miércoles, diciembre 2, 2020
Inicio Exclusivas El Tigre será colaborador estrella de la fiscalia de Nueva York y...

El Tigre será colaborador estrella de la fiscalia de Nueva York y testigo protegido contra narcos hondureños

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

El exjefe policial Juan Carlos el Tigre Bonilla se entregó la semana anterior a la justicia de EE.UU. a fin de esclarecer las imputaciones en su contra tras ser acusado formalmente ante un tribunal federal de Nueva York por delitos de narcotráfico.

De hecho, el exfuncionario ya tuvo los primeros acercamientos con la fiscalía, por lo que programó una primera reunión para el próximo viernes 15 de mayo, según informaciones que pudieron recabar Radio Globo ConfidencialHN, mediante fuentes familiarizadas con la causa.

Por ahora, el Tigre no permanecerá en prisión ya que se acogerá al programa de testigos protegidos del Departamento de Justicia de EE.UU., en el sentido que pudo negociar algunos acuerdos en los primeros acercamientos que tuvo con las autoridades judiciales, que le permitirán ser un colaborador eficaz; tampoco tendrá necesidad de contar con un abogado que lo represente en el proceso por su posición de informante estrella.

El beneficio para el comisionado en condición en retiro se basa en que posee vasta información sobre cómo opera el narcotráfico en Honduras, las rutas por donde transita la droga, quiénes colaboraron con él en el trasiego de toneladas de cocaína hacia el país del norte y cómo esta estructura ha venido operando al amparo de reconocidos líderes políticos y funcionarios de las fuerzas de seguridad y defensa.

En caso que la información sea de utilidad para el fiscal federal Geoffrey Berman, se prevén futuras imputaciones contra reconocidos personajes hondureños que podrían alcanzar al mismo titular del Ejecutivo nacionalista Juan Orlando Hernández, señalado en la acusación contra Bonilla por el agente especial de la DEA Brian Fairbanks y plasmado en una declaración jurada que fue entregada al tribunal neoyorquino.

Una de las condiciones que está negociando Bonilla es la salida de Honduras de su núcleo familiar para evitar cualquier atentado. Todo apunta a que los parientes del acusado podrían salir o, en el mejor de los casos, ya lo habrían hecho sin que existan más detalles. Guardias dijeron desconocer el paradero del ex alto jerarca y en la vivienda apenas quedó una persona al cuidado del menaje.

Asimismo, las fuentes que consultaron periodistas de Radio Globo y ConfidencialHN confirmaron que el encausado se vio obligado a salir del país a través de Nicaragua, ya que supo que era sujeto de vigilancia por los aparatos de inteligencia del Estado y temía ser capturado o liquidado por la  información que tiene en sus manos y cuya revelación pondría en jaque a la clase política y a los responsables de los aparatos de defensa y seguridad pública en sus relaciones con los cárteles de la droga.

Acerca de la salida de Honduras del exservidor policial, se pudo constatar que fue sustraído de su vivienda ubicada en una residencial de la periferia sur capitalina a través de varios vehículos blindados, en una operación secreta y posteriormente fue trasladado hacia la referida nación centroamericana.

Cabe recordar que otra fuente vinculada con las agencias estadounidenses de aplicación de la ley dijo en condición de anonimato a ambos medios que la estrategia de el Tigre de salir por aquel país sería una cortina de humo para entregarse sin complicaciones a la fiscalía federal de Nueva York, aunque sus abogados insistieron en algunos medios locales que su cliente aún seguía en Honduras, sin presentar evidencias fehacientes.

Bonilla tenía previsto una comparecencia pública en la que presentaría pruebas que lo desmarcan de las acusaciones formuladas por Berman y la DEA sobre presuntos vínculos con el exjefe narco Tony Hernández, quien espera ser sentenciado por el juez Kevin Castel a una larga pena de prisión.

El comisionado en retiro emitió el lunes anterior un comunicado en el que negó las acusaciones, al tiempo que sostuvo que “no tengo ni he tenido relación alguna, con el fin de delinquir, con el narcotraficante convicto Juan Antonio Hernández, ni con su hermano u otros delincuentes mencionados en los testimonios y alegatos de la Corte Federal de Estados Unidos».

Señaló en ese momento que tiene copia de todos los informes girados a sus superiores mientras fungió la dirección de la Policía Nacional entre 2012 y 2013, así como al Ministerio Público, Comisionado Nacional de Derechos Humanos y la Comisión Depuradora a fin dejar constancia sobre los resultados de su gestión.

Las últimas comparecencias que realizó Bonilla fueron en varios noticieros; aseveró en sus intervenciones que «esto va a retumbar, voy a decir la verdad con relación al narcotráfico» y añadió que «nunca fui mandadero de un político».

Advirtió en esas ocasiones que “voy a decir todo lo que sé sobre el narcotráfico en el país, no puede ser que un narcotraficante lo acuse a uno, pero hay que enfrentarse y demostrar los hechos”.

Tras la imputación de cargos por narcoactividad hechos por la justicia de EE.UU., el Ministerio Público de Honduras anunció que se estaba preparando para emitir requerimiento fiscal contra el Tigre porque habría incurrido en blanqueo de capitales por 20 millones de lempiras.

En tanto, Casa Presidencial salió al paso de las afirmaciones de la DEA y la fiscalía de Nueva York, en el sentido que hay «una venganza» contra el jefe de Estado porque él se encargó de desarticular las narcomafias.

“En la acusación criminal contra el exjefe de la Policía Nacional, las referencias al presidente de Honduras son 100 % falsas, como lo demuestran los hechos en el registro público que muestran una vez más que las acusaciones provenientes de narcotraficantes confesos no son creíbles”, señala uno de los tuits escritos por el equipo de prensa de Hernández.

Los colaboradores del cuestionado líder aseguraron que «han logrado resultados sin precedentes en la reducción del tráfico de drogas. Los falsos testimonios de criminales confesos se basan en la venganza contra el presidente que los persiguió y sus esperanzas de negociar una sentencia reducida. En el caso actual, las acusaciones falsas se originan en un narcotraficante confeso que probablemente se ofende con el presidente Hernández por bloquear su inclusión en la lista de candidatos de su partido, evitar su reelección como alcalde y luego despedir a su hermano de su trabajo en el gobierno».

- Advertisment -

Notas Populares

Bajo presión de EUA, Ministerio Público actúa contra pandillas criminales

TEGUCIGALPA, HONDURAS Luego de una orden Ejecutiva por parte del Presidente de Estados Unidos (EE.UU)  Donald Trump , el Ministerio Público (MP)  afirmó que durante...

Capturan a alcalde por supuesta malversación de alimentos en El Salvador

SAN SALVADOR, EL SALVADOR. El alcalde de Ilopango, Adán de Jesús Perdomo, fue capturado por el delito de malversación en perjuicio de la administración pública,...

Comentarios Recientes