Estás aquí
Inicio > Internacional > Gobierno de Guatemala afirma que persiste advertencia de EEUU por acuerdo migratorio

Gobierno de Guatemala afirma que persiste advertencia de EEUU por acuerdo migratorio

SAN SALVADOR, EL SALVADOR

(Spútnik) El ministro de Gobernación de Guatemala, Enrique Degenhart, dijo en rueda de prensa que persisten las amenazas de impuestos a remesas hechas por EEUU contra el país, ya que pese a que el acuerdo migratorio fue suscrito aún restan trámites internos vinculados a él.

«Dio a conocer Degenhart Asturias que la advertencia que hizo EEUU hace algunas semanas, con respecto a dicho acuerdo, no ha desaparecido», publicó el Ministerio de Gobernación en su cuenta de la red social Twitter sobre los dichos del ministro en rueda de prensa.

La conferencia fue realizada luego de la reunión con el secretario interino de Seguridad Nacional de EEUU, Kevin McAleenan, quien está en Guatemala.

El presidente de EEUU, Donald Trump, amenazó el 23 de julio a Guatemala con una prohibición, aranceles y gravámenes a remesas luego de que la Corte de Constitucionalidad (CC) del país centroamericano dio lugar a amparos para evitar la firma de un acuerdo de tercer país seguro.

La CC estableció que un acuerdo de esa naturaleza entre ambos países debe ser sometido a consideración del Congreso, lo cual impidió que el presidente Jimmy Morales viajara a Washington a mediados de julio para firmar el acuerdo.

Ante esta situación, el 24 de julio pasado el Gobierno presentó ante la Corte de Constitucionalidad un recurso de revocatoria al amparo provisional otorgado.

Tras esa gestión, el 26 de julio el Gobierno de EEUU y el de Guatemala firmaron el convenio que busca frenar la migración masiva desde esa nación centroamericana.

Degenhart Asturias explicó que «ya se está evaluando la ruta que debe seguir el convenio para su aprobación (en el país), ya que actualmente existen dos rutas, siendo una de ellas que lo conozca el Congreso de la República».

«En el envío al Congreso de la República es más tardado, debido a que debe conocerse en el pleno, lo cual retrasaría la entrada en vigencia y la implementación del acuerdo», agregó.

El ministro de Gobernación explicó que se está a la espera de la resolución de la CC, ya que esto también influirá en la ruta que se tomará para la vigencia e implementación del acuerdo.
Además, indicó que en la reunión el secretario de EEUU manifestó que dicho país respetará los procesos internos para la aprobación y vigencia del acuerdo suscrito.

McAleenan se reunió con el presidente de Guatemela, Jimmy Morales, y tras el encuentro Dagenhart reiteró que EEUU podría adoptar medidas para agilizar la implementación del acuerdo de marras, mediante el cual Guatemala acogería a los solicitantes de asilo rechazados por la nación norteña.

El titular de Gobernación (Interior) adelantó que el país estaría recibiendo a hondureños y salvadoreños, y que conjuntamente con EEUU proseguirá el combate a las estructuras transnacionales dedicadas al tráfico de personas.

El funcionario estadounidense llega en medio de la polémica desatada por la firma del Acuerdo de Cooperación Respecto al Examen de Solicitudes de Protección, al que Washington se refiere coloquialmente como un convenio de tercer país seguro.

De hecho, 16 congresistas estadounidenses enviaron una carta en la que instaron a McAleenan a rescindir de inmediato el acuerdo, tildado de «irresponsable» por la representante demócrata de origen guatemalteco Norma Torres.

En la misiva, los legisladores federales citan la falta de capacidad de Guatemala para integrar económica y socialmente a un número sustancial de solicitantes de asilo, amén de sus «elevados niveles de corrupción pública, pobreza y violencia».

Los congresistas estiman que el acuerdo de tercer país seguro ignora las causas que impulsan la salida de los guatemaltecos con rumbo a EEUU, y añaden que seguir adelante con la aplicación del convenio las exacerbaría.

El convenio de marras precisa que «Guatemala no retornará ni expulsará a solicitantes de protección», de cuyo traslado se encargará EEUU, a menos que el solicitante abandone el requerimiento o este le sea denegado.

EEUU solo procesará en su territorio las solicitudes de protección de menores no acompañados, y de las personas que hayan ingresado al país con una visa válida, que no sea de tránsito.

A Guatemala le corresponderá evaluar una por una las solicitudes de protección, según las políticas migratorias nacionales y lo establecido en el convenio.

En octubre del año pasado comenzaron a partir desde Centroamérica multitudinarias caravanas de migrantes con destino a EEUU, hecho que fue catalogado por Trump como un problema para la seguridad nacional.

Deja una respuesta

Top