Estás aquí
Inicio > Editorial > Opinion > En Honduras todo llega tarde, menos la corrupción y el narcotráfico

En Honduras todo llega tarde, menos la corrupción y el narcotráfico

Por : Juan Alfaro Posadas

Ya es tradicional e histórico que en Honduras todo lo positivo y constructivo, llegue tarde, a excepción de la corrupción y el narcotráfico, porque nunca planificamos lo que pensamos emprender, siempre estamos improvisando, como ingrediente de la dependencia y el subdesarrollo.

Eso lo hemos visto en el caso de las vacunas anti Covid-19, que el régimen nacionalista de Juan Orlando Hernández Alvarado (JOHA), nunca quiso comprar, por estar esperando las donaciones de países amigos, y de esa manera ahorrarse el presupuesto para desviarlo hacia cuentas particulares y la campaña política.

En estos últimos días hemos visto, para el caso, que la segunda dosis de la vacuna rusa Sputnik-V ha llegado a Guatemala, México, Bolivia y Argentina, menos a Honduras, que siempre marcha a la saga en aquellas actividades que favorecerían al pueblo.

Los países nominados anteriormente suscribieron con anticipación los contratos de compra-venta con el Fondo Ruso, por cuya razón esa potencia mundial les ha respondido enviándoles el fármaco, actitud que no ocurrió con nuestro país.

Las autoridades de Salud no saben con exactitud cuándo vendrá la segunda dosis de la Sputnik-V. Se decía que este martes llegaría y que el jueves, comenzarían a aplicarla. Ahora, nos dicen que, tentativamente, podría llegar el fin de semana.

En conclusión, ignoran si llegará la vacuna, y si llega, no saben cuándo. Este es el gobierno mediocre, mentiroso y más corrupto de toda la triste y negra historia del país. Dan decepción e ira las acciones de los funcionarios públicos.

La verdad es que está a punto de cumplirse noventa días desde que se inoculó con la primera dosis a miles de personas de la tercera edad y a más de dos mil quinientos periodistas, con el fármaco ruso, y al cumplirse ese período deben recibir el segundo componente.

A todas luces ha habido irresponsabilidad, incapacidad e indiferencia manifiesta de parte del régimen “cacho” hacia la población. El proceso de vacunación en Honduras es el más lento y tortuoso, a nivel de los países de Centroamérica, sin ir más largo.

Los personeros de Salud aseguran que si la segunda dosis de Sputnik-V no llega, ya se tiene una opción “B”, que sería completar el proceso de vacunación, con Astra Zeneca o con Moderna, tal y como se hace en Alemania, Chile, Argentina y otros países del mundo.

Hemos comprobado durante el desarrollo de la pandemia, que el pueblo hondureño ha estado sólo, está sólo y seguirá en la misma forma, mientras el Partido Nacional continúe al frente de la administración pública.

A los funcionarios afines al señor Hernández Alvarado no les interesa en absoluto la salud de la población, sólo el voto en las próximas elecciones, seguir saqueando los fondos públicos para convertirse en multimillonarios de la noche a la mañana, y convertir al país en Zonas de “Empleo” y “Desarrollo” Económico (ZEDE), para tener donde refugiarse y lavar el dinero de la corrupción y narcotráfico.

Todo este anómalo panorama, jamás visto, podemos cambiarlo con nuestra arma cívica del voto, en las próximas elecciones del 28 de noviembre, castigando a todos esos corruptos cachurecos, para que se vayan de la administración pública, y desaparezcan para siempre del escenario político del país.

La decisión está en nuestras mentes y conciencia. De lo contrario, nos seguiremos hundiendo hasta desaparecer como nación, luego que los delincuentes enquistados en el poder han comenzado a vender nuestro territorio a precio de gallo muerto, como si fuese propiedad de ellos.

¡Que los “cachos” corruptos y ligados al narcotráfico vendan a la madre que los parió, menos lo que nos corresponde a todos los hondureños dignos, honestos y de convicciones patrióticas..!

Top