“El pasado no me interesa”: Jefe de MACCIH trabajará con bajo perfil

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

“Para mí, el pasado no me interesa. Tengo que trabajar el presente y el futuro. No quiero saber de otras cosas y para mí las personas son insustituibles. Voy a trabajar el presente y el futuro”.

De esta forma, el nuevo jefe de la MACCIH, el brasileño Luiz Marrey Guimaraes, toma radical distancia respecto a su antecesor, Juan Jiménez Mayor, acostumbrado a permanecer en el ojo de los medios mientras estuvo en el cargo.

En su presentación como jefe de misión de la OEA para Honduras, Marrey Guimaraes se desmarcó por completo de cualquier acción mediática y no abordará la crisis que ha venido padeciendo el organismo al trasluz de las infidencias, chismes, fuga de información y líos de faldas que ocurrieron en la gestión anterior.

El diplomático dejó claro que no estará todos los días dando declaraciones a medios y emitirá comentarios, única y exclusivamente a casos que revele la MACCIH.

De hecho, reafirmó que “no voy a hablar para la prensa todos los días, no, porque para que una persona hable tiene que haber un tema importante y lo principal acá es trabajar, tener resultados, entonces es mejor trabajar más y hablar menos”.

“No voy a ser un personaje mediático, ni tampoco estaré escribiendo tuits. La línea que se seguirá es profesional…no comentaré todas las decisiones judiciales, es el Poder Judical que hará las valoraciones y la critica la harán los ciudadanos”, apuntó.

La misión que tiene -prosiguió- es la encomendada por el secretario general Luis Almagro, ya que le dio “libertad de acción” para efectuar investigaciones y trabajo de acompañamiento al Ministerio Público.

“El señor Almagro me dijo ‘vaya allá y haga lo que tiene que hacer, o sea, total libertad de acción”, dijo Marrey Guimaraes.

En su primera intervención como jefe de la misión adscrita a la OEA, dejó claro que respetará los fallos judiciales y junto a su equipo recurrirán a la legislación penal vigente para lograr que los corruptos paguen sus penas.

Respecto al debido proceso, afirmó que debe ser respetado y añadió que tiene la mejor expectativa para continuar con las investigaciones  y será el Ministerio Público “que hable en nombre de la sociedad, porque es el ministerio del pueblo”.

Las reglas del juego jurídico “deben ser respetadas”, sentenció Marrey Guimaraes.

El nuevo funcionario anticorrupción arribó a Honduras en julio anterior luego de que Almagro y el presidente Juan Orlando Hernández acordaran su nominación tras varios meses de tensiones entre el Ejecutivo y el organismo continental.

About the author

Related

JOIN THE DISCUSSION