HomeInternacionalFiltración telefónica confirma que México no va a pagar el muro de Trump

Filtración telefónica confirma que México no va a pagar el muro de Trump

CIUDAD DE MÉXICO, MÉXICO

(Sputnik) La filtración de una conversación entre el presidente mexicano Enrique Peña Nieto y su homólogo Donald Trump confirma que México no va a pagar el muro que el presidente estadounidense ha ordenado construir, dijo el jueves el presidente del Senado del país latinoamericano Pablo Escudero.

«El presidente Peña Nieto fue contundente y claro con Trump: México no va a pagar el muro, confirma la postura del Gobierno mexicano ante las ocurrencias y amenazas que el ahora presidente de Estado Unidos ha expresado desde su campaña», dijo Escudero en una declaración escrita luego de que The Washington Post publicara la transcripción de la charla telefónica del 27 enero entre los mandatarios.

El líder del Senado señaló que incluso el propio Trump reconoció que el tema menos importante era la construcción del muro.

Sin embargo, el líder de los congresistas mexicanos dijo que Peña Nieto «fue contundente y tajante al reafirmar que su posición ha sido y seguirá siendo firme al asegurar que nuestro país no pagará por ese muro, incluso ante la intimidación de Trump de no continuar las negociaciones con nuestro país».

Escudero responsabilizó a la Casa Blanca de la filtración al diario estadounidense y apuntó que «haber filtrado esta conversación al único que daña es a Trump, pues es evidente que de su propia oficina buscan desestabilizarlo».

En un momento de la conversación, el mandatario estadounidense amenazó a Peña Nieto: «Si vas a decir que México no va a pagar el muro, entonces no quiero reunirme más con ustedes, porque no puedo tolerarlo (…) No puedes decirle eso a la prensa».

Con ese planteamiento y estilo «Trump se pinta de cuerpo entero», dijo el presidente de la Cámara Alta mexicana.
Esa conversación «nos da una buena lectura de lo que enfrenta día a día el presidente Peña Nieto en su relación con Trump, quien de manera rápida se pinta de cuerpo entero con un claro matiz autoritario».

Escudero consideró que la charla hizo evidente que Peña Nieto «no atiende jamás a las ocurrencias del mandatario estadounidense, y deja ver que es un hombre de Estado poniendo por encima de las ocurrencias los temas que son más importantes para nuestro país».

El senador estimó que la réplica del gobernante mexicano fue hecha «con mucha astucia y gran capacidad política, pensando en todo momento en el país, sin dejarse envolver en un lenguaje amenazante y desenmascarando las argucias de Trump».

Según la versión publicada, Peña Nieto propuso: «dejemos de hablar del muro porque creo que hay una manera más creativa de que podemos empezar a buscar una solución».

Escudero señaló que esa fue «una postura firme del presidente».Trump viene insistiendo desde su campaña electoral de 2016 en la construcción de un muro a lo largo de miles de kilómetros de su frontera sur con México, destinado a frenar el ingreso de inmigrantes irregulares.

En abierto desafío a su vecino, ha dicho además que México mismo pagará la construcción del muro.

«Dejemos de hablar del muro, porque creo que hay una manera más creativa de que podemos empezar a buscar una solución», propuso Peña Nieto a Trump en enero.

En la versión de su conversación telefónica que reemplazó su vista frustrada por la controversia pública sobre el tema, el mandatario mexicano dijo a Trump que esa era «la forma en que podemos eliminar ese gran obstáculo de nuestro camino».

Dicho lo anterior avanzó: «Y ahora comencemos a hablar de maneras creativas de cómo se va a resolver ese asunto, porque entiendo plenamente que es su soberano el derecho de hablar de esto, porque usted está protegiendo su frontera sur».

Sin embargo, Peña Nieto insistió en que el asunto debía ser eliminado de la agenda bilateral.

«Pero esto no puede ser lo más importante en nuestro camino, nos impide tener un diálogo y nos impide tener desarrollo económico», dijo Peña Nieto, al tiempo que señaló sus verdaderas preocupaciones sobre el trasiego de armas y dinero desde EEUU a México, y la amenaza de una imposición de aranceles a las exportaciones mexicanas.

Promesas electorales y realidad. El mandatario mexicano comenzó por distinguir que el tema no era nuevo, y que «no es una diferencia personal», pero que le parecía inaceptable.

«Es impensable que pueda ignorar esto, porque consideramos que es totalmente inaceptable para los mexicanos que paguemos por el muro que está pensando en construir» el Gobierno de EEUU, dijo.Peña Nieto señaló a Trump que comprendía que se trataba de una promesa de su campaña electoral.»Entiendo, señor presidente, el escaso margen político que tiene ahora, en términos de todo lo que estableció a lo largo de su campaña», aguijoneó.

Y a renglón seguido esgrimió sus propios límites: «Pero también quisiera hacerle entender, presidente Trump, la falta de margen que tengo como presidente de México para aceptar esta situación».

El líder latinoamericano buscó un compromiso de conciliación.

«Propongo, señor presidente que nos permita buscar formas de salvar estas diferencias, para ambos gobiernos, esto podría constituir una situación de ganar-ganar», prosiguió.

Trump replicó con una petición concreta «Si vas a decir que México no va a pagar el muro, entonces no quiero reunirme más con ustedes, porque no puedo tolerarlo (…) No puedes decirle eso a la prensa», sentenció en la charla sostenida el 27 de enero.Sobre el tema migratorio, Peña Nieto expresó su propio enfoque económico y no de seguridad.

«Permítame ser muy específico en un asunto: cualquier asunto que altere la situación económica en México, creo, también constituye un riesgo potencial para EEUU, especialmente en lo que se refiere a las cuestiones migratorias», advirtió.

Y a continuación vinculó el tema al desarrollo desigual de los dos países.

«Permítame decirle que el mejor muro virtual que creo que podemos construir entre nuestros dos países es asegurarnos de que ambos tengan desarrollo económico», puntualizó.

Costos de la guerra antidrogas. En cuanto al tema del narcotráfico, Trump dijo a Peña Nieto que México «no ha hecho su trabajo».

El líder mexicano replicó: «En términos de seguridad, señor presidente, está claro que el crimen organizado es tanto nuestro enemigo como enemigo de su administración».En ese punto el mandatario mexicano señaló la responsabilidad de la parte estadounidense en el negocio.

«Mucho de lo que está sucediendo en términos de traficantes en México es ampliamente apoyado por cantidades ilegales de dinero y armas que vienen de Estados Unidos», señaló.

Peña Nieto desenfundó el argumento del costo en vidas en la guerra contra el narco del lado mexicano.
«Esto ha llevado a México a luchar contra las bandas criminales con la participación de los militares y de todo el Ejército de México», enfatizó.

A continuación hizo una defensa de las Fuerzas Armadas mexicanas: «Y esto ha llevado muchas vidas dentro del Ejército y todos los elementos que se cometen en esta lucha».

El rol de EEUU fue la clave de la argumentación de Peña Nieto en contra de las pandillas del crimen organizado: «Son grupos criminales que están bien armados, especialmente con armas procedentes de Estados Unidos».Para cerrar su exposición volvió a su propuesta.

«Esto es lo que sugiero, señor presidente: dejemos de hablar del muro», zanjó.

Peña Nieto manifestó que reconoce «el derecho de cualquier gobierno a proteger sus fronteras cuando lo considere necesario y conveniente», al tiempo que subrayó que su posición «ha sido y seguirá siendo muy firme en que México no puede pagar por ese muro».

Trump estuvo de acuerdo al final de la conversación, pero ante la prensa volvió a la carga sobre el tema.

FOLLOW US ON:
Avalancha privatizad
Justicia peruana rec
Rate This Article:
NO COMMENTS

LEAVE A COMMENT