Friday, Jul 19, 2019
HomeExclusivasEl régimen mintió: Hernández usó Tasa de Seguridad para comprarse avión presidencial

El régimen mintió: Hernández usó Tasa de Seguridad para comprarse avión presidencial

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

El proceso para la adquisición del avión presidencial Embraer Legacy que usa el jefe del régimen nacionalista Juan Orlando Hernández para viajar cómoda y plácidamente por el mundo fue bajo engaños y truculentos procesos a fin de hacer creer a la población que fue donado por el gobierno de Taiwán que sería «de beneficio» para los hondureños.

Los colaboradores de Hernández crearon una compleja patraña en octubre de 2014 en torno a la compra de la aeronave «de uso exclusivo para acciones encomendadas del gobierno (Poder Ejecutivo)» y que contó con la complicidad de Taipéi y reproducido de manera uniforme por la prensa tradicional de que el lujoso equipo fue un regalo por las profundas relaciones que mantienen ambos países.

A pesar de la parafernalia mediática montada a la controvertida adquisición del avión que fue supuestamente donado por el gobierno asiático, ConfidencialHN pudo comprobar que el Ejecutivo nacionalista mandó a pedir tres millones 900 mil dólares y cuyos fondos serían ejecutados por el Comité Técnico del Fideicomiso de la Tasa de Seguridad, más conocida como el Tasón. Sin embargo, sólo se aprobaron dos millones 055 mil dólares.

El proyecto, presentado el noviembre de 2015, se establece que tal monto sería para dotar de seguridad, mantenimiento y servicios complementarios del avión, a un plazo de 40 meses y cuyos enlaces eran el entonces secretario de Defensa Samuel Reyes y Juan Ramón Molina como el jefe del Comité Técnico del Tasón.

La información explica que el 9 de octubre de 2014 el Consejo Nacional de Defensa y Seguridad, dirigido personalmente por Hernández, autorizó a la Tasa de Seguridad -mediante la resolución CNDS 101-2014- a realizar una compra directa del aparato a una empresa irlandesa denominada ECC, que es una subsidiaria del constructor aeronáutico brasileño Embraer, saltándose las normas ya establecidas en la Ley de contratación del Estado.

Al respecto, la herramienta legal exige a todos los poderes públicos que para hacer contrataciones, tienen que establecer una convocatoria a proveedores, el proceso de precalificación, la apertura de ofertas y la selección de la empresa que debería proporcionar los servicios o, en este caso, la entrega del avión, la cual nunca ocurrió. Todo se hizo de manera secreta y se usaron los fondos del fideicomiso.

El monto total de la compra del jet usado fue de 13 millones de dólares, de acuerdo al oficio TSP-0693-2014, emitido el 10 de octubre de 2014, en la que se pide al expresidente del Banco Central de Honduras (BCH), Marlon Tábora, que realice el giro a Embraer SA, en Dublín, Irlanda, a través de Citibank de Nueva York, con la justificación que «esta transferencia de fondos será utilizada para el pago correspondiente a la adquisición de la aeronave Legacy 600, serie 14501091, matrícula N991EC, aprobado según resolución CNDS 101-2014″.

Además, el 13 de mayo de 2015, el Ejecutivo nacionalista suscribió con Embraer dos contratos relacionados con el soporte de servicios generales y mantenimiento del avión presidencial. Sólo por mantenimientos programados se destinaron un millón 989 mil dólares, divido en cuotas de 366 mil 119 dólares con 41 centavos; 114 mil 976 para el programa start up team; 120 mil 658 para el entrenamiento de pilotos; 59 mil 757 para el entrenamiento técnico de mantenimiento y 18 mil 839 a la revisión de públicaciones técnicas.

En soportes de servicios pool exchange se pagaron un millón 793 mil 663 dólares con 94 centavos y que fue dividido en varias cuotas relacionadas con soporte técnico de motores, rescate y revisiones programadas, según la investigación efectuada por este periódico. En esta entrega, se revelan los contratos autorizados de manera directa por el gobierno a la empresa brasileña, quien cedió el avión y que previamente pasó por varios dueños antes de ser operado por la Fuerza Aérea Hondureña.

Respecto a las horas de vuelo, se pudo corroborar que aeroplano tuvo matrículas de Singapur, EE.UU., San Marino, Brasil y Anguila  por lo que se deja al descubierto la falacia de las autoridades de que el equipo era nuevo; fue construido en 2009 y su capacidad es de 13 pasajeros, todos colocados de manera cómoda en elegantes butacas, según se pudo constatar.

Los documentos que tiene en su poder este periódico confirman que el avión fue comprado de manera directa, sin cumplir la Ley de contratación del Estado y se usaron fondos destinados para la protección de la ciudadanía. 

DESTAPANDO MENTIRAS. No bastando con la compra, el gobierno tuvo que usar la limosna de guante blanco para que las revisiones del avión fueran periódicas, por lo que la obtención de más dinero recurrieron a «la cooperación bilateral con gobiernos y agencias amigas del gobierno de Honduras».

Además, ConfidencialHN confirmó que la legislación taiwanesa no puede donar aviones a presidentes por una prohibición expresa en su marco legal; pero un turbio entramado hizo que el gobierno de Hernández pudiera acceder a la lujosa aeronave que lo transporta por el mundo en sus agotantes giras de trabajo y placer.

Cabe recordar que el Embraer Legacy 600, sería destinado a Panamá y el Ejecutivo nacionalista tendría otra aeronave que debería ser para emergencias y otros requerimientos. El Ministerio de la Defensa Nacional de Taiwán confirmó en 2016 que no le donaron ningún aparato al presidente Hernández, sino que al gobierno de Panamá, dirigido en su momento por el exgobernante Ricardo Martinelli.

El avión presidencial, explicó un alto funcionario del ministerio, iba destinado a Panamá y desconoce cómo fue a dar a Honduras.

Sin embargo, Taiwán emitió un comunicado el 14 de octubre de 2014 donde se congratulaba por la entrega del costoso equipo al Ejecutivo. Para esa fecha, un reportero del diario Liberty Times Net, Cao Boyan, escribía sobre el debate que se generó en la isla asiática respecto a la entrega del equipo a Honduras -iban incluidos varios helicópteros de fabricación estadounidense- y funcionarios del ministerio de Exteriores taiwanés negaban haber hecho el regalo.

Con el título “¿Donó un avión el presidente chino (Ma Ying-jeou)? La cancillería al rescate”, cuestionan el regalo hecho por Taipéi a Tegucigalpa. “Funcionarios diplomáticos del Ministerio de Exteriores negaron el 20 de octubre de 2014 que el país haya donado (a Honduras) un avión presidencial e hicieron hincapié en que la donación de la aeronave y helicópteros son utilizados para rescate”, dice el artículo que fue traducido del mandarín al español por este periódico.

En el caso de Honduras, el embajador Joseph Kuo, dijo al extinto canal Globo Tv que el avión que “donó” su gobierno era para “misiones de rescate, desastres naturales, transporte de personal, acciones humanitarias” y otros. “Pero no sé de qué se trata eso”, expresó el diplomático ante la pregunta formulada por el si Taiwán había hecho la entrega del avión para fines utilitarios.

“Es una colaboración de nuestros proyectos…es para operaciones gubernamentales, transporte de funcionarios…para apoyo de operaciones de las Fuerzas Armadas”, explicó. Kuo reveló que el avión no sólo es para uso exclusivo del presidente. “Pero estamos en el camino correcto para ayudar en toda necesidad”, explicó.   

FOLLOW US ON:
Aunque buscaba una c
Gobierno de Nicaragu
Rate This Article:
NO COMMENTS

LEAVE A COMMENT