El Confidente

POPOROILAS. Ahora sí se instaló la otra mesa, la cibernética, pero que si se aplaude, el debate será entre las meras poporoilas de la crisis política del momento, JOH y Mel. El primero dijo el 15 de septiembre que ya no va por la guayaba, oportunidad que no desprecia el líder de los libres quien ya posteó que hay que revisar esa cosa que legaliza la reelección.

ORILLAS. Mel y sus voceros no se anduvieron por las orillas y han tuiteado que si para sacar al dictador es necesario ver la regulación de la reelección no hay problema y que para ello le consultarán a las bases de Libre, propuestas sólo para incautos.

LISTO. Elemental lógica: si se regula, se legaliza, si se legaliza puedo participar y de todas maneras el electo ya no va por la tercera, el camino está listo y parejo para participar sin los obstáculos de la legalidad. De todas maneras, con esta decisión se complace hasta la Fulton que anda presionando para que el Congreso le dé trámite y que nadie se quede más de dos periodos en la presi.

CINCO. Asi que todo parece indicar que los cachos tendrán que escoger entre los cinco propuestos a uno; Elsa, si consigue su juguete electoral no tendrá alianzas y el otro Zelaya, el de los liberales repetirá como el llanero solitario y  su aspiración de convertirse en líder único de la oposición está como ver a un hondureño en Marte.

ATENTADO. En las festividades del 15 de septiembre se dio una lección por los llamados líderes de la oposición política, agrupados en el partido Libre, de cómo atentar en contra de la libertad de expresión.

SALVAJE. Varios medios de comunicacion, equipo y personal de prensa fueron agredidos al estilo de los salvajes por elementos que iban en la protestas, y no infiltrados como dice Mel, todos fueron plenamente identificados y son personas de los que participan en las directrices de ese instituto político llamado de izquierda.

ODIO. Es vergonzoso porque no es posible que una institución que se dice defensora de los derechos de la sociedad, respetuosos de las libertades individuales y colectivas, en una acto de intolerancia, odio y frustración, se dedican no sólo a dañar bienes y muebles, sino que agredir a los comunicadores sociales que solamente cumplen con su deber de informar.

CONFESADOS. Si estos son los que quieren gobernar el país, que Dios nos agarre confesados. Si esto es ahorita que apenas son gritos o aullidos en la oposición, sólo es de imaginarse su conducta al frente del Estado.

MOLINA. Lo mas lamentable de esto es que un llamado defensor de derechos humanos que trabaja para Ciprodeh, de nombre Andrés Molina, justificó las agresiones en contra los periodistas por las hordas melistas; si éste defiende los derechos de los humanos, mejor traigan a Chespirito.

SUELDO. Este caballero no es más que un asalariado de una oenegé que gana un sueldo, pero que en él no hay convicicon ni compromiso con la promoción y lucha en defensa de los derechos humanos.

ATROPELLOS. Ojalá la defensa de estos derechos deje de ser un medio de vida para muchos que, a nombre de los atropellos, maltratos, y persecución en contra de las personas, logran grandes beneficios de países donantes.

Previous article

El Confidente

Next article

El Confidente

Related

JOIN THE DISCUSSION