El Confidente

ELSA. A doblar columna se ha dicho este 15 de septiembre en el estadio nacional, los colegios públicos, burócratas obligados y mas que un particular, le rendirán culto a su majestad, menos Elsa, que prefiere perder la chamba en la corporación, antes de celebrar la independencia con el ilegal.

FANTASÍAS. Parece que Elsa no abandona sus fantasías de niño que al igual que los cuentos infantiles, sigue creyendo que es el presidente de un país que sólo está en su imaginario y que el otro es un impostor que le usurpó el poder.

CULTO. De todas maneras, lo del 15 de septiembre en este país es lo mismo de todos los años: no hay innovación, poca creatividad en los promotores. El acto sirve para lo mismo: rendir culto al mandatario de turno y las palillonas con su acrobacias mostrar sus atributos físicos.

CAZADORES. Así que los desfiles serán una presentación de gala de las bandas, bonitas pomponeras codiciadas por cazadores de palillonas, niños y niñas asoleadas y con el castigo de que no podrán tocar la marcha del Fuera JOH.

DESFILES. Por lo menos, los exconcejales podrán ver en tranquilidad hogareña los desfiles de la independencia, luego que el pleno de la Corte revocara la resolución del tribunal de alzada en materia de corrupción que envió por más de un mes a prisión a los ex del Poder Judicial.

ANTOJO. Esta resolución del máximo organismo judicial del país debe servir para que en los tribunales de sentencia los jueces no apliquen las normas a su antojo, capricho, estado de ánimo o interés particular que tengan sobre la cosas que se juzga, que se debe aplicar el debido proceso para todos los casos de los que tengan que conocer.

CONFUSIÓN. Pero como Honduras es un laberinto, la aplicación de justicia no es la excepción y los fallos de muchos jueces, a pesar que las figuras delictivas imputadas son las mismas, fallan de forma distinta al otro lo que provoca confusión y lo que menos hay es justicia. Sino, pregunten por la ex primera dama que continúa guardando prisión a pesar que le cambiaron la figura de lavado de activos.

23 MIL. Por estas razones y otras ligadas a las políticas represivas en materia de seguridad, es que las cárceles del país están llenas. Unos 23 mil privados de libertad  viven en condiciones infrahumanas sin que nadie, incluyendo instituciones de derechos humanos se preocupen por su situación.

CUENTAS. Los del Poder Ciudadano andan revueltos con las revelaciones de RB, los puso al desnudo y nerviosos; el mero líder dice que todos deben rendir cuentas, mientras que la señora del valle dice que es mejor no escuchar la Globo.

Previous article

El Confidente

Next article

El Confidente

Related

JOIN THE DISCUSSION