HomeEditorialOpinionEl gorila quiere dialogar

El gorila quiere dialogar

(Por Óscar Marroquín) Erase que aquel que dio la orden de asesinar a Isis Obed Murillo y otros muchos más, ahora le ha dado por dialogar; que frescas están las imágenes de sangre que dibujaron a Honduras con pinceladas de rojo vivo, con verde olivo repartiendo tortura, golpes y desaparición por el territorio entero.

El controversial cambio del gorila, no nos extraña, pues este nació para servir al poder, y lo que el poder le ordene eso ejecuta este orangután de cinco estrellas.

Especialista en golpes de Estado, entrenado e ideologizado por quien sabe cuántos generales del ejército norteamericano y agentes de la CIA, conocedor en pleno en torturas, sin piedad produce dolor, sin pasión hunde el fierro en las unas al capturado y, por las noches duerme tranquilamente creyéndose el mejor patriota de Honduras.

Con honor presenta su fatiga, baya trofeo de la muerte mas lúgubre, fatiga manchada de sangre de quien sabe cuantos catrachos y catrachas, de cuando en vez y, de vez en cuando, no deja de sentir la nostalgia del placer de matar, por eso quizá se aferra a sus amigos los oligarcas, quizá con la esperanza de recibir la orden de organizar nuevos y mas criminales Escuadrones de la Muerte.

Eso del dialogo, es nada mas una especie de catarsis, quiere simplemente saber como se disfruta la mentira política, quiere saborear las triquiñuelas con las que engañan al pueblo, prestos políticos capaces de matar al mismo Dios y luego decir que fue un error involuntario.

Ahí pues, esta el gorila gritando a los cuatro vientos, que es un hombre de paz y dialogo, que las ONU debe incluirlo en ese circo, porque además de psicópata, es también de vez en cuando payaso y como tal fuera del circo no quiere quedar.

Que estampa la de Isis Obed Murillo, que por más años que pases, el tiempo no ha logrado desdibujarla, quizá como un acto de venganza de la historia, para que cuando el maldito gorila de su ultima bocanada de aire, entonces, solo entonces tenga que recordar intacta esta estampa del que murió con sencillez y deseos de recuperar un poco de esta incipiente democracia que a lo lejos se creía era una realidad.

El gorila de cinco estrellas ocupa ahora mismo espacio en los periódicos oligárquicos y, como no, si esto favorece a los banqueros, empresarios y sobre todo a políticos inescrupulosos que muestran han dado ya de matar a su propia madre con ánimos de obtener un poco de poder y riqueza.

Ansioso pues esta el gorila, porque esta relación de poder por demás decirlo rancia entre el pueblo y sus opresores, continúe, que se inmortalice, para eternizar el dolor, la pobreza, la tortura y el llanto de las madres que aun sienten el dolor del hijo asesinado por la bala militar.

Reclamando esta un asiento, cree con certeza que ha defendido cabalmente a quienes dificultan la salida de la miseria a este pueblo que ya no soporta más.

Que será lo que esta bestia tiene que decir.

Seguro estoy que ansía, la siguiente frase: A SUS ORDENES MI CAPITAL.

FOLLOW US ON:
Presidente de tribun
Acuerdo de Cartagena
Rate This Article:
NO COMMENTS

LEAVE A COMMENT