COSA. El líder liberal recién retornó de las tierras del Tío Sam a donde fue, según el mismo confeso, a enterarse sobre cómo funciona esa cosa de la Ley Magnitsky.

NORTE. Por esos viajes seguidos al país del norte y por los chismes que suelta, es que en los sectores políticos y sociales de la nación tienen a Luis Zelaya pinchado como el «chismoso» de patio. O sea, es a quien señalan de ponerle dedo a muchos que podrían aparecer en la famosa lista negra.

MANUAL. Los riesgos que se corren, comentan, es que el dirigente liberal tiene un manual elaborado por una empresa española que le dice que hay que deshacerse de la oposición política de todos los colores, no importa los medios, lo importante es proponerlo como el mesías de Honduras.

MANDADERO. Así que si este señor es el mandadero de los gringuitos, hay que prepararse porque no quedará títere con cabeza, ya que los anticuerpos políticos del exrector son tantos que en la lista no habrá cupo para los guatemaltecos y salvadoreños.

ROCÍO. Tremendo lío el que tiene la Rocío de Finanzas, no le alcanza la alcancía del tesoro de la República para regresarle los 500 mil dólares a la familia Matta, según ha ordenado un tribunal de justicia.

INTERESES. De por favor le está pidiendo al de la OABI que hace poco incautó otro montón de dólares a unos supuestos narcos que los saqué de ahí y que después ella se los pagará, pero le aclara que sin intereses.

ABUSOS. Todos estos líos no son mas que los efectos de los abusos que cometen los funcionarios en el poder al manosear la ley a su antojo, sin percatarse de las consecuencias mediatas que suelen tener.

VUELTA. Aquí el tema es quién tendrá que pagar por esos abusos, en qué momento la justicia se dará vuelta con su dedo acusador en contra de estos funcionarios que trastocan al ley y abusan del poder.

PATOS. Atrás del caso de los Matta, vienen otros donde la OABI tendrá que regresar el dinero y bienes que ilegalmente fueron expropiados por el Estado y que luego de un prolongado juicio la fiscalía no pudo probar los delitos imputados; no queda otro camino que hacer las devoluciones. ¿Ajá, y si la OABI  está quebrada? ¿Quién pagará los patos?

CAJA. A propósito de finanzas, dicen que la caja chica del Estado está quebrada y que para este nuevo presupuesto ya no tendrán capacidad de endeudarse, que a lo máximo que puede aspirar es un dos por ciento de dinero extra, como quien dice, es la propina después de una suculenta cena en una prestigiado restaurante.

Previous article

El Confidente

Next article

El Confidente

Related

JOIN THE DISCUSSION