Estás aquí
Inicio > Internacional > Gobierno de Ecuador insiste en que mantiene asilo a Assange

Gobierno de Ecuador insiste en que mantiene asilo a Assange

QUITO, ECUADOR

(Spútnik) El Gobierno de Ecuador insistió en que no ha retirado el asilo al ciberactivista Julian Assange, refugiado en su embajada en Londres desde junio de 2012.

«El Ministerio de Relaciones Exteriores de Ecuador reitera una vez más que el Gobierno del Ecuador no ha ordenado la salida del señor Julian Assange de las oficinas de la Embajada de Ecuador en Londres», señala un comunicado difundido por la cancillería donde se anota que el presidente Lenín Moreno «no ha dado instrucciones, en ningún momento, en ese sentido».

La aclaración se da luego de que en un conversatorio con prensa extranjera en Madrid, a donde viajó en una visita oficial, el presidente Moreno dijera que el asilo del fundador de WikiLeaks «no se puede prolongar eternamente y que en algún momento habrá que darle una salida», sin especificar el tiempo que tomará tramitar aquello.

A decir del mandatario, la salida del informático australiano deberá concretarse, «sí», pero debe darse «mediante conversaciones entre los Gobiernos de Ecuador e Inglaterra».

«Si nosotros estamos hablando que el diálogo es el mejor mecanismo de acercamiento y entendimiento, hemos de ser nosotros los primeros en practicarlo», apuntó el jefe de Estado.

Días atrás el presidente había señalado también que «en algún momento hay que dar solución al problema, porque no es deseo del Gobierno del Ecuador ni se considera apropiado para el señor Assange que éste permanezca asilado de por vida».

Ecuador ha manifestado en varias ocasiones que busca una solución conjunta con Inglaterra, pero que el tema no se resolverá en el corto plazo.
De su lado, la defensa de Assange se ha quejado de que no existe apertura por parte de Gobierno ecuatoriano para avanzar en las conversaciones y encontrar una salida a la situación.

Assange, quien permanece incomunicado desde el 28 de marzo, se refugió en la sede diplomática ecuatoriana tras perder todas las apelaciones contra la extradición que Reino Unido se aprestaba a cumplir, accediendo al pedido de la Fiscalía sueca que lo requería para juzgarlo por presuntos delitos sexuales.

El también periodista rechazaba su extradición alegando que Suecia lo entregaría a Estados Unidos, donde podría enfrentar la pena de muerte por haber publicado miles de documentos secretos que destaparon las atrocidades del Ejército estadounidense en Irak y Afganistán.

Deja una respuesta

Top