Estás aquí
Inicio > Nacional > Exdirector policial se entregó a la justicia de EE.UU.; viajó desde San Pedro Sula hacia Miami en avión privado

Exdirector policial se entregó a la justicia de EE.UU.; viajó desde San Pedro Sula hacia Miami en avión privado

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

El exjefe policial Juan Carlos el Tigre Bonilla salió de Honduras el pasado 6 de mayo rumbo a Miami, a fin de someterse a la justicia de EE.UU. luego que fuera sindicado por delitos de narcotráfico.

Se informó que Bonilla salió en un vuelo privado a las 8:35 de la mañana desde el aeropuerto internacional de San Pedro Sula y llegó a las 12:37, hora de Miami y se encontró con funcionarios de la DEA para iniciar los trámites respecto a la acusación en su contra formulado por el fiscal federal Geoffrey Berman.

El reactor en el que viajó el acusado es un Cessna Citation V, el cual cruzó el caribe y arribó a la península norteamericana aunque preliminarmente se había dicho que se había trasladado a Nicaragua.

Cabe recordar que Radio Globo ConfidencialHN fueron informados sobre la salida del exfuncionario -quien se declaró inocente de los cargos que le imputan- hacia el país vecino y posteriormente se movilizaría hacia Nueva York para defenderse de los cargos en su contra.

Otros informantes consultados indicaron en su que el exjerarca policial se entregaría en Ciudad de Guatemala y posteriormente viajaría rumbo a EE.UU.

Por su parte, una persona de elevada honorabilidad y que forma parte del círculo de confianza del Tigre no confirmó ni descartó la salida del país del referido personaje a fin de ponerse a disposición de las autoridades judiciales de aquel país.

La fiscalía neoyorquina calificó al exdirector policial de ser agente doble porque, mientras colaboraba eficazmente con las agencias federales de aplicación de la ley, proporcionaba sin demoras a los cárteles información sensible sobre rutas por donde se trasegaba la droga, así como las operaciones de interdicción aérea y marítima para evitar la confiscación de toneladas de estupefacientes.

El Tigre, en caso que fuera hallado culpable, enfrenta una pena que oscila entre los 30 años de prisión y cadena perpetua por cargos relacionados con el narcotráfico y uso de armas para movilizar drogas hacia EE.UU. mientras estuvo activo en la fuerza pública.

Top