Estás aquí
Inicio > Nacional > En Semana Santa se aplicó la ley con centros recreativos que incumplieron la ley

En Semana Santa se aplicó la ley con centros recreativos que incumplieron la ley

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

::: Con el cierre de bares y centros de recreación se dió cumplimiento al PCM-037-2021 que prohibía abrir después de las 10: 00 de la noche que iniciaba el toque de queda

::: Las acciones preventivas de los voluntarios salvaron la vida de 70 personas que se rescataron cuando estaban a punto de fallecer ahogadas

::: El ministro de Copeco, Max Gonzales reiteró la instrucción del presidente, Juan Orlando Hernández de hacer conciencia en la población que vacacionó, que “al primer síntoma del virus, en las primeras 24 a 48 horas se debe buscar el centro de Triaje u hospital más cercano”

El cumplimiento del horario y de las medidas de bioseguridad establecidas en el PCM-037-2021 que prohibía a bares y centros de recreación permanecer abiertos a los vacacionistas durante la Semana Santa después de la hora que iniciaba el toque de queda se aplicó a 63 locales a nivel nacional.

Durante el operativo de la Semana Mayor, la Comisión Nacional de Prevención en Movilizaciones Masivas (Conapremm) trasladó a más de 30 mil voluntarios de las instituciones que la conforman a las principales ciudades del país, para supervisar el cumplimiento de las prohibiciones y aplicar las medidas de bioseguridad.

La Operación de prevención se desarrolló bajo el lema “NUESTRA RESPONSABILIDAD ES LA BIOSEGURIDAD, HAGAMOS DE LA PREVENCIÓN UNA TRADICIÓN”, para recordar a la población que apegada a su decisión de vacacionar tendría que cumplir con las medidas de bioseguridad para evitar el contagio del Covid19.

Cierres

Ante ello, el organismo preventivo con las autoridades de la Policía Nacional, Fusina, autoridades municipales en las inspecciones cerraron 58 bares y 5 centros de recreación que incumplían las normas sanitarias y el horario establecido para su operación impuestas para atender a los turistas.

En el asueto, se desarrollaron 2,027 inspecciones a centros recreativos, bares, playas, balnearios, restaurantes y otros sitios turísticos, de los que solamente 63 incumplieron la normativa.

Cabe destacar que, durante las acciones preventivas, los voluntarios de la Conapremm lograron salvar la vida de 70 personas que estuvieron a punto de ahogarse en piscinas, playas y balnearios.

También se reportó la sanción de 369 vehículos de transporte de pasajeros por el Instituto Hondureño de Transporte Terrestre (IHTT); mientras que la Dirección Nacional de Vialidad y Transporte de la Policía Nacional decomisó 65 vehículos y 3,125 licencias de conducir a motoristas, además aplicó 369 infracciones a las leyes de tránsito.

Atenciones

Mientras que el personal de instituciones de respuesta realizó 1,444 atenciones prehospitalarias veraneantes que requerían primeros auxilios, de los cuales se trasladaron a centros asistenciales a 666 personas.

Además, por diversas molestias en su salud la población veraneante requirió 209 servicios de ambulancia. Además, se atendieron 56 personas con lesiones de diversa índole.

A pesar de las recomendaciones y el trabajo preventivo de Conapremm es lamentable el fallecimiento de 13 personas, la gran mayoría de ellos –10– por ahogamiento que se registraron especialmente en balnearios y pozas de río, mientras que en menor cantidad en las playas.

De igual manera se reportó que en las principales carreteras del país ocurrieron un total de 24 accidentes viales, en donde murieron 4 personas y 46 ciudadanos resultaron heridos.

Es de resaltar que las acciones preventivas y de control en las carreteras durante el desplazamiento de los vacacionistas se mantuvieron este año en comparación al 2019 en el que se registraron 14 fallecimientos. Sin embargo, los decesos son menores que los registrados en el 2018 que se contabilizaron 20.

Cabe recordar que el año anterior, debido al inicio de la pandemia del COVID, existía un toque de queda absoluto y no hubo circulación a lo largo del país.

Bioseguridad

Como recordatorio a los veraneantes que no cumplían las medidas de bioseguridad en las playas, sitios turísticos y de recreación, se entregó más de 1,380 kit de bioseguridad que consistían en mascarillas y gel de mano.

Tras cumplir 10 días de arduo trabajo, el ministro, Max Gonzales, agradeció a los voluntarios de bomberos, policías, soldados, socorristas y al personal de la Secretaría de Estado en los Despachos de Gestión del Riesgo y Contingencia Nacionales (Copeco), por su entrega para cuidar la salud de nuestra gente y también a ayudar a la economía del país.

A pesar de la pandemia, ha sido una Semana Santa en la que la gran mayoría cumplió el lema “Nuestra responsabilidad es la bioseguridad, hagamos de la prevención una tradición”, destacó el ministro.

Agregó que “tuvimos que redoblar esfuerzos, porque ya no se trataba solo de la prevención de accidentes de tránsito y ahogamientos, sino también de concientizar a los veraneantes de usar su mascarilla, lavarse las manos y mantener el distanciamiento físico”.

Para finalizar, Gonzales repitió la instrucción que le giró el presidente de la República, Juan Orlando Hernández de hacer conciencia en la población que vacacionó, que “al primer síntoma del virus, en las primeras 24 a 48 horas se debe buscar el centro de Triaje u hospital más cercano”.

Datos

✅Más de mil puestos de control

✅Más 30 mil voluntarios

✅25 instituciones de las instituciones que integran Conapremm

✅46 talleres móviles

✅22 revisiones mecánicas a vehículos de transporte de pasajeros.

✅1,200 pruebas de alcoholemia de las cuales 64 resultaron positivas

✅2,476 libras de alimentos decomisadas

✅70 personas rescatadas

Top