Estás aquí
Inicio > Nacional > Fiscalía de Nueva York confirma que Tony y JOH corrompieron institucionalidad de Honduras

Fiscalía de Nueva York confirma que Tony y JOH corrompieron institucionalidad de Honduras

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

La fiscalía federal de Nueva York planteó hoy en sus conclusiones que el exparlamentario nacionalista Juan Antonio Tony Hernández «corrompió las instituciones de Honduras» a través del narcotráfico.

Asimismo, confirmaron de que el hermano de Juan Orlando Hernández debe ser declarado culpable por haber introducido centenares de toneladas de cocaína a EE.UU. al aprovecharse de la estructura estatal para tal fin.

«El trabajo de Tony Hernández era aceptar pagos para asegurar que no hubiera problemas con envíos de drogas. ¿Cómo lo hizo? Proporcionó información de radar de sus conexiones militares. Se apoyó en Mauricio Hernández y Geovanny Rodríguez por información de puntos de control», indicó uno de los fiscales, según constató el periodista Christian Girón.

Entre las agravantes que le valdrían al excongresista a una larga pena de prisión es que admitió haber participado en reuniones en un restaurante propiedad de Mario José Cubeta Cálix, pues hay fotos de ellos juntos; la información sobre el presunto narcotraficante fue modificada por el mismo Tony dos meses antes de ser arrestado, a fin de no dejar pistas.

Otro motivo que alegaron los acusadores es que el acusado, junto al exjefe narco Alexander Chande Ardón, ayudaron desde 2010 a movilizar toneladas de drogas por Honduras y cuyo destino final fue México.

Para proteger el paso de la droga de el Chapo por Honduras, señalaron, tanto Hernández como el exalcalde de El Paraíso solicitaron los servicios de la Policía Nacional, previamente, el capo mexicano traía la droga a San Pedro Sula, pero necesitaba protección para trasladarla donde chande y moverla posteriormente a Guatemala».

Uno de los mecanismos utilizados por Guzmán fue el uso de camionetas con logos de Televisa para transportar drogas; un grupo de 25 personas fueron arrestados en 2012 en Nicaragua cuando les descubrieron más de seis millones de dólares que llevaban en compartimientos falsos y que iban destinados a la compra de estupefacientes.

«El acusado tenía mucho poder y cualquiera que lo desafiara era asesinado», insistieron y añadieron que la marca TH (las iniciales de Hernández) aparecía en la droga incautada en las camionetas de Televisa y que pertenecían al Cártel de Sinaloa.

«Los narcotraficantes y el Partido Nacional controlan la presidencia…, el acusado Tony Hernandez usaba helicópteros y hay fotos en su teléfono…Usaron (el gobierno) para el tráfico de drogas patrocinado por el Estado», explicaron los fiscales durante las conclusiones del juicio y añadieron que Juan Orlando Hernández y otros narcotraficantes «torcieron el brazo» a la institucionalidad.

«Tony le dijo a Ardon, ‘no serás extraditado mientras el Partido Nacional esté en el poder», reiteraron los acudadores.

Además, Ardón declaró al jurado que pagó unos dos millones de dólares al titular del Ejecutivo nacionalista Juan Orlando Hernández para poder alcanzar la presidencia del Congreso que ostentó entre 2010 y 2014. En 2010, Tony, su hermano y socios tomaron el control del gobierno, luego de que en 2006 Manuel Zelaya ganara las elecciones generales, por lo que al tener el control del Estado llegaron a tener amplios poderes.

En su momento, Hernández llamó al entonces jefe policial Juan Carlos el Tigre Bonilla para que matara a una persona identificada como el Chino luego de ser arrestado en un operativo en el departamento de Colón, «sabía todo acerca de los helicópteros en los que transportaba la droga».

Otra de las agravantes que complican el futuro legal del excongresista que cuando fue arrestado en noviembre de 2018 les hizo saber que tenía conocimiento sobre rutas de la droga que usaban los cárteles.

Las acciones que tomó Tony junto a los señores de la droga podrían ponerlo contra las cuerdas ya que, según la fiscalía federal, se convirtió en un intermediario entre los cárteles y el gobierno para cobrar multimillonarias sumas de dinero que fueron lavados en contratos de infraestructura. Uno de los interlocutores explicó que a pesar de que los Cachiros fueron designados como narcotraficantes, «pero Tony  se sentó con él (Devis Leonel), un notorio narcotraficante y la defensa trató de decir que era un negocio legítimo».

Asimismo, se abordaron los señalamientos de la DEA y la ATF en torno a los negocios entablados por Hernández por sus relaciones con el narcotráfico, por lo que todo apunta que será declarado culpable.

«Hagan justicia, encuentren a este hombre, intocable en Honduras, culpable de todos los cargos», dijeron los fiscales que aportaron evidencias durante el juicio que finalizó ayer.

Deja una respuesta

Top