Estás aquí
Inicio > Editorial > Opinion > El peor Congreso de la Historia de Honduras

El peor Congreso de la Historia de Honduras

Por:  Juan Alfaro Posadas

La farsa electoral interna, celebrada el domingo 14 de marzo de 2021, a nivel de los tres principales partidos: Nacional, Liberal y LIBRE, y avalada por el Consejo Nacional Electoral (CNE), permitirá que el próximo Congreso Nacional esté integrado por personas cuestionadas.
En ese sentido, los próximos miembros del poder Legislativo superarán a los actuales en actos inmorales, en perjuicio del pueblo y del país. Ellos representarán a los narcotraficantes, banqueros y demás grupos de poder, menos a los sectores postergados que los favorecieron con el voto.
Es una ironía afirmar que el parlamento hondureño está conformado por “representantes del pueblo”, a sabiendas que desde ahí se le infieren puñaladas por la espalda, aprobando leyes lesivas a los intereses nacionales, nuevos impuestos, eligiendo fiscales venales, cortes supremas de “justicia” corruptas y grandes incrementos salariales.
Eso ocurrirá no sólo con los nominados por el Partido Nacional, sino que también con los liberales y de Libertad y Refundación (LIBRE), que se autodenominan los “salvadores de la patria” y herederos del pensamiento de nuestros próceres.
Ya nos imaginamos a un Ebal Díaz, del Partido Nacional, dirigiendo los destinos del Legislativo, cuando conocemos sus antecedes de corrupción, de mentiras y de hombre acosador de mujeres.
La inmensa mayoría de nuevos parlamentarios han sido escogidos al margen de la ley y de la voluntad popular, porque son el producto de las urnas “infladas” en las primarias con miles de votos, y que avala el Consejo Nacional Electoral, en representación de los que se consideran dueños de esos partidos.
Como ya hemos dicho en anteriores comentarios, cometen el delito de fraude o dolo, quienes ordenan abarrotar de votos las urnas, para resultar “escogidos”, y el mismo Consejo Nacional Electoral se convierte en encubridor, al no eliminar esas actas, y pedir a la Fiscalía del Estado hacer una investigación para que acuse en los tribunales a sus autores materiales e intelectuales.
Así que el Legislativo lo integrarán los elementos más nocivos de dichos institutos políticos, por instrucciones de los mafiosos que están tras bambalinas, y que no se cansan de provocarle daño al país y a sus habitantes, a cambio de seguir en la impunidad.

Juan Alfaro Posadas: Con la monstruosa estafa al elector que acudió a las urnas de buena fe, el país ha retrocedido más de cincuenta años, pues jamás habíamos tenido comicios tan descarados como los presentes. Y ya nos imaginamos la dimensión de los generales, previstos para el domingo 28 de noviembre de este mismo año.
Difícilmente, el país podrá despegar o salir adelante con delincuentes enquistados en la conducción de los partidos políticos, en los organismos electorales y entre quienes se postulan a cargos de elección popular en los movimientos oficialistas.
Todos ellos representan una gran mafia que ha tomado por asalto los destinos de la nación, y que solamente a través de un proceso revolucionario podríamos sacarlos de esas posiciones, y enseguida, someterlos a juicio ante un tribunal popular.
Sólo de esa forma podremos limpiar la patria de tanta escoria que nos explota, frena el desarrollo, el progreso, la paz y la convivencia social.

Top