Estás aquí
Inicio > Nacional > Falta de ordenamiento territorial seguirá causando caos en Honduras

Falta de ordenamiento territorial seguirá causando caos en Honduras

TEGUCIGALPA, HONDURAS

La ausencia  de políticas de reordenamiento territorial y el crecimiento acelerado de la  población son las causas del colapso durante temporadas de lluvias intensas en Honduras, explicó hoy el investigador del Observatorio Universitario del Ordenamiento Territorial, José Cáceres.

A su juicio, el problema no es directamente de los fenómenos naturales, sino la falta de una planificación y aplicación de estrategias.

“El problema no son los fenómenos naturales, es que desde hace mucho tiempo no hemos implementado una política adecuada en el ordenamiento territorial que impida que los asentamientos en las personas sigan reubicándose en estas zonas de alto riesgo”.

Agregó que “las personas pierden su casa, luego vuelven a asentarse en esos mismos lugares y mientras no tengamos una política efectiva en el ordenamiento territorial y mover a estas personas a zonas seguras, tendremos los mismos problemas de siempre” reiteró.

A partir de 1998, los asentamientos se incrementaron  en la zona metropolitana de Tegucigalpa y Comayagüela debido al acelerado crecimiento se ha hecho más difícil realizar planes de mitigación, especificó.

“Los asentamientos crecieron en Tegucigalpa y Comayagüela a un ritmo acelerado desde 1998; por esta razón y la falta de planificación es donde la huella urbana se empezó a desconcentrar, por lo que los asentamientos informales se empezaron a ubicar en zonas aisladas y eso desde el punto de vista de autoridad complica la efectiva planificación”.

Cáceres dijo que la migración de personas del interior del país hacia las ciudades es una de las causas de que los asentamientos hayan aumentado.

“Es muy común que las personas migran hacia las grandes capitales porque quieren más oportunidades económicas, esto también ha ocasionado un aumento en  estos asentamientos”.

Para evitar los problemas ante los fenómenos naturales, Cáceres instó a las autoridades a ejecutar de forma integral las acciones  correspondientes.

“Hay planificación y realmente hay que pasar a la acción, ajustar instrumentos a la panorámica actual, por llamase el cambio climático, o fenómenos intensos”, sugirió.

“Se requiere de un marco regulatorio y la aplicación del mismo desde las autoridades competentes, ya sea Gobierno central, o autoridad municipal, para llevar  del papel a la acción este tipo de planes y no seguir exponiendo a las personas”.

En Tegucigalpa se identifican al menos 300 barrios como zonas de riesgo, “el problema es integral no es focalizado” concluyó.

 

 

 

Deja una respuesta

Top