Estás aquí
Inicio > Nacional > Fiscalía usa a la prensa tradicional para tergiversar que el crimen de Sherill Yubissa fue un suicidio

Fiscalía usa a la prensa tradicional para tergiversar que el crimen de Sherill Yubissa fue un suicidio

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

El Ministerio Público de Honduras tomó la decisión de encubrir a los autores materiales e intelectuales de la funcionaria de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC), Sherill Yubissa Hernández, al asegurar que se quitó la vida en junio del año anterior en la localidad de Santa Rosa de Copán.

Mediante un comunicado girado a algunos directores de medios afines al fiscal Óscar Chinchilla a pocas horas de cerrar labores por el megaferiado de octubre, se hizo saber que la muerte de Hernández fue mediante suicidio y no por asesinato como dictaminó en su momento la exdirectora de Medicina Forense, Julissa Villanueva, quien sustuvo que hubo participación de los miembros de la ATIC en el hecho criminal.

Resulta hasta misterioso que Chinchilla tuviera que recurrir a la Dirección Nacional de Investigación e Inteligencia (DNII) para proceder a «investigar» el crimen de la agente, cuando ese papel debió asumirlo la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) para esclarecer cómo se suscitaron los hechos y establecer conclusiones a fin de dar con los autores materiales e intelectuales del hecho que puso al descubierto las estructuras mafiosas que operan al interior de la Agencia.

El hecho de acudir al ente adscrito al todopoderoso Consejo Nacional de Defensa y Seguridad (CNDS), presidido por Juan Orlando Hernández, fue para tapar las huellas y perpetuar la impunidad ya que de haber aprehendido a los hechores podrían arrojar valiosa información que comprometería a la alta cúpula del Ministerio Público.

La idea (y complicidad) del fiscal general es que la causa sea cerrada y archivada a modo de evitar cualquier investigación futura, por lo que buscar limpiar la cuestionada imagen de la ATIC que en el último año se vio involucrado en varios asesinatos de estudiantes y personas acusadas de haber pertenecido a la delincuencia organizada.

Por su parte, Villanueva aseguró en su momento que detrás del asesinato hay un pez gordo que no quiere ser cazado y reiteró que hay complicidad entre los que dirigen la entidad.

ConfidencialHN confirmó a través de fuentes totalmente creíbles que la ahora occisa fue liquidada en circunstancias misteriososas dentro de su vivienda de Santa Rosa de Copán por un compañero de trabajo y que coincidió con los análisis post mortem que realizó la exjefa forense, quien señaló al director de la ATIC, Ricardo Castro, de encubrir el incidente.

Los datos recabados por este periódico indicaron que la víctima recibió el disparo en la sien derecha, ya que por el impacto de la bala provocó salida de sangre por la nariz; la dama fue estrangulada hasta morir, luego recibió el disparo y se trastocó la escena original.

Lea el comunicado de la fiscalía general que busca desestimar que la muerte de la agente Hernández fue por asesinato: 

El Ministerio Público, a la ciudadanía en general, informa:  

1. Que, el 9 de junio del año 2018 falleció nuestra agente de investigación (ATIC), Sherill Yubissa Hernández Mancía, en la ciudad de Santa Rosa de Copán, muerte que causó dolor y tristeza a su familia y al Ministerio Público.  

2. Que, para investigar este lamentable hecho, las autoridades del Ministerio Público conformaron un equipo multidisciplinario de diferentes instituciones como la Dirección Nacional de Investigación e Inteligencia (DNII), integrado por fiscales, investigadores, forenses, especialistas en balística, analistas, patólogos y otros, quienes fueron asistidos por un conjunto de expertos internacionales.  

3. Como resultado de la investigación se obtuvieron numerosos elementos de prueba entre los que podemos destacar: declaraciones testificales, pericias de marcas y patrones, análisis financieros, autopsia psicológica, análisis balístico, pruebas toxicológicas, inspección de la escena del crimen, reconstrucción del hecho.  

4. Las investigaciones también demostraron la ausencia de evidencia que oriente a un homicidio y por el contrario si existe diversidad de evidencia con factores de riesgo que lleva a concluir que su muerte es un acto suicida.  

5. Por lo que después de un minucioso estudio y la valoración en su conjunto de todos los elementos de prueba por parte del equipo multidisciplinario se concluyó que la muerte de la Agente Sherill Yubissa Hernández Mancia fue un SUICIDIO por lo tanto no existe delito cometido.  

Finalmente, el Ministerio Publico garantiza su compromiso con la justicia, enmarcándose en esta, como en todas sus actuaciones, bajo el principio de objetividad, brindando de esta forma certeza a su proceder y a su actuar imparcial, mediando el mandato de la Ley como única guía de su actividad. 

Tegucigalpa, Municipio del Distrito Central, 26 de septiembre de 2019. 

Deja una respuesta

Top