HomeNacionalGobierno no quiere pagar 120 millones de lempiras en aumentos a empleados de Salud

Gobierno no quiere pagar 120 millones de lempiras en aumentos a empleados de Salud

TEGUCIGALPA, HONDURAS

El gobierno hondureño se resiste a pagar más de 120 millones de lempiras en aumentos retroactivos a empleados de enfermería, técnicos de laboratorios, auxiliares clínicos del sistema sanitario público, lo que ha generado malestar en los atormentados empleados.

Resulta que en octubre de 2015, la secretaría de Salud firmó, con los empleados de enfermería y otras áreas, un aumento salarial que sacó a este segmento de la escala del salario mínimo, unos ocho mil lempiras en su escala más baja y pasaron a devengar 14 mil lempiras mensuales.

El acuerdo señala que el aumento debió entrar en vigencia desde enero anterior; sin embargo, han trascurrido siete meses y no se ha hecho efectivo el incremento a los más de 4,500 trabajadores que laboran en el área de enfermería y laboratorios del sistema de salud0.

Todo este «embrollo», dijo uno de los dirigentes de la Asociación de Enfermeras, está relacionado con el no reconocimiento del gobierno la legítima autoridad de la Asociación Nacional de Enfermeras Auxiliares de Honduras (ANEEAH), que en mayo de este año eligió a un nuevo presidente, pero la secretaría de Gobernación no lo quiere reconocer, dijo.

Yaneth Almendares, quien fungió como presidenta de las enfermeras durante dos periodos consecutivos, fue separada por la secretaria de Salud, Mireya Batres, por haber denunciado anormalidades cometidas por las autoridades del organismo acerca de los casos de chikunguña.

El 2 de mayo anterior, los 186 delegados nacionales del gremio de las(os) enfermeros(as), convocó a asamblea extraordinaria en donde salió electo en el cargo Josué Orellana. Hasta la fecha, Gobernación se resiste a reconocer la legalidad de la asamblea, manteniendo en el cargo a Carmen Zelaya, quien fue puesta como presidente por ley, en ausencia de Almendares.

Carmen Zelaya era la fiscal en la antigua asociación, pero le correspondía a la vicepresidenta asumir el cargo, dijo la fuente, pero en una típica confabulación del gobierno, con el «actual viceministro de salud, Francis Contrera,s se ha impuesto ilegalmente a esta señora (Carmen Zelaya)», explicó.

Aseguró que el gobierno, por no pagar el aumento en forma retroactiva a los empleados de enfermería y a los otros técnicos, es que mantienen en acefalía la organización gremial. «Ellos, comentó, han cooptado a estos dirigentes, y confabularse con ellos para evitarle al gobierno que erogue más de 120 millones de lempiras para pagar los aumentos salariales en forma retroactiva» concluyó.

 

 

 

 

FOLLOW US ON:
Identifican al autor
Lo último: sacan de
Rate This Article:
NO COMMENTS

LEAVE A COMMENT