HomeInternacionalExministro en Bolivia denuncia que acusaciones de corrupción buscan frenar su candidatura

Exministro en Bolivia denuncia que acusaciones de corrupción buscan frenar su candidatura

MONTEVIDEO, URUGUAY

(Sputnik) El candidato a presidente por el Movimiento al Socialismo (MAS) y exministro de Economía, Luis Arce, dijo a Sputnik que las autoridades de Bolivia buscan frenar que se presente a las elecciones en Bolivia al presentar denuncias en su contra.

«La gente que me conoce sabe que yo jamás me he ensuciado las manos así que estoy con la conciencia tranquila (…) queda claro la intencionalidad de todo eso, lo que quieren es que no participemos de las elecciones», afirmó Arce.

El 21 de enero la fiscal Heidi Gil anunció la ampliación de la investigación por supuesta corrupción contra funcionarios del Gobierno de Evo Morales (2006-2019), entre ellos Arce.

La causa se orienta al supuesto desvío de recursos del Fondo de Desarrollo Indígena (Fondioc) e involucra también al anterior ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana.

Arce sostuvo, en diálogo con Sputnik, que es «bastante curioso» lo que ha sucedido, ya que inmediatamente después de que se anunciara su candidatura, se agilizaron los juicios contra exministros.

Por otro lado, afirmó que teme por la transparencia de las elecciones, que se realizarán el 3 de mayo, ya que los miembros del Tribunal electoral tienen «una fuerte vinculación con los partidos de derecha».

Además, prometió que regresará a Bolivia en los próximos días para mantener reuniones con las organizaciones sociales y para comenzar su campaña electoral.

El 23 de enero las organizaciones sociales del MAS aceptaron oficialmente que Arce y el excanciller David Choquehuanca, sean candidatos a presidente y vicepresidente.

Las encuestas de Atlas Electoral y Taxi Noticias dan por vencedor al candidato del MAS con 79 y 64% de los votos respectivamente.

Bolivia está envuelta en una crisis política desde el pasado 10 de noviembre, cuando Morales renunció a su cargo, presionado por la cúpula de las Fuerzas Armadas y la policía y luego de varias semanas de protestas de grupos de la oposición por un presunto fraude electoral en los comicios del 20 de octubre.

Arce dijo a Sputnik que en caso de ganar las elecciones, mantendrá la política exterior que llevó Morales cuando era presidente.

Afirmó que procurará concretar más proyectos de cooperación con Rusia y envió una advertencia al presidente de EEUU, Donald Trump, señalando que si pretende tener buenas relaciones con Bolivia, no debe tratar al país como un «patio trasero».

«Si el señor Trump quiere tener buenas relaciones con nuestro país debe basarse en el respeto mutuo; bajo esa consigna lo aceptaremos (….) Nosotros queremos diálogo con todos los pueblos, pero respetándonos unos a otros; no somos patio trasero de nadie», afirmó.

Con respecto a Rusia, dijo que tiene «muy buena» relación con ese país y destacó la cooperación que mantiene con Bolivia, especialmente en medicina nuclear.

Por otro lado, Arce prometió «reconstruir la economía» de Bolivia por medio de un «modelo comunitario» que permita industrializar al país.

«Vamos a recuperar la economía que se está cayendo a pedazos (…) lo que vamos a hacer es recuperar las rentas, los mejores precios y la industrialización de nuestros recursos naturales», dijo Arce, quien fue ministro de Economía durante el Gobierno de Evo Morales (2006-2019).

Arce, considerado por los medios de comunicación como el principal artífice del resurgimiento económico de Bolivia en los últimos años, aseveró que se debe volver a un «modelo comunitario», en el que los recursos naturales estén en manos del Estado y los excedentes económicos sean repartidos por medio de políticas sociales.

Por otro lado, aseveró que el Gobierno de Jeanine Áñez está «privatizando el Estado» y sigue los deseos de los empresarios y las transnacionales, lo que pone en riesgo la estabilidad del país.

En 2019, el crecimiento proyectado de Bolivia era de entre 4 y 4,5%, pero la ralentización derivada del largo proceso electoral y la semiparalización del país por la crisis política de octubre y noviembre habría reducido drásticamente esa expansión.

La economía boliviana cerró el 2019 con un crecimiento de la economía de tan solo 2%, frente al 4,6% del 2018, y un déficit fiscal de 9%, cuando en el 2018 fue del 6%, según proyecciones de la Cámara de Industria, Comercio, Servicio y Turismo de Santa Cruz, una de las regiones productivas más importantes del país.

Arce es licenciado en Economía, profesor de varias universidades públicas y privadas del país; además, en 2013 la revista América Economía lo situó como uno de los mejores ministros del sector de la región.

FOLLOW US ON:
Banrural lanza noved
Un segundo caso del
Rate This Article:
NO COMMENTS

LEAVE A COMMENT