HomeEditorialOpinionEl designio de José de Arimatea

El designio de José de Arimatea

(Por Filiberto Guevara Juárez) Desde la perspectiva teológica al referirse al designio de Dios, se debe tomar muy en cuenta que, “la historia humana no se desenvuelve según los impulsos de un destino ciego”. Desde la perspectiva estrictamente cristiana, tiene dos puntos esenciales: “la salvación en Cristo, y la salvación de todos los hombres”. En dicho sentido, el actual Papa Emérito Benedicto XVI, en su última Encíclica, Caritas in Veritate (Caridad en la verdad), llega a la siguiente gran conclusión: “Sin Dios el hombre no sabe a donde ir ni tampoco logra entender quien es”. De esto último se puede inferir, que cada ser humano tiene que descubrir su misión en esta tierra, mediante el desarrollo de su vocación que, le es concedida como un don (regalo).

¡Todo es gratuidad en el ser humano! Porque todo proviene de Dios Padre. Así pues, en el contexto del drama central de la humanidad, relacionado con la pasión, muerte y resurrección de nuestro Señor Jesucristo, hubo personajes, como José de Arimatea, que prácticamente vivieron un designio divino. Es así que, los cuatro evangelistas, San Marcos, San Mateo, San Lucas y San Juan, en lo referente a la sepultura de Jesús, dan algunos detalles sobre la actuación del personaje bíblico, José de Arimatea; dignos de ser resaltados. Por ejemplo, San Marcos, nos dice que: “Tuvo la valentía de entrar donde Pilato y pedirle el cuerpo de Jesús”.

Este detalle aunque parezca simple, en realidad no lo es, porque dada la circunstancias ignominiosas en que había muerto nuestro Señor Jesucristo, se requirió mucho amor, valor, convicción, lealtad y fidelidad a Jesús, de parte de José de Arimatea, para que muy concientemente se atreviera a hacer tal solicitud a un personaje que, como Pilato, estaba investido de tanta autoridad y Poder, lo cual hacía difícil tener acceso a él. Recuérdese además que, según el relato de los cuatro evangelistas, en ese día, Pilato había tenido muchos problemas con las autoridades religiosas judías de su tiempo; ya que el juicio de Jesús, había sido muy azaroso, al grado tal, que dichas autoridades religiosas, amenazaban con crear anarquía, si no se daba respuesta satisfactoria a la demanda pertinaz de crucificar a Jesús.

Es de resaltar también que, todos los evangelistas coinciden, en que no era fácil, ser miembro del Sanedrín y a la vez, ser discípulo de Jesús. Recuérdese también que Nicodemo, otro miembro del Sanedrín, había llegado por la noche, a consultarle a Jesús, sobre los misterios del Reino de los Cielos. Con respecto a Nicodemo y José de Arimatea, San Juan nos relata lo siguiente: «Después de esto, José de Arimatea, que era discípulo de Jesús, aunque en secreto por miedo a los judíos, pidió a Pilato autorización para retirar el cuerpo de Jesús. Pilato se lo concedió. Fueron, pues, y retiraron su cuerpo. Fue también Nicodemo – aquel que anteriormente había ido a verle de noche – con una mezcla de mirra y áloe de unas cien libras…»

En cuanto a esto último, es de resaltar que San Marcos, nos proporciona el detalle que José de Arimatea era un hombre rico. Cien libras de mirra significaba mucho dinero en aquel entonces, ya que era un elemento muy preciado en los tiempos de Jesús. Recuérdese también, que los “Magos de Oriente” ofrecieron al niño Jesús, al Rey de los Judíos que habían nacido, dones de oro, incienso y mirra. Así pues, cabe destacar que los factores influencia y riqueza per se, no son malos, siempre y cuando, se conviertan en un medio para hacer el bien, y no un fin en sí mismo. Aunque Jesús había dicho: “…es más fácil que un camello entre por el ojo de una aguja, que el que un rico entre en el Reino de los Cielos.». Pero también dijo al respecto: «Para los hombres eso es imposible, mas para Dios todo es posible.». Así que, a José de Arimatea su riqueza no le impidió entrar en el Reino de los Cielos, es más, su riqueza, fue un factor que le ayudó a cumplir con su designio divino.

FOLLOW US ON:
Ejecutan a individuo
Misión del FMI lleg
Rate This Article:
NO COMMENTS

LEAVE A COMMENT