HomeNacionalHoy se cumplen cinco meses de impunidad en el crimen de Berta

Hoy se cumplen cinco meses de impunidad en el crimen de Berta

TEGUCIGALPA, HONDURAS

Este 5 de agosto se cumplen cinco meses del asesinato de la dirigente indígena y ambientalista hondureña Berta Cáceres, quien se opuso a la construcción de la represa Agua Zarca en territorios ancestrales lencas.

ConfidencialHN hace un recuento de estos cinco meses de impunidad en el crimen de la ambientalista que, si bien se detuvo a los autores materiales del crimen, no se ha dado con quienes ordenaron la ejecución de la ambientalista.

Cabe recordar que Berta Cáceres fue defensora de los derechos humanos y del medio ambiente. El 2 de marzo, desconocidos -posteriormente capturados- entraron en su casa en la occidental ciudad de La Esperanza y la asesinaron a balazos.

Cáceres lideraba un movimiento en defensa del territorio del pueblo Lenca, especialmente una lucha en contra del proyecto hidroeléctrico Agua Zarca en el río Gualcarque, un río sagrado para el pueblo Lenca en Honduras.

En los últimos años, tanto Berta como su familia e integrantes del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh) han sido víctimas de numerosos actos de hostigamiento, amenazas, persecución y criminalización por agentes estatales y no estatales.

Los hechos de persecución fueron denunciados y públicamente conocidos, sin embargo, no se adoptaron medidas efectivas de protección y Berta padeció una arremetida mediática que, incluso después de su asesinato, pretendió degradar su lucha.

Las autoridades detuvieron semanas después del crimen a cuatro personas sospechosas de participar en el crimen. Los acusados son Douglas Bustillo; Mariano Díaz Chávez, un mayor del Ejército hondureño; Edilson Duarte, un capitán retirado; y Sergio Rodríguez, directivo de la empresa Agua Zarca, que promueve un proyecto hidroeléctrico en el oeste de Honduras al que se oponía la líder social.

Cabe recordar que una de las personas implicadas en la muerte de la activista indígena hondureña Berta Cáceres, cuya identidad no ha sido revelada, ha confesado que participó en el crimen y recibió 500.000 lempiras (22.0000 dólares) para planificarlo.

Uno de los imputados también ha detallado la forma en que distribuyó el dinero y que cada uno de los sicarios que participó en el asesinato de la ambientalista habría recibido 50.000 lempiras (2.200 dólares).

Ante la incapacidad del Estado hondureño por dar con los responsables intelectuales del asesinato de la dirigente indígena, el Congreso de EE.UU. decidió admitir el proyecto de la “Ley Berta Cáceres” que amenaza con cortar financiamiento a las fuerzas militares y que ha provocado la ira en altos funcionarios hondureños, como el asesor Ebal Díaz, que ha retado al legislativo norteamericano a que corte los fondos, pues asegura que el presidente Hernández mantendrá a los militares en las calles.

FOLLOW US ON:
Honduras marchará e
Le Monde Diplomatiqu
Rate This Article:
NO COMMENTS

LEAVE A COMMENT