Estás aquí
Inicio > Internacional > Gobierno de Guatemala prohíbe al jefe de la CICIG Iván Velásquez entrar al país

Gobierno de Guatemala prohíbe al jefe de la CICIG Iván Velásquez entrar al país

CIUDAD DE GUATEMALA, GUATEMALA

(Prensa Libre) A través de un oficio, el presidente Jimmy Morales ordenó a la Dirección General de Migración no dejar entrar al jefe de la Cicig por ningún puesto fronterizo del país.

La comunicación oficial se hizo pública de manera anónima, sin embargo, varias fuentes han confirmado su veracidad. Ahí se instruye a Migración a evitar el ingreso del colombiano por razones de Orden Público y Seguridad Pública, de acuerdo con el artículo 66 del Código de Migración.

“Iván Velásquez Gómez tiene impedimento para ingresar al territorio nacional”, se lee en la comunicación oficial, firmada por Raquel María Vicente, de la Subdirección de Control Migratorio.

El jefe de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), Iván Velásquez, se encuentra fuera del país. Según la oficina de prensa de la Comisión, por una agenda de trabajo que sostiene en Washington, D.C., Estados Unidos.

La prohibición de dejar entrar al jefe de la Cicig al país amplía más el distanciamiento del Ejecutivo con la entidad de la Organización de Naciones Unidas, tan solo cuatro días después de que Morales anunciara que no renovará el mandato de la Comisión, que vence en septiembre de 2019.

El vocero de la Cicig, Matías Ponce, informó que Velásquez sigue en EE. UU. y aún no han sido notificados de ninguna prohibición migratoria.

“La Comisión no ha recibido ninguna información oficial al respecto. El comisionado continúa con su labor y agenda con total normalidad en Nueva York y Washington, en EE. UU. Mientras tanto, el trabajo de la Comisión continúa en función del acuerdo del Estado de Guatemala y las Naciones Unidas”.

Raquel Zelaya, presidenta de la Asociación de Investigaciones y Estudios Sociales (Asíes), dijo estar “sorprendida” por la decisión “preocupante” de no permitir el ingreso al titular de la Cicig, ya que eso iría en contra del acuerdo firmado entre el Estado de Guatemala y las Naciones Unidas que obliga al primero a dar todas las facilidades para que la comisión haga su trabajo.

La Dirección General de Migración, añadió Zelaya, debe explicar bajo qué marco legal cree que puede prohibir el ingreso de Velásquez; además, no descartó que la medida pueda ser ilegal.

“Se podría revertir lo que dijo el presidente de que las órdenes ilegales no se cumplen”, expuso Zelaya, quien remarcó que el acuerdo de creación compromete al estado de Guatemala a dar facilidades de migración y de visa a los funcionarios de Cicig.

A la vez de considerar “preocupante” una decisión de esa magnitud, la analista añadió que pareciera que es ilegal.

Al respecto, el Procurador de los Derechos Humanos, Jordán Rodas, afirmó que el artículo 60 del Código de Migración, al cual refiere la nota emitida por la DGM, no hace ninguna referencia al contenido de la misiva.

Agregó que, independientemente de la legalidad o no de la decisión, la medida gubernamental es una obsesión del presidente Jimmy Morales que “nos lleva a una crisis innecesaria por una vendetta personal” ya que se siente perjudicado por las investigaciones de la Cicig.

Rodas expuso que no permitir el ingreso de Velásquez “es parte de una estrategia perversamente planificada”.

“Están viendo las reacciones de la comunidad internacional, sectores sociales, academia, autoridades indígenas… ¡algo les debería de hacer!”, añadió el magistrado de conciencia.

Añadió que con la medida el gobierno “raya en resoluciones ilegales” algo que ya sería competencia del Ministerio Público.

“En lugar de resolver otros problemas, nos empantanan y la comunidad nos verá como un país que no tiene una cabeza lúcida ni un norte en búsqueda del bien común”, agregó.

Juan Francisco Sandoval, titular de la Fiscalía Especial contra la Impunidad (Feci), dice estar sorprendido ante la decisión del gobierno de no permitir el ingreso del comisionado Iván Velásquez al país. «Lamento la decisión», dijo.

«En lo personal estoy a expensas de posibles acciones a tomar o a expensas de quién esté legitimado para plantear alguna acción si se considera la existencia de agravio», dijo Sandoval.

Al ser consultado por las acciones a seguir, debido a que Velásquez está amparado por la Corte de Constitucionalidad, Sandoval mencionó: “Eso será parte del objeto de análisis y verificar si hay alguna conducta ilícita que perseguir”.

El mandato de la Cicig contempla el retiro de la cooperación por tres causas puntuales, sin embargo, en el extremo que se prohíba el ingreso al país del jefe de la Comisión, aplicaría esta razón:

Si el Estado deja de cooperar plenamente con la Cicig de una manera que obstaculice sus actividades.

El jefe de la Cicig, según el acuerdo de creación de la Comisión, tiene los mismos privilegios e inmunidades y exenciones que goza el cuerpo diplomático acreditado en el país, además, inviolabilidad personal, con inmunidad de jurisdicción penal, civil y administrativa de conformidad de la Convención de Viena.

Velásquez también goza en el puesto de jefe de la Cicig, de exención de disposiciones que restrinjan la inmigración y otros registros extranjeros, las mismas inmunidades y facilidades respecto de su equipaje propio o personal que la Convención de Viena concede a los agentes diplomáticos.

Deja una respuesta

Top