HomeNacionalEntran en vigencia reformas al artículo 184 del Código Procesal Penal sobre la prisión preventiva

Entran en vigencia reformas al artículo 184 del Código Procesal Penal sobre la prisión preventiva

TEGUCIGALPA, HONDURAS

Las reformas al artículo 184 del Código Procesal Penal, respecto al cambio de medidas cautelares de prisión, fueron publicadas hoy en el diario oficial La Gaceta, por lo que son de aplicación inmediata.

Según el decreto, estas disposiciones están orientadas a descongestionar el sistema penitenciario en el actual contexto de la pandemia del nuevo coronavirus que comienza a provocar estragos entre los privados de libertad.

Se señala que el juez podrá otorgar otro tipo de medidas -en colaboración con las fuerzas de seguridad- a quienes están en el régimen de prisión preventiva, siempre y cuando no haya «grave riesgo de que no se logre la finalidad perseguida».

Sobre tales medidas, la norma declara que «en los casos en que el imputado no tenga capacidad para rendir una caución de naturaleza económica (fianza), puede decretarse caución juratoria, la cual consistirá en prestar juramento de someterse al procedimiento… En ningún caso procederá la aplicación de otra medida cautelar distinta a la prisión preventiva, en los delitos de narcotráfico, violación especial, tráfico de armas o delitos relacionados con grupos criminales conocidos como maras o pandillas”.

«Durante la vigencia de la emergencia decretada por el Covid19, las partes en los procesos judiciales pueden presentar sus peticiones mediante correo electrónico al órgano jurisdiccional competente, en un formato que, si bien no permita su alteración, si dé acceso a su impresión. El órgano jurisdiccional receptor hará constar el recibido del documento al remitente, reenviando el correo a las demás partes personadas en el proceso que hayan proporcionado correo electrónico y dejando copia en el expediente del caso, debiendo la Secretaría hacer dación en cuenta para su pronta resolución dentro de los plazos legales correspondientes», dicta otro de los apartados.

Los juzgados y sus respectivas instancia de alzada como cortes de apelaciones -durante la emergencia sanitaria-, «procederán a realizar de oficio la revisión de la medida cautelar de prisión preventiva a las personas procesadas que según el respectivo expediente judicial y/o penitenciario, tengan una enfermedad de base que les ponga dentro de la población de riesgo a contraer el virus de Covid19, siempre que tal diagnóstico esté respaldado por exámenes clínicos y de laboratorio necesarios y que haya sido determinada de manera previa a la emergencia sanitaria.

Entre los beneficiarios con esta reforma están incluidos los positivos de VIH, pacientes oncológicos, con enfermedades autoinmunes, hipertensión, diabetes, colesterol alto, enfermedad coronaria, demencia, fibrilación auricular, enfermedad pulmonar obstructiva crónica en sus dos variantes: enfisema pulmonar y bronquitis crónica, asma bronquial, enfermedades renales, insuficiencia cardiaca congestiva.

«El órgano jurisdiccional debe proceder a realizar la revisión… sustituyendo la medida cautelar (de prisión preventiva) por la de arresto en su propio domicilio o en el de otra persona que lo consienta. Vencido el periodo señalado para la emergencia sanitaria, el órgano jurisdiccional competente deberá realizar nueva revisión de la medida cautelar, ajustándola a las condiciones
personales que para ese tiempo imperen en cada caso concreto», señala.

No obstante, aquellos que hayan sido procesados por delincuencia organizada o sean delincuentes habituales no podrán acceder a las nuevas disposiciones, » cuando a criterio del juez la persona
que está siendo procesada se considera de alta peligrosidad».

También se ordena al Instituto Nacional Penitenciario, el acondicionamiento de espacios especiales, con la medidas de protección adecuadas para evitar los contagios de Covid19, para el cumplimiento de la pena de prisión de aquellas personas que conforme a dictamen médico se determine que padecen de enfermedades de base o personas mayores de 60 años, y que no se hayan podido acoger al beneficio de modificación de la medida de prisión preventiva.

En tanto, se mantiene la restricción de las visitas mientras dure la actual emergencia,  «que deben ser de carácter general, de prevención y, en su caso, de contención del contagio».

En cuanto a quienes estén gozando de la preliberación, la modificación del 184 expresa que «quedan exentas de retornar al centro penitenciario los días que conforme a otorgamiento del beneficio
les corresponde; para garantizar que se logren los objetivos del beneficio, el Instituto Nacional Penitenciario debe implementar las medidas de control y vigilancia que considere oportunas, pudiendo contar con el apoyo de la Policía Nacional y cualquier otra institución de seguridad del Estado, o mediante el uso de soportes informáticos».

FOLLOW US ON:
Presentan pedido de
El jefe del ejecutiv
Rate This Article:
NO COMMENTS

Sorry, the comment form is closed at this time.

Confidencial HN