Estás aquí
Inicio > Nacional > Enfermedad afecta con rapidez a arrecifes rocosos de Honduras

Enfermedad afecta con rapidez a arrecifes rocosos de Honduras

ROATÁN, HONDURAS.

Ciéntificos y comanejadores del Parque Nacional Marino Islas de la Bahía alertaron sobre el rápido avance de una bacteria en los arrecifes de coral en la región insular de Honduras.

Fracis Leán, directora de la organización Roatán Marine Parka, recordó que desde septiembre de este año se confirmó la presencia de la enfermedad, conocida como ‘síndrome blanco’ o ‘pérdida del tejido’, que vino desde la Florida y Honduras no estaba preparado para tal situación.

‘Ya lo tenemos acá es una enfermedad que se llama perdida de tejido rápido en corales duros; es una enfermedad que mata a más de 24 especies de corales duros y lo hace con rapidez sorprendente’, señaló.

Lamentablemente la bacteria se encuentra dentro de la columna de agua y no se sabe como llego a Roatán., se asume que a veces son los botes de carga, porque la primera vez que la detectamos en Roatán Flowers Bay y se asume que por todo el movimiento que hay en esa zona del sur de la Isla.

Se sabía que estaba en la Florida, México, Belice y ‘tarde o temprano había que llegar a Honduras, estamos trabajando a nivel nacional y local’, añadió.

Leán opinó que la aplicación de antibióticos al coral, les ‘va a dar tiempo para hacer otro tipo de actividades para conservar los corales duros en los arrecifes de Roatán’.

«Vamos a tratar de conservar a través de acuarios, centros de rescate, aunque la forma es bastante cara, pero las organizaciones de Parque Nacional de Islas de la Bahía han trabajado en conjunto, para enfrentar esta emergencia de la mejor forma posible’, concluyó.

Se recomendó a los buzos que si ven arrecifes afectados, acudir a Roatán Marine Park o escribir al correo: SCTLD@roatanmarinepark.org. 

Se conoció que en poder del Instituto Nacional de Conservación Forestal (ICF) hay un informe donde se detallan algunos avances de la enfermedad.

A inicios de este año, Ian Drysdale, coordinador de la Iniciativa Arrecifes Saludables (HRI, siglas en inglés) en Honduras, alertó el peligro de esta enfermedad.

“El síndrome blanco afecta a unas 22 especies de coral y puede diezmar a una colonia de 300 o 400 años en menos de seis meses; eso nos preocupa mucho porque no sabemos de dónde proviene y cómo tratarla”, manifestó a los medios durante la presentación de un estudio.

Los corales hondureños forman parte del Arrecife Mesoamericano, que es la barrera más grande en todo el Atlántico, con unos 1000 kilómetros de largo, compartida entre México, Belice, Guatemala y Honduras.

“El síndrome blanco requiere efectuar medidas urgentes para reducir los factores de estrés de los corales, adoptar mejores prácticas de manejo y explorar técnicas innovadoras de rescate”, sugiere la investigación de HRI presentada este año.

 

Top