Estás aquí
Inicio > Nacional > El lunes se conocerá si Teodoro Bonilla irá a juicio por caso Shalom

El lunes se conocerá si Teodoro Bonilla irá a juicio por caso Shalom

TEGUCIGALPA, HONDURAS

Después de realizase la audiencia preliminar del el ex vicepresidente del Consejo de la Judicatura, Teodoro Bonilla, se formalizó la acusación y se solicitó auto de apertura a juicio por el delito de tráfico de influencias en el caso “Shalom”.

En dicha cita, se declaró por fracasada una conciliación que la defensa de Bonilla le había propuesto a la Procuraduría General de la República (PGR) con la que pretendía que se extinguiera la acción penal en su contra.

Sin embargo, el Juez competente citó a las partes para el próximo lunes para notificar su resolución sobre la pretensión fiscal de que se eleve el caso a Juicio Oral y Público.

Vale señalar, que en dos ocasiones anteriores el Ministerio Público le rechazó a Teodoro Bonilla solicitudes de Procedimiento Abreviado, en virtud de ser improcedentes, considerando la pena aplicable al delito cometido.

Como se recordará, el caso “Shalom” se refiere a la captura y juzgamiento de varias personas en San Pedro Sula por delitos de criminalidad organizada y Lavado de Activos, entre ellos, dos parientes de Teodoro Bonilla, quienes fueron beneficiados con resoluciones judiciales gracias a favores solicitados por el entonces vicepresidente del Consejo de la Judicatura a las juezas con jurisdicción nacional Liz María Ernestina Núñez Cardona y Delmy Elizabeth López Paz.

Por ese mismo caso, Liz María Ernestina Núñez Cardona guarda Prisión Preventiva en la Penitenciaría Nacional Femenina de Adopción Social (PNFAS) por los delitos de Prevaricato y Abuso de Autoridad.

Contrario a ello, en el caso de Delmy Elizabeth López Paz, quien actualmente se desempeña como magistrada de Corte de Apelaciones Civil de San Pedro Sula, se está a la espera que el antejuicio promovido en su contra y que ha sido declarado “con lugar” en primera instancia, adquiera el carácter de firme y se le presente requerimiento fiscal por los delitos de abuso de autoridad y tráfico de influencias.

Deja una respuesta

Top