“El Estado de Honduras ya es fallido”, reconoce pensador político Víctor Meza

TEGUCIGALPA, HONDURAS

“En la mal llamada guerra contra las drogas desemboca de manera casi inevitable en la contaminación paulatina del virus del dinero fácil y mal habido en las Fuerzas Armadas y los actores que se involucran en la lucha se terminan contaminados con ese virus”.

La advertencia hecha este jueves por el pensador político hondureño Víctor Meza al cuestionar el involucramiento de las FFAA en el combate al narcotráfico y, tampoco le resulta extraño que  aparezcan en listados de extraditables.

En conversación con ConfidencialHN señaló que tampoco le parece extraño que EE.UU. “publique nombres de estas personas en unos comunicados que tienen un significado y es un mensaje para el gobierno de Honduras”.

“Estos comunicados suenan a un hartazgo de EE.UU. respecto a la colaboración hipócritas de los operadores de justicia en Honduras. Están cansados de no confiar o de confiar a medias en la sinceridad en la contraparte local y esa desconfianza tiene un límite la ‘liberación’ del narcotraficante más buscado por las autoridades el pasado septiembre ha venido a hacer la gota que derramó el vaso”, aseguró.

Aseguró que “se rompió el vaso entre la confianza a medias y la desconfianza total”.

Es primera vez, dijo, que se hacen revelaciones desde la propia embajada estadounidense en Honduras y el comunicado “hay que verlo con mucha atención: revela nombres y confiesa que han estado sometiendo a interrogatorio a las personas señaladas y eso quiere decir que han estado realizando labores  de investigación criminal en forma paralela que no sería legal y un atentado contra el Ministerio Público”.

Sobre las confesiones del capitán de FFAA, Santos Rodríguez Orellana y su esposa, sobre interrogatorios que el militar fue sujeto y “de ocurrir eso, están transgrediendo la legislación nacional y el gobierno debería ponerle un alto y explicarle a la población sobre eso”.

“¿Es que estamos sometidos a una doble ciudadanía, a una soberanía local restringida y una soberanía extraterritorial limitada?”, se preguntó.

Las confesiones del militar que se llegó al extremo de registrarlo y quitarle la ropa para saber si tenía tatuajes o micrófonos, significa que EE.UU. está llevando a cabo una “investigación criminal paralela, realizada desde ámbitos extraterritoriales y demuestran  que el Estado hondureño es fallido”.

El hecho que la embajada norteamericana realice sus procedimientos de investigación, prosiguió, evidencia la falta de institucionalidad desde el ámbito de la justicia.

Related

JOIN THE DISCUSSION