HomeNacionalImplicado en saqueo de la SAG recibió dinero público para financiar aerolínea

Implicado en saqueo de la SAG recibió dinero público para financiar aerolínea

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

La competencia desleal, fomentada desde el mismo gobierno, ha permitido que surjan potentados de la noche a la mañana, quienes han sabido aprovechar el dinero público para perjudicar a empresas que se han visto obligadas a invertir multimillonarios recursos para atraer clientes, en particular, en las aerolíneas que operan en Honduras.

En el caso de la empresa Aviación Tecnológica, S.A. (Aviatsa), cuyo propietario identificado como Félix Francisco Pacheco Reyes, se benefició con la firma de convenios suscritos por el director del Instituto Hondureño de Turismo, Emilio Silvestri, alegando el «desarrollo económico» y «fomento del turismo» en un país donde sus habitantes viven con menos de un dólar al día.

Este periódico ubicó un convenio suscrito entre Pacheco y Silvestri, firmado en agosto de 2017, el cual detalla que se debe comercializar el destino turístico del caribeño departamento de Islas de la Bahía por un monto total de 120 mil dólares (dos millones 876 mil 712 lempiras al cambio actual) que fueron pagados en varias etapas, siendo ganador el propietario de la empresa aérea, quien se limitó a colocar el logo de Marca País a un viejo avión Boeing 737-200.

Asimismo, el pacto detalla que el proveedor de servicios realizaría algunas actividades para «promover» el logo marca creado en 2014, como la promoción para agencias de viajes y publicidad en medios de comunicación y redes sociales, a pesar de no ser un operador turístico y que el giro comercial de la empresa es la prestación de vuelos locales e internacionales.

Este beneficio le trajo una ventajosa posición, en detrimento de las aerolíneas locales y extranjeras que operan en el país, ya que la colocación en el vetusto aparato del logotipo y colocar unos cuantos anuncios en los medios, por lo que el gobierno tendría que verse obligado a subsidiar a otras compañías, que tienen una amplia flota de aviones y servicios adicionales, para estar promoviendo por el mundo la imagen corporativa del país a fin de atraer turistas y generar ingresos.

A pesar de que Aviatsa recibió casi 2.9 millones de lempiras por la prestación de un deficiente servicio, no se han visto los resultados que contribuyan a una imagen positiva de Honduras, que inició hace varios años la fallecida secretaria de Comunicaciones Hilda Hernández.

De hecho, los usuarios de Aviatsa se han quejado por la nefasta atención que han recibido. Al respecto, una de las clientes se quejó en fecha reciente en la página de Facebook de la empresa que «es una falta de respeto que ninguna persona responsable de la línea aérea nos comunique qué pasa con nuestro vuelo de regreso a Tegucigalpa que tenía que salir ayer 15 de julio y hoy 16 seguimos esperando en el aeropuerto con niños y personas mayores de edad, sin comer y desvelados…el bus pasó por nosotros a las 5:00 de la mañana y nadie se hace responsable. Es una mala experiencia con esta aerolínea».

Otro cliente afirmó que la empresa propiedad de Pacheco es «pésima». «Tenemos casi 24 horas de estar botados en Roatán y de remate nos dicen que es el único avión que tienen (pues sólo hay uno) y se dañó, lo están reparando y nosotros seguimos esperando que nos den una solución. Nos hospedan por una noche en un hotel y son tan irresponsables que nos hacen despertar a las 4:00 de la mañana para venir al aeropuerto y tenernos esperando de nuevo, sin importarles que hay niños, mujeres embarazadas y personas de la tercera edad sin comer ni poder descansar. Es la peor aerolínea en la que he podido viajar y ponen en riesgo la vida de todos los pasajeros».

PACHECO Y PANDORA. Pacheco Reyes fue acusado por el Ministerio Público por lavado de activos ya que se le sindica en la sustracción de unos 282 millones de lempiras de la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG), más conocido como Pandora. 

En la actualidad, Pacheco permanece detenido en una unidad militar mientras es juzgado por la magistrada del Poder Judicial Lidia Álvarez Sagastume, junto a otras personas; según la Misión Anticorrupción de la OEA, los fondos desfalcados a la SAG fueron a parar a las campañas políticas de los partidos Nacional, Liberal y Faper durante las elecciones generales de 2013, por lo que se utilizaron las oenegés Dibattista y Todos somos Honduras cuyos directivos usaron fuertes sumas de dinero para el pago de tarjetas de crédito y compra de lujosas oficinas en la capital.

Entre los delitos por los cuales fueron acusados los miembros de la trama están lavado de activos, testaferrato, falsedad ideológica, encubrimiento, abuso de autoridad, malversación de caudales, violación de los deberes de los funcionarios, uso de documentos públicos falsos y otros que podrían costarle a los imputados varios años de cárcel.

FOLLOW US ON:
El Confidente
Organizaciones civil
Rate This Article:
NO COMMENTS

LEAVE A COMMENT