Estás aquí
Inicio > Internacional > EUA investigará bienes de funcionarios incluidos en lista Engel

EUA investigará bienes de funcionarios incluidos en lista Engel

ESTADOS UNIDOS.

La encargada de negocios de la Embajada de Estados Unidos en El Salvador, Jean Manes, dijo ayer que su país averiguará si los funcionarios salvadoreños incluidos en una lista de «actores corruptos y antidemocráticos» poseen bienes en la nación norteamericana relacionados con ilícitos.

El Departamento de Estado de EUA publicó el jueves una lista de 55 funcionarios y exfuncionarios centroamericanos a los que señala por corrupción, en cumplimiento de la «Ley de Compromiso Mejorada entre Estados Unidos y el Triángulo del Norte». Manes dijo que la lista fue producida en un plazo de seis meses y que será obligatorio presentarla cada año.

En el caso de El Salvador, en el listado hay 14 personas, de las cuales cuatro forman parte del actual gabinete de Gobierno del presidente Nayib Bukele y otros dos fueron parte del mismo.

Se trata de Conan Castro, actual secretario jurídico del presidente, y Carolina Recinos, jefa del Gabinete de Gobierno, el ministro de Trabajo, Rolando Castro, y el Director de Centros Penales, Osiris Luna Meza. Los exfuncionarios son el exministro de Seguridad, Rogelio Rivas y el exministro de Agricultura y Ganadería, Pablo Anliker Infante.

«Vamos analizar la lista de 14 que tenemos para averiguar (…) si estas personas tienen propiedades, tienen otras cosas que pudieran estar vinculadas con los fondos ilícitos que han recibido por la corrupción», señaló Manes en una rueda de prensa.

La funcionaria norteamericana además señaló que «si alguien tiene propiedades o fondos en los Estados Unidos que nosotros podemos probar está recibiendo de una forma ilícita, sí podemos tomar acciones legales en los Estados Unidos».

La embajada estadounidense en El Salvador, por su parte, señaló en un comunicado de prensa que el Departamento de Estado basó esta lista en «información creíble o acusaciones de la conducta en cuestión, a partir de la información (recibida) de los medios de comunicación y otras fuentes» y que su elaboración fue realizada en un periodo de seis meses.

«La Lista Engel no está cerrada. Cuando tenemos suficiente información sobre alguien podemos enviar esta información a Washington y empezamos un proceso. Esta investigación la empezamos en diciembre y tuvimos 14 nombres (en el caso de El Salvador). No es la lista final», explicó Manes.

Seguimiento

Manes, al ser cuestionada de si espera que se den seguimiento a los casos denunciados en la Lista Engel por las autoridades salvadoreñas, se limitó a responder: «Tenemos la expectativa de que el sistema judicial de El Salvador sigue funcionando».

La encargada de Negocios confirmó que entre las posibles afectaciones que tendrían los señalados en la Lista, es que estos ya no podrían adquirir propiedades en territorio estadounidense, ni podrían enviar a sus hijos a estudiar en dicho país.

«El Departamento continuará investigando a las personas incluidas en el informe y considerará todas las herramientas disponibles para disuadir y desbaratar las actividades corruptas y antidemocráticas en El Salvador, Guatemala y Honduras», añadió.

Analistas y diputados opositores salvadoreños han expresado que el mandatario salvadoreño debe destituir a estos funcionarios señalados de corrupción.

Sobre el listado, el presidente de la república, Nayib Bukele, reaccionó casi 26 horas después y aseguró que fue elaborada por «puros motivos políticos», al tiempo que no se pronunció ante las acusaciones hacia los miembros de su gabinete.

«¿Se puede tomar en serio una lista que a todas luces fue hecha por puros motivos políticos y que nada tienen que ver con el verdadero combate a la corrupción? ‘Condenan’ a personas por ‘llamar a la insurrección’ (como si la libertad de expresión fuera delito y dejan fuera a los verdaderos corruptos de nuestro país. Es una estrategia para ayudar y sacar del fango a ARENA. El que tenga ojos para ver, que vea», manifestó Bukele en un post publicado en su cuenta de Facebook. (LA PRENSA GRÁFICA)

Top