Estás aquí
Inicio > Nacional > Fiscalía de Nueva York confirma que Tony vendió armas al Cártel de Sinaloa y las FARC a cambio de cocaína

Fiscalía de Nueva York confirma que Tony vendió armas al Cártel de Sinaloa y las FARC a cambio de cocaína

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

El exparlamentario hondureño Juan Antonio Tony Hernández habría vendido armas al Cártel de Sinaloa y a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) a cambio de toneladas de cocaína, reveló hoy la fiscalía federal de Nueva York.

Según papeles filtrados a la organización Pro Honduras Network, el hermano del titular del Ejecutivo nacionalista Juan Orlando Hernández, afronta cargos por tráfico de armas a fin de facilitar el envío de toneladas de drogas a EE.UU., por lo que entró en negociaciones con ambas organizaciones para venderles pesados arsenales.

El Departamento de Justicia de EE.UU., a través de la fiscalía neoyorquina, presentaron ayer un memorando en el que aseguraron que el imputado sí movilizó armas a favor del cártel jefeado por Joaquín el Chapo Guzmán y las FARC, por lo que la pena contra Tony, dictada por el juez federal Kevin Castel podría ser muy elevada.

Los acusadores señalaron a Castel que las FARC han sido los mayores productores de cocaína del mundo y Hernández se constituyó en uno de los principales proveedores de armas, por lo que un especialista de la Administración para el Control del Tabaco y Armas (ATF, en inglés) presentará evidencias durante el juicio que se realizará en octubre próximo.

El especialista, dijo en el memorando el fiscal federal Geoffrey Berman, ayudará a explicar al jurado, mediante evidencias y relatos, como Tony entró en alianzas con la delincuencia organizada para introducir drogas a EE.UU. o su respectiva facilitación.

«Ademas, el Gobierno tiene la intención de llamar a un Oficial de Control de Armas de Fuego (FEO, en inglés) de la ATF para testificar como experto sobre armas poseídas por el acusado y sus coconspiradores, como pistolas Glock, AK-47, AR-15, M16, IMI Galils, RPG, lanzagranadas de 40 milímetros FN», explicó la oenegé en un boletín de prensa.

El hermano del actual inquilino del palacio José Cecilio del Valle también vendió pistolas Beretta, Kel-Tec, rifles FAL de grueso calibre y ametralladoras M60.

«El Gobierno planea ofrecer testimonios de expertos de la FEO en relación a que las armas de fuego califican como ametralladoras y dispositivos destructivos bajo el artículo 18 del Código Penal de EE.UU., sección 924, para los propósitos de los cargos dos y tres (relacionados con el tráfico de armas), así como la funcionalidad, capacidades y usos comunes de estas armas», se especificó.

Tony entró en alianzas con cárteles de la droga de México y Colombia, quienes actuaron como coconspiradores para mover armas para otras organizaciones criminales, según los testimonios que en su momento presentaron CW2 y CW5 (testigos colaboradores 2 y 5, en inglés), que ha servido de insumo para culminar varias investigaciones en las que está involucrado el excongresista del Partido Nacional.

Esos testigos confirmaron su rol en la conspiración para traficar armas y ambos coincidieron en que Hernández fue el receptor de tales cargamentos y habría contado con la colaboración de altos oficiales de Policía asignados al occidental departamento de Copán.

«(Tony entregó armas a los acusados en el departamento de Copán y luego proporcionó armas a los miembros de los Valles, quienes enviaron las ametralladoras a Colombia… El acusado coordinó esta transacción a través de (varios) conspiradores, incluido un miembro de los Valles,», expuso el fiscal Berman en el memorando que ya tiene en sus manos el juez Castel.

«Esperamos que CW2 y CW5 puedan testificar, con relación a una transacción en la que el acusado vendió a CW5 un alijo de ametralladoras que luego fueron vendidas por este último a los miembros del Cártel de Sinaloa y también ayudó a distribuir la cocaína del acusado en EE.UU. El acusado coordinó esta transacción a través del individuo identificado en nuestros memorandos in limina como CC2 (coconspirador 2). Las ametralladoras, que estaban envueltas en plástico, fueron entregadas a CW2 por un oficial de Policía del departamento de Copán y CW2 hizo que las ametralladoras fueran entregadas a CW5 en Guatemala en dos entregas (una de las cuales también incluía un envío de cientos de kilogramos de cocaína)», externó el acusador federal.

Tanto CC-2 como un conspirador que entregó el primer lote de ametralladoras a CW5 confirmaron la participación del acusado. «CW5 hizo que algunas de las ametralladoras fueran transportadas al personal del Cartel de Sinaloa  junto con varias toneladas de cocaína y ese cártel usó las ganancias de las drogas para pagar las armas».

El fiscal Berman espera que el hermano de Juan Orlando Hernández sea hallado culpable y se le dé una pena que, en el peor de los casos, podría ser cadena perpetua sin derecho a libertad condicional.

Deja una respuesta

Top