HomeExclusivasEstafa sobre dos ruedas: JOH y su esposa hacen negocios con fallido proyecto Credibici

Estafa sobre dos ruedas: JOH y su esposa hacen negocios con fallido proyecto Credibici

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

(Segunda parte) Los negocios que realizan tanto el jefe Ejecutivo nacionalista Juan Orlando Hernández y su esposa Ana Rosalinda García Carías a costa del dinero público provocaron que un buen grupo de hondureños que buscaban salir de la pobreza, a través de un novedoso programa que consistía en la venta de hot dogs y otros alimentos a través de bicicletas modificadas, quedaran en la ruina ya que los artefactos se pudrieron, por lo que el programa Credibici se convirtió en una vulgar estafa.

Radio Globo ConfidencialHN lograron ubicar en esta segunda entrega a una dama, quien pidió no identificarse por temor a ser asediada por los ejecutivos de Crédito Solidario, ya que aún debe una fuerte suma de dinero por la bicicleta convertida en carrito que apenas le duró cuatro meses porque la estructura metálica se pudrió.

En teoría, las Bici Comidas, Bici Refrescos y Bici Golosinas deberían estar equipadas con ollas para preservar alimentos, un cilindro de gas LPG para quienes vendieran hot dogs y una hornilla destinada a la preparación de comida. La mayoría de estos utensilios terminaron también en mal estado por falta de repuestos.

La señora, quien estaba ilusionada con crecer económicamente para sacar adelante a sus hijos, se terminó convirtiendo en el hazmerreír de los pobladores de la colonia San Miguel de Tegucigalpa, ya que su negocio se le vino abajo por la mala calidad con que fue construido la bicicleta-carrito, por lo que se vio obligada a retomar la de venta de nacatamales.

«Ahora se burlan de mí -dijo a uno de los periodistas que la abordó- porque saqué un préstamo con Crédito Solidario para mi propio negocio y resulta que la bicicleta me duró cuatro meses. Me están cobrando lo debo y no tengo cómo hacerle frente a esa deuda por lo que volví a vender tamales».

De hecho, la perjudicada decidió guardar el aparato modificado dentro de la modesta casa que reside porque ya no tiene ninguna función y ahora pasa en una en una de las calles de la populosa colonia vendiendo los nacatamales. «Y lo peor es que esta desgracia me ocurrió en plena pandemia. No he podido hacer lo suficiente para pagar el agua, la luz y comida», lamentó la señora.

SOBREVALORACIÓN DE BICICLETAS. Y es que los oficiales de cobro de Crédito Solidario no han descansado durante la actual emergencia sanitaria ya que han estado acosando a los beneficiarios de líneas de préstamos para emprender sus propios negocios, según dijo la dama afectada. En teoría, el valor de estos aparatos tiene un valor total de 15 mil lempiras, pero a la afectada y un grupo de 60 personas que tuvieron similar experiencia, les terminó costando 34 mil lempiras, es decir 19 mil más, por lo que se convirtió en una suerte de estafa sobre ruedas pues quedaron sin una fuente de sustento, sumado a la mora que los mantiene en una lista roja del buró de crédito de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS).

Uno de los conocedores del tema dijo a los equipos de investigación de ambos medios que este proyecto se convirtió en un fracaso porque la mayoría de las bicicletas se estropearon con el transcurso del tiempo y el programa para el que labora no posee con un stock de repuestos que le permita a los beneficiarios tener acceso a ellos a un bajo costo. Esta iniciativa fue vendida como una panacea por Hernández y García Carías, con la finalidad que, según ambos, las mujeres puedan «establecer nuevos negocios y al mismo tiempo promover el consumo de la gastronomía autóctona de cada lugar».

De hecho, el ocupante de Casa Presidencial dijo en su momento que «para los que quieren montar sus negocios y quieren salir adelante, acá les estamos presentando un nuevo producto de Banca Solidaria, que es una bicicleta para vender refrescos, comida y otros productos». «Esto es para los pobres que nunca han tenido la posibilidad de montar un negocio, con el fin de que salgan adelante», aseguró el líder nacionalista, aunque nunca dijo que esos aparatos eran desechables y  sus propietarios quedarían con deudas que a la fecha no pueden honrar.

Se suponía que las bicicletas acondicionadas también deberían servir para vender refrescos, baleadas, nacatamales, hamburguesas, frutas, raspados, sopas, carnes y otros. «Eso es una mentira, mi bicicleta se pudrió y no pude vender comida para poder llevar dinero a la casa», relató la residente de la colonia San Miguel, quien aún se pregunta cómo hará para poder pagar la deuda que no la deja descansar.

Los equipos de investigación de Radio Globo ConfidencialHN hallaron que una de las empresas que elaboraron estas bicicletas es Envirofit de Honduras S. de R. L., con clave de Registro Tributario Nacional  08019015715922 y subsidiaria de Envirofit México, ha mantenido una buena relación de negocios con el polémico matrimonio, según un cruce de información que se efectuó para efectos de veracidad.

CONSPIRACIÓN ORLANDISTA. El mismo Hernández dijo en cierta ocasión cuando visitó el plantel de la empresa en el Valle de Amarateca que «estamos migrando a la construcción de instrumentos como el ecofogón y ahora con estas bicicletas que pueden vender comida. Esto es para iniciar un negocio y estamos tratando de promover a los hondureños que quieren meterse al negocio de esto y lo puedan hacer».

También explicó que la manufactura de las bicicletas modificadas “está ligado al sistema de microfinanzas, como nuestro programa Banca Solidaria; entonces, quien desea participar tiene la oportunidad de pedir su préstamo y poderse financiar su propio negocio”. Otro cruce de datos revela que Envirofit ha hecho trenzadas relaciones con la Fundación para el Desarrollo Integral de Honduras (Fundeih), controlado por García Carías, por lo que es considerada como socio cooperante.

«Envi­rofit y Fundeih comenzaron una re­lación en 2012, creando un mode­lo adaptable a la cultura hondureña el cual seria distribuido a (gran) escala para las familias de escasos recursos en el país. Generando oportunidades en los sectores de ambiente: en la reducción de emisiones de dióxido de carbono, salud: disminución de enfermedades respiratorias y en la economía del ho­gar: reducción de gastos por compra de leña. Este proyecto de ecofogones genera, créditos de carbono, mismo que se encuentra registrado en las Na­ciones Unidas como el mercado ofi­cial y también se encuentra en el mer­cado voluntario con el Gold Standard (sic.)», dice una ayuda memoria preparada por Fundeih.

¿Cuál es el papel de la denominada primera dama en estas relaciones entre Fundeih y Envirofit?  Resulta que García Carías ha tenido un papel dominante en el control de esta oenegé, de acuerdo a la resolución 1425-2005 del 29 de diciembre de 2005, con número de personería jurídica PJ-21122005-821, por lo que queda al descubierto otro de los negocios de clan que manda Honduras con puño de hierro.

Es de rememorar que la también abogada y notaria, juntro a su madre Carlota Carías ha usado tando Fundeih y la Fundación para el Desarrollo Integral de la Mujer Hondureña (Fundeimh) para desviar fuertes sumas de dinero, por hasta 2 mil 041 millones 683 mil 599 lempiras con 18 centavos, mediante convenios firmados con el Ejecutivo para, supuestamente, ejecutar proyectos ideados por Hernández y su programa estrella Vida Mejor, considerada por sus cercanos colaboradores como la niña de los ojos. 

Es importante recalcar que personajes de la alcurnia fueron usados como correas de transmisión o testaferros para movilizar dinero hacia las arcas de la representante legal de Fundeih, en el sentido que firmaron acuerdos con algunas entidades como la Secretaría de Desarrollo Social (Sedis), por lo que la oenegé llegó a tener gruesos estados de cuenta en el sistema financiero nacional.

El entonces jefe de la MACCIH, Juan Jiménez Mayor, reveló que intervinieron dos oenegés (Fundeih y Fundeimh vinculado a la madre de David Chávez) donde hallaron documentación sobre los movimientos de capital que apuntan directamente contra Ana Rosalinda ya que ambas fueron usadas para sustraer multimillonarias cantidades de dinero; información que tiene en sus manos Radio Globo ConfidencialHN  afirman que las dos entidades de la primera dama drenaron 68 por ciento del fondo de solidaridad creado por su esposo cuando fue titular del Legislativo.

Ana Rosalinda García Carías ha tenido un papel dominante en el control de la oenegé Fundeih, de acuerdo a la resolución 1425-2005 del 29 de diciembre de 2005, con número de personería jurídica PJ-21122005-821, por lo que queda al descubierto otro de los negocios de clan Hernández Alvarado-García Carías.

TEMOR EN CASA PRESIDENCIAL. Tras la revelación que empleados de segunda y tercera categoría, bajo el contubernio de ejecutivos de Semprende, de que sacaban dinero para supuestos clientes, el director del organismo Luis Colindres, trató de desmarcarse de la trama corrupta y sostuvo que no tiene relación con las irregularidades que incurrieron algunos extrabajadores.

«Crédito Solidario es un programa que nació hace cinco años y cuenta con 280 personas que se distribuyen en todo el país… No tenemos nada que ver con esas denuncias… hemos mantenido una disciplina de mejora continua de estar en permanente auditoria», al tiempo que dijo estar sorpendido por ser mencionado en la publicación periodística, por lo que trasladó la responsabilidad al director de Crédito Solidario, Gunther Laínez, para que dé las explicaciones en cuanto a las irregularidades que hay en el organismo.

“Aplicaremos los procesos necesarios dentro de las facultades que nos otorga la ley para hacer un trabajo en beneficio de la población”, se limitó a decir. De hecho, ya ordenó que se efectúe una auditoría a los recursos que han sido otorgados a los beneficiarios de Crédito Solidario, por lo que podrían rodar más cabezas, incluyendo del mismo Laínez.

Al respecto, un comunicado emitido por Semprende indica que el Programa Presidencial Crédilto Solidario «no realiza desembolsos directamente a ningún beneficiario, en ese sentido, todos los beneficiarios deben de cumplir con las normas y procedimientos establecidos en la política de otorgamiento de préstamos, así como el respaldo de los títulos valores que realizan en sus créditos ante las instituciones del sistema financiero nacional que forman parte del convenio y que finalmente realizan los desembolsos».

Asimismo expresa que para «establecer que la información crediticia de los beneficiarios esta en poder de las Instituciones financieras que realizan los desembolsos, no obstante, el PPCS naturalmente administra su propio banco de datos, el cual es actualizado permanentemente para dinamizar los procesos a lo interno de la institución y los mismos se pueden comprobar mediante los mecanismos jurídicos establecidos por Crédito Solidario».

Es más, la cúpula del orlandismo, a fin de aplacar las crecientes críticas, se activaron las granjas de bots para destacar los beneficios del programa de Banca Solidaria.

«Excelente apoyo brindado a todas las personas que desean emprender y otras que ya cuentan con su negocio, excelente labor por parte de Crédito Solidario», dijo un bot identificado como Canelo Stephany.

Otro perfil falso de nombre Nicole Sosa aseveró que con «la iniciativa de inclusión financiera de Crédito Solidario siendo pilar fundamental de los microempresarios y emprendedores».

FOLLOW US ON:
Arce confía en gana
Rate This Article:
NO COMMENTS

Sorry, the comment form is closed at this time.