Estás aquí
Inicio > Nacional > E=mc2: La vida de un genio que representa con orgullo a Honduras

E=mc2: La vida de un genio que representa con orgullo a Honduras

(Por Martha Ynestroza) Absolutamente no hay nada que pueda desligar de nuestros recuerdos, las primeras palabras interpretadas y recordadas, los números particularmente son parte de nuestros primeros halos de vida, la fecha en que nacemos, el año, el número de carnet que a uno le estampan, todo está enfocado y vinculado a la numerología, que con el tiempo se vuelve un reto, una costumbre, una idea, una forma de vivir.

El matemático hondureño José Ramón Madrid nos representó en varios países, entre ellos México, donde obtuvo medalla de oro; en varios países de Centroamérica y Alemania, donde alcanzó las preseas de plata y bronce y en la lejana Kazajistán se agenció otra de bronce en una competición efectuada en 2010.

«Antes de hacer las competencias, entrenaba con mis libros, con ejercicios de internet, siempre resolvía operaciones y estuve acostumbrado a hacer juegos de mesa y de operaciones matemáticas», recordó el genio.

– ¿Qué es el ábaco para usted?
– Es parte de lo que recuerdo comencé a jugar y sumar, es un artefacto que no faltaba en las casas, y que de niño utilicé bastante.

– ¿Cuál era su juego favorito de niño?
– Escondidas, cantarito y futbol.

– ¿A qué edad comenzó a proyectar su interés en las matemáticas?
– Desde muy pequeño, cuando mi padre me hacía resolver operaciones sencillas mentalmente. Ahora tengo 25 años.

– ¿Cuándo sale de Honduras a estudiar en el extranjero?
– Fui a Brasil en 2010 y residí seis años.

– Las matemáticas son su presente y su futuro, ¿cuál es el mejor teorema para usted?
– Uno de mis teoremas favoritos: el de Hardy-Littlewood sobre el efecto regularizante de los operadores maximales definidos como supremos sobre medias de una función, el cual es un objeto fundamental en análisis matemático. Mi área de estudio es análisis armónico; muchos fenómenos físicos como el calor, las olas del mar o el transporte de masas o energía a través de diversos medios son moldeados o descritos por ecuaciones diferenciales parciales, las cuales para ser comprendidas requieren herramientas de análisis de Fourier, funcional y armónico.

– ¿Qué matemático ha marcado el tránsito de su carrera y trabajo?
-Uno de los matemáticos que han marcado mi carrera fue el británico Godfrey Harold Hardy, pues mi investigación ha estado muy vinculado a algunos de sus trabajos más importantes, él fue además director de tesis de Ramanujan.

– ¿Cuál ha sido uno de los problemas matemáticos que usted considera complicado y que es un reto?
– La hipótesis de Riemann: es el problema matemático más famoso y sin duda uno de los más importantes de la actualidad, ha permanecido abierto por más de 150 años y muchos de los más grandes matemáticos de la historia han intentado resolverlos sin éxito. Importantes progresos han sido conseguidos, uno de los aportes principales fue obtenido por Hardy. La hipótesis de Riemann tiene una profunda conexión con los números primos, el estudio de la distribución de estos es uno de los tópicos que más ha fascinado a los matemáticos a lo largo de la historia, entre sus múltiples aplicaciones, el entendimiento de esto tiene ha permitido el desarrollo de la criptografía.

– ¿Le gusta la música? ¿Qué composición musical puede comparar con el álgebra?
– El álgebra la asociaría con la música clásica, en ella están los cimientos de la matemática moderna, al comprenderla se puede apreciar la belleza de esta área del saber, por todo lo que a través de ella se puede expresar de forma tan elegante.

– ¿Cuál es su número favorito?
El 2 es mi numero favorito: El 2 es fundamental en codificación, aparece en los incomprendidos primos de Mersenne, números perfectos, números de Fermat, primos gemelos, etcétera. Como analista, uno de los espacios que suelo considerar son los espacios de funciones cuya potencia p es integrable, el único p para el cual esto es un espacio de Hilbert es 2, lo cual lo convierte en el más atractivo.

– ¿Qué es lo más bello de su Santa Barbara?
– El clima, el café y las bellas mujeres.

– ¿Regresará a Honduras? Si pudiera comparar a Honduras con un teorema, ¿qué teorema seria?
–  ¡Claro! Mi familia y seres queridos viven en Honduras. Honduras es como el Teorema del punto estático. Amo Honduras, a pesar de todos los problemas que desafortunadamente le afectan. Hay dos departamentos que recuerdo siempre con especial cariño, Santa Barbara y Olancho, de ellos provienen mis padres a quienes les debo todo lo que hasta hoy he logrado, y en ellos viví mi niñez y juventud.

Actualmente José Ramón vive y trabaja en EE.UU., después de un largo camino de estudio y retos, tanto en América Latina, Europa y ahora en la nación del norte.

Deja una respuesta

Top