Familión tomó por asalto el sistema aduanero; colocaron a parientes, esposos y amantes

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

(Primera parte) El proceso de profundización del sistema burocrático hondureño también trajo beneficiosos y espectaculares sueldos a los íntimos colaboradores del jefe del régimen nacionalista Juan Orlando Hernández que están ubicados en puestos claves de la Administración Central que les permite tener un tren de vida que dista del ciudadano de a pie que debe dejar de comer y honrar deudas para estar al día en sus impuestos.

Radio GloboConfidencialHN detectaron en la Dirección Adjunta de Rentas Aduaneras (DARA) un festín de sueldos para los principales miembros del ente responsable del sistema aduanero, donde son beneficiados altos ejecutivos, parejas sentimentales, amantes y, en otras palabras, los ingresos que perciben se quedan en familia, se pudo determinar que hay fuertes vínculos entre quienes laboran junto a la directora Eny Bautista.

Si bien la política de sueldos del Ejecutivo nacionalista está orientada en la “austeridad” y “eficiencia” de sus colaboradores, pero también se premia la lealtad de los cuadros afines a Hernández y se traduce en una empleomanía a costa del dinero público.

Alrededor de 16 personas, muchos de ellos, parientes o “muy allegados” están percibiendo sueldos que van desde los 27 mil hasta los 70 mil lempiras mensuales, según las planillas que fueron analizadas por ambos medios.

En esta investigación, se pone al descubierto de cómo el nepotismo campea en las oficinas estatales y contradice la orden emanada en 2014 por el mismo Hernández quien pidió “adelgazar” la burocracia, extremo que nadie ha cumplido.

Respecto a los sueldos, la jefa de DARA, Eny Bautista, tiene un salario mensual de 90 mil lempiras y cada año gana en total un millón 260 mil lempiras; además logró colocar a Fausto Lenin Cárcamo Ordóñez, jefe de transparencia, quien tiene un ingreso de 50 mil lempiras casa mes.

Algunas fuentes de la entidad sostienen que ambos tienen una relación más allá de la laboral, por lo que no resulta extraño sobre los beneficios que recibe dentro de la administración aduanera.

Asimismo, la alta funcionaria colocó en una plaza laboral a Indira Melissa Cárcamo Ordóñez, hermana de su ‘mejor compañero’, en la posición de jefa de personal, con un sueldo de 70 mil lempiras mensuales.

Además, Bautista, usó su poder e influencias para colocar en puestos claves o de sensibilidad sin tener la formación académica e intelectual, tal es el caso de Larissa Velásquez, quien fue contratada como especialista de recursos humanos, a pesar de que la Dirección General de Servicio Civil exige determinados requisitos para que se sujete a las normas. A la fecha, no ha sido separada del cargo por no tener el perfil exigido.

Otra de las colaboradoras que ha puesto a trabajar a su parentela en el sistema aduanero es Wendy Odalis Flores Valladares, actual subdirectora de rentas aduaneras, logró que su esposo Edgar Andino ostente un ingreso de 70 mil lempiras cada mes.

En la misma posición se encuentra la subtitular de DARA, Linda Rubenia Almendares ya que gana 85 mil lempiras y su esposo, identificado como Denis Roberto Rodríguez, quien gana 50 mil cada 30 días.

En otras palabras, la oficina responsable de administrar las aduanas terrestres, aéreas y marítimas de Honduras, se convirtió en un reducto de activistas del Partido Nacional, las bases de datos que ha revisado Radio Globo ConfidencialHN apuntan a que esta práctica se profundizó de tal manera que el Estado y los contribuyentes son los grandes perdedores.

En caso de ser despedidos, justificada o injustificadamente, suelen recurrir a instancias judiciales para que se les restituya en los cargos y se les dé sueldos caídos, por lo que suponen un fuerte golpe a los intereses de la sociedad.

La manía de contratar a esposas, amantes, compañeros sentimentales y otros se volvió política de Estado, esta dependencia adscrita al Ejecutivo, el festín de los sueldos y salarios ha logrado beneficiar a muchas personas, entre ellas, Alejandro Ayala, quien tiene un ingreso de 60 mil lempiras mensuales, mientras que su compañera de romance Maritza Martinez, actual asesora legal, gana 27 mil lempiras, según las indagaciones hechas dentro de esta oficina.

En esta investigación, se ha podido ubicar que los esposos Xiomara Morales y Wilson Reinaldo Mendoza Gálvez, cada mes llegan a cobrar sueldos de hasta 124 mil lempiras; en tanto, el matrimonio conformado por Ary Josué Madrid García, jefe de control de tránsito y Martha Suyapa Franco Ponce, jefa de gestión de información, se agencian de 100 mil lempiras, por lo que al año llegan a recaudar 1.4 millones de lempiras.

Las conductas descubiertas por Radio Globo ConfidencialHN van en contra, incluso, del Código de Conducta del Servidor Público, la cual exige a los funcionarios y empleados de “abstenerse de usar su cargo, poder, autoridad o influencia para obtener o procurar beneficios o ventajas indebidas o ilegales para sí o para terceras personas naturales o jurídicas”.

Al cierre de esta investigación, ni el Tribunal Superior de Cuentas, ni otros entes contralores, ni la dirección de Servicio Civil han emprendido acciones para corregir esta escalada de nepotismo que prima en la Dirección de Rentas Aduaneras.

Related

JOIN THE DISCUSSION