HomeNacional¿Filtración o acción deliberada? Fotos desnudas de dos nacionalistas que aspiran a diputación

¿Filtración o acción deliberada? Fotos desnudas de dos nacionalistas que aspiran a diputación

TEGUCIGALPA, HONDURAS

El “fenómeno” de la filtración de fotografías comprometedoras de personalidades ha llegado a Honduras y en época de proselitismo político.

Y es que no sólo a las divas de Hollywood, estrellas de la música y el entretenimiento han visto circular por la amplia autopista de las redes sociales sus fotos en poses eróticas, que no dejan nada a la imaginación, cuya “moda” ha alcanzado incluso a aspirantes a cargos públicos en cualquier país del mundo y Honduras no es ajena a esos hechos.

Estas imágenes quizá pasarían desapercibidas y más de algún morboso o pervertido sexual las tildaría de “muchachas inquietas”, entre otros calificativos, excepto que esas personas buscan ser representantes por sus departamentos por algunos partidos, en este caso, el oficialista que promueve el continuismo de Juan Hernández.

Una de las precandidatas a una diputación por la corriente de Hernández, identificada como Karen Cerrato, es una de las fotografías que han venido a dar a la redacción de este periódico y, queremos creer que se debió a una filtración, mas no una acción deliberada para captar votos a cualquier costo. Pues el propósito es respetar la dignidad de las personas; sin embargo, se trata de individuos que buscan llegar a la administración del Estado, que demanda de personas con altura moral, ética y patriótica y existe la obligación de revelar estos extremos, aun cuando habrá gentes que puedan considerar este artículo alejado de cualquier pudor.

En las imágenes en poder de este periódico –que no dejan nada a la imaginación– se observa a la joven aspirante, tendida en su alcoba exponiendo sus partes íntimas y posa a la cámara muy sonriente, acompañada de un impecable manicure, mientras que sus dedos exponen su aparato reproductor.

INDIRA TAMBIÉN. La dirigente nacionalista Indira Mendoza también salió a relucir en poses un poco ortodoxas. Fotos de fecha no determinada muestran a la precandidata a una diputación por el Partido Nacional, aparece en unas selfies sexuales, mientras se acaricia, sugiriendo tener encuentro carnal con una persona de identidad desconocida.

Mendoza mantiene actualizado su perfil en redes sociales, promoviendo la candidatura de Hernández y exaltando el partido en el gobierno.

SEXTING. A este fenómeno se le describe como sexting proveniente del  acrónimo de sex (sexo) y texting (escrito, mensaje), se usa para dar nombre a la costumbre cada vez más extendida entre los adultos jóvenes de enviar mensajes o fotografías sexualmente explícitas mediante los teléfonos móviles.

Aunque investigadores han considerado que esta conducta no es “arriesgada”, pues se está convirtiendo en parte habitual del cortejo. El sexting es recíproco y suele ocurrir entre parejas románticas, que ya tienen una relación. No obstante, investigadores españoles han explicado que una imagen en un terminal móvil está segura y no son capaces de proyectar, de imaginar, las variadas formas en que esa imagen puede salir del dispositivo. Un robo, un error, una broma, un extravío… o la voluntad de su propietario.

Las personas involucradas en esta rara conducta, confían plenamente en la discreción, sino el amor eterno profesado, por el destinatario del envío y carecen de experiencia vital suficiente que les invite a pensar en que las cosas, en la vida, cambian por muy diversos factores o suelen sentir cierta presión de grupo que les lleva a ganar notoriedad y aceptación en este contexto, el digital, tan importante para ellos. Este factor, añadido a la plenitud hormonal, puede generar combinaciones poco recomendables.

La necesidad de reconocimiento y de forjar la propia personalidad es uno de los motivos que lleva a jóvenes a tomarse este tipo de fotos. El culto a ciertos tipos de belleza imperantes en publicidad también influye, según sexólogos de la Universidad de Míchigan.

La falta de un concepto más acabado de “privacidad” hace que los adolescentes sean más temerarios y no vean consecuencias al mandar este tipo de imágenes. Existe además menor consciencia de los riesgos y mayor sentimiento de confianza, explica el sitio especializado en psicología Ser Digital.

Existen otras teorías respecto a las causas del sexting. De acuerdo a un estudio hecho por científicos, este comportamiento no estaría asociado a conductas sexuales riesgosas o con problemas psicológicos. Independiente de sus motivos, lo cierto es que el sexting puede tener consecuencias muy negativas en la vida de los jóvenes. De ahí la importancia de que los padres eduquen a sus hijos acerca de los riesgos que esta práctica conlleva.

POST TAGS:
FOLLOW US ON:
Presidenciable de Li
Presentan recurso de
Rate This Article:
NO COMMENTS

LEAVE A COMMENT