Monday, Aug 26, 2019
HomeNacionalFFAA en la mira por misterioso viaje de cocaína que se accidentó en La Mosquitia

FFAA en la mira por misterioso viaje de cocaína que se accidentó en La Mosquitia

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

Un helicóptero militar Bell UH-1H, que transportaba alrededor de mil kilogramos de cocaína y una tripulación de cinco personas, se accidentó en una remota comunidad del departamento de Gracias a Dios, durante una operación antidroga que efectuó un destacamento de las FFAA de Honduras.

Según la información, el incidente ocurrió durante la noche del lunes, en un horario inusual, por lo que saltan las dudas del porqué este aparato realizaba este misterioso traslado del fuerte cargamento de esteroides hacia una zona no determinada.

Expertos en el tema explicaron a este periódico que los protocolos aprobados por la Fuerza Aérea ordenan que en esta clase de actividades se tienen que realizar entre las seis de la mañana y las seis de la tarde; sin embargo, el mismo ocurrió durante la noche, por lo que transgrede las normas ya establecidas y extraña que ningún portavoz o funcionario castrense dé una explicación acerca del traslado nocturno y ante la escasa vigilancia de otros entes encargados de aplicar la ley.

Los protocolos, al respecto, establecen algunos parámetros en torno a los horarios ya que se busca que las operaciones sean transparentes y gocen de la confianza de la DEA a fin de seguir manteniendo convenios en el combate al flagelo que se ha noramilizado en Gracias a Dios, considerada como un gran almacén de narcóticos en el país.

La aeronave, reveló una de las fuentes militares, data de más de 50 años de operación, es decir que fue construido en 1967 y fue utilizado por EE.UU. en la guerra de Vietnam, por lo que no cuenta con la capacidad para movilizar tropas y cargas pesadas ya sea a cortas o medianas distancias. Según información oficial, en el helicóptero se transportaban cinco personas y media tonelada de cocaína, pero resulta hasta incocebible que el artefacto, con medio siglo de uso, se diera a la tarea de titánico trabajo.

El helicóptero accidentado es similar al de la imagen cedida por el sitio de aviación Airplane Pictures; la mayoría de estas aeronaves fueron usadas por EE.UU. durante la guerra de Vietnam, ocurrido a finales de la década de 1960 e inicios de 1970. Es decir que no tiene la capacidad para transportar grandes cargamentos por ser vetusto.

Resulta que las denominadas choper UH-1H no están habilitadas para volar largas distancias con semejante tara (o peso), pues se tuvo que quitar hasta el asiento del copiloto para colocar la cocaína confiscada y, por lógica, sólo podría transportarse el piloto, pero tendría que hacer un titánico esfuerzo para desplazarse por la selva con la pesada carga, maniobrar los controles de la aeronave y establecer las comunicaciones con la torre de control para dar datos de su altitud y ubicación, tal como lo ordenan las normas de vuelos de carácter militar.

O sea, que nadie cabría en el aparato, por lo que termina siendo misterioso, desde la cadena de mando, para saber quién autorizó el levantamiento del vuelo, quién fue el responsable de torre de control que realizó la planificación del vuelo y el manifiesto de pasajeros y carga cuya elaboración es obligatoria para efectos legales. Este incidente está siendo manejado en total hermetismo, los mandos militares saben y comprenden que enfrentan posibles problemas judiciales por haberse saltado los protocolos de la Fuerza Aérea.

Las indagaciones que realizó ConfidencialHN en fuentes de total confianza pusieron en duda ese operativo nocturno y se preguntaron de qué narcoavioneta sustrajeron el cargamento o en qué caleta estaba almacenada, ya que es hasta inverosímil que las FFAA notificaran a los medios sobre tales decomisos y el transporte hacia instalaciones militares y se montara una parafernalia en la que se jactaran del «golpe» que propinaron al narcotráfico.

Asimismo, sugirieron que se debe exigir a la DEA que se pronuncie en torno a la caída del helicóptero, aunque es poco probable que se dé, pero podría provocar fuertes roces entre las partes ya que hay acuerdos de cooperación que tienen que se cumplidos. De hecho, Honduras podría verse afectada por sanciones que pudira aplicar Washington por hacer a un lado la responsabilidad compartida en el combate a la narcoactividad.

El operativo se hizo en la oscuridad y los mandos se vieron obligados a notificar del accidente, sin entrar en detalles.

La revelación de este accidente obliga a EE.UU. a fijar la mirada en las autoridades militares y de la Sectetaría de la Defensa Nacional (Sedena) por el misterioso viaje que realizó el helicóptero Bell UH-1H en La Mosquitia.

En tanto, la respuesta del brazo armado se limitó a decir que en horas de la madrugada en una operación antinarcóticos en la Mosquitia hondureña en la parte oriental de nuestro país, se accidentó un helicóptero tipo UH-1H de la Fuerza Aérea Hondureña FAH, que llevaba a bordo miembros de la tripulación y Fuerzas Especiales, se confirmó por una fuente oficial que los tripulantes; El Capitán de Aviación René Romero Reyes, El copiloto, Subteniente de Aviación, Luís Girón Navarro, el Comando I Kenneth Molina sufrieron lesiones en su cuerpo, igualmente los otros siete soldados del Ejército hondureño que participaban en esta operación.

Se conoció que el día de hoy a las 05:00 horas partieron unidades de rescate de la FAH a ese sector con el propósito de llevar a cabo la evacuación y posteriormente el traslado a un centro asistencial en la ciudad de Tegucigalpa M.D.C. para recibir atencion médica.

Las Fuerzas Armadas de Honduras seguirán informando sobre este lamentable accidente donde se reportan serios daños a la aeronave y personas heridas .

Las Fuerzas Armadas reafirma su compromiso al pueblo hondureño de seguir luchando en contra de grupos delictivos que se dedican a la narcoatividad en nuestro país.

A pesar de que fuentes independientes ponen en duda la credibilidad el comunicado de las FFAA, reafirman que el operativo del traslado de mil kilogramos de cocaína sí se dio en horas de la noche y les resulta hasta increíble la ausencia de los fiscales y la unidad de antinarcóticos del Ministerio Público que debieron dar constancia de la entrega de la droga.

Ante las sospechas, la unidad de relaciones públicas ha tratado de desmentir tal extremo al calificar la información de falsa y que «sólo tiene el propósito de desinformar a la población».

«Las Fuerzas Armadas de Honduras como una institución responsable genera toda su información a través de la Dirección de Relaciones Públicas», según un escueto comunicado a través de Facebook.

En conclusión, los militares incurrieron en un error de cálculo -inocente o deliberadamente- al usar un helicóptero de medio siglo de operación, a sabiendas que la DEA los presionará para que digan la verdad y pondría en tela de duda el papel de las FFAA en su combate al narcotráfico. 

FOLLOW US ON:
Inicia juicio oral y
La Policía de Brasi
Rate This Article:
NO COMMENTS

LEAVE A COMMENT