Gerente de ENEE quiere beneficiar a empresa Laeiz con contrato sobrevalorado a térmica ceibeña

TEGUCIGALPA, HONDURAS

(Primera parte) La Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) podría perder cientos de millones de lempiras ya que el gerente de la estatal, Jesús Mejía, habría incurrido en actos de corrupción respecto a la contratación de unos 820 megavatios de electricidad a fin de favorecer a Comercial Laeisz  en perjuicio de otros oferentes que presentaron las mejores opciones para proveer plantas térmicas.

En esta primera entrega de ConfidencialHN establece cómo se han ido creando una red de contactos, originados precisamente desde la gerencia de la ENEE -y el ganador de la licitación pública internacional LPI 100-009/2017- para influir en la Secretaría de Finanzas que se exonere el pago de diésel y búnker a pesar de que están consignadas en las bases suscritas entre ambas partes.

Centenares de documentos analizados por este periódico evidencian la manera en que Mejía busca dar beneficios a empresas particulares para que tengan más ganancias en perjuicio de los intereses de la ENEE, por lo que los señalamientos en su contra suman y siguen, por lo que los consumidores tendrán que pagar altas sumas de dinero por los onerosos contratos que, asimismo, producen pérdidas multimillonarias al tesoro público.

Varios anexos dan cuenta de que la intención de exonerar impuestos por carburantes a Laeisz (conocida también como Laeisz Rental) ya que “no estaba contemplada en las bases, ni enmiendas emitidas, ni pactado en los contratos firmados. Al día de hoy -según los denunciantes que optaron por no revelar sus nombres- no se sabe si la exoneración fue otorgada o no por Finanzas…en caso de que hubiera ocurrido, entonces se cometió un grave error pues las bases de licitación solicitaban incluirlo y con esta omisión debió ser eliminado del proceso”.

Los informantes explicaron que con el hecho de que la compañía -propiedad de Bernardo Hirsch- esté intentando no honrar sus obligaciones pactadas en la licitación tiene que ser excluida “porque si están insistiendo que no paguen impuestos implicaría que sus costos serían más altos que los presentados por la competencia quienes sí incluyeron en sus ofertas los respectivos cargos” que es de seis centavos de dólar por kilovatio, extremo que Laeisz pretende evadir para ahorrarse millones de dólares.

En el caso de que Mejía cumpla sus presiones contra Finanzas para beneficiar a Hirsch, estaría afectando la libre empresa, amañando el proceso de licitación, corrupción comprobada, abuso de autoridad, violación a los deberes de los funcionarios, entre otros delitos, pues decidió intervenir de manera personal para que unas seis compañías, entre ellas, Elcosa, Camosa, Herramientas Manuales Centroamericanas, Nacional de Ingenieros división Electromecánica y varias que presentaron ofertas más accesibles a los intereses de la ENEE.

Una serie de anexos explican que en septiembre de 2017 se llamó a licitación internacional que concluyó en noviembre de ese mismo año, en la cual se concedieron a Laeisz 20 megavatios para el sub bloque 2 de la central térmica de La Ceiba, 20 megas para el sub bloque 2, lote 2 para la estación de San Isidro y 30 para otro sub bloque Reguleto, ubicado a inmediaciones de Sabá; las nueve enmiendas efectuadas a los contratos especifica que los tres lotes concedidos al oferente pueden estar unificados en el mismo sitio, por lo que Mejía dio el privilegio de que el ganador permitiera simular (fingir) ofertas bajas y que luego pediría que no se le cobre tributos.

Sobre el tema, no hay documentación o norma legal aprobada por el Legislativo que permita exoneraciones tributarias; de hecho, la asamblea aprobó en las disposiciones generales de la Ley de presupuesto de 2017, publicado en La Gaceta el 27 de diciembre de 2016 de que los contratos firmados a nombre de la administración pública -especificados en el artículo 69-, “incluye el pago de los impuestos correspondientes, salvo exoneración expresamente determinada por una ley nacional o internacional”.

“El vendedor será el responsable de pagar los impuestos a las instituciones gubernamentales correspondientes. El vendedor detallará cada mes la factura que entregará al comprador (ENEE) los valores que correspondan a todos los pagos por concepto de impuesto, no obstante, es entendido que los precios consignados en la claúsula 18 (del convenio) incluyen los impuestos exceptuando el Impuesto Sobre Ventas”, establece una de los apartados que pretenden ser quitados para beneficiar a la empresa.

Los contratos que fueron suscritos por Mejía a beneficio de Laeisz son lesivos para las exangües finanzas de la estatal ya que terminan favoreciendo más allá de lo pactado con Hirsch, pues la ENEE paga alrededor de 11 centavos de dólar (usando tecnología diésel), cuando el precio de referencia debería ser de alrededor de 7 centavos por cada kilovatio (generado por plantas propulsadas por búnker) entregado a la red pública de alta tensión, por lo que hay una diferencia cercana a los 4 centavos de dólar, según una estimación efectuada por este periódico.

Conocedores del tema precisaron que en esta simulación hay una ganancia extra de hasta 2.5 millones de dólares (60 millones 741 mil 250 lempiras al cambio del 27 de noviembre de 2018), por lo que la empresa proveedora está ganando cada año la fabulosa y espectacular suma de 728 millones 895 mil lempiras, más de lo permitido por el contrato, por lo que resulta hasta insólito que la empresa pública pague una tasa fija a Laeisz sin importar que use diésel o búnker para sus generadores, a sabiendas que el segundo -también conocido como fueloil- es más barato y es utilizado única y exclusivamente para producción de energía eléctrica y traería un enorme ahorro a las finanzas.

Si bien las bases de licitación y contratación establecen que los oferentes pueden cambiar de tecnología (pasar de búnker a diésel o viceversa) siempre y cuando haya una disminución del costo de energía,  extremo que no ha ocurrido por las constantes alzas a los carburantes ocurridas durante los últimos meses. Laeisz accedió a información exclusiva y de primera mano para ir un paso adelante con relación a sus competidores directos y trastoca los principios de la libre competencia, pilar fundamental para quienes emprenden fuertes inversiones en el sector privado, pero también esto fue provocado por funcionarios que, en un afán de codicia y ventajismo, optaron por beneficiar a unos pocos con intereses lesivos al Estado de Honduras.

Otro hallazgo efectuado por ConfidencialHN señala que los responsables de haber elaborado el contrato entre la ENEE y Laeisz diseñaron una fórmula que permite interpretar al beneficiario el cobro de cargos fijos que no sólo abarcan la potencia contratada, sino una mayor que puedan entregar a la red. El apartado 18.2, referente al cálculo de cargo fijo y el 18.4 que habla de la determinación de la capacidad firme demostrada, permite que se le pueda pagar cualquier cantidad de dinero por ambos cargos.

Estos incidentes fueron aprovechados al máximo por ambas partes, ya que pudieron encontrar lagunas en la Ley de contratación del Estado en cuanto a los cambios a la suscripción de obras ya que -según el artículo 123 de la norma- “toda modificación deberá ser debidamente fundamentada y procederá cuando concurran circunstancias imprevistas al momento de la contratación o necesidades nuevas, de manera que esa sea la única forma de satisfacer el interés público perseguido y el valor de las modificaciones acumuladas no podrán exceder del veinticinco por ciento (25%) del monto inicial del contrato”.

En caso de que excediera esa cifra, el documento deberá pasar por el Legislativo para su respectiva discusión y aprobación o veto. En este escenario, ni Mejía ni los ejecutivos de la empresa oferente prefirieron no enfrentarse a tortuoso camino y acordaron las ampliaciones, a sabiendas de que cualquier irregularidad podría acarrear cualquier  problema judicial futuro.

Una de las empresas afectadas, identificada como Petróleos Americanos de Honduras S.A. de C.V. ganadora prelimnar de uno de los sub bloques térmicos, terminó siendo descalificada por la directiva de la ENEE al alegar que no “cuenta con la experiencia necesaria para desarrollar el proyecto” aunque el comité evaluador aprobó todos los requisitos que presentó la misma, sobre todo, por ser la oferta más baja.  No obstante, fue cedido a Laeisz sin importar que no contaba con la experiencia necesaria para desarrollar proyectos de mediana a gran envergadura.

Otro hecho, que es de alto peligro, es la instalación del parque térmico en la zona de Reguleto, ubicada a inmediaciones de La Ceiba, la cual está protegida por la Secretaría de Recursos Naturales o Miambiente ya que se sitúa en una zona de amortiguamiento del Parque Nacional Nombre de Dios y que se tiene como prohibición talar bosques, sin embargo, eso no ha importado a los responsables del proyecto ni a las autoridades de la estatal. Al ser una zona protegida, se debió consultar a las comunidades si estas estaban de acuerdo con la puesta en operación de la central eléctrica, por lo que se transgredió la norma 169 de la Organización Internacional del Trabajo.

Sin importar el impacto que generará la operación del complejo termoeléctrico, Miambiente dirigido por José Galdámez, determinó emitir la respectiva licencia en contra de la voluntad de las comunidades porque no se efectuaron las consultas previas.

About the author

Related

JOIN THE DISCUSSION

Comments

  • Cesar 6 diciembre, 2018 at 9:59 pm

    Hola, tengo una informaciona adicional de la corruccion del Alcalde Ceibeño Jerry Sabio como se invento el documento de Cabildo Abierto en secretividad que no fue aprobado por los regidores y como tergiversaron el debido proceso con patronatos falsos y una comision ilegal para tratar de convencer a las comunidades que aceptaran. Las comunidades no lo han aceptado ni los dueños aledaños al terreno que son los que les corresponde y el emitio dicho documento de aceptacion en Cabildo Abierto en secretividad. Tengo docs de Parque Nombre de Dios, y los de Cabildo, ademas de inversionistas de turismo que se oponen a dicho proyecto que no encajan con la inversion de naturaleza.

    Reply