viernes, diciembre 4, 2020
Inicio Internacional Inmigración, tema crucial del combate Clinton vs. Trump

Inmigración, tema crucial del combate Clinton vs. Trump

NUEVA YORK, EE.UU.  

(Spútnik Mundo) Las posiciones encontradas sobre inmigración que ostentan Donald Trump y Hillary Clinton de cara a las próximas elecciones presidenciales estadounidenses son uno de los temas principales del debate electoral, con un discurso nacionalista del republicano y uno más progresista de la demócrata.

La mayor parte de la retórica usada por Trump ha consistido en culpar a los inmigrantes de los problemas sociales y económicos que sufre el país actualmente, desde tachar a los inmigrantes mexicanos de «violadores» y «criminales» en uno de sus discursos, hasta levantar una pared para detener la inmigración proveniente de México.

«Lo que ha dicho Trump durante toda la campaña, la verdad que son tonterías sinceramente y legalmente. Cuando él dice que la primera hora que sea presidente, todos van a salir. Eso simplemente y legalmente sería imposible, al menos que se convierta en rey y quiera deshacerse de la Constitución de los Estados Unidos, (y proclamarse) como dictador», asegura el abogado de inmigración Víctor Nieblas, quien ha servido como presidente en la Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA, por sus siglas en inglés) hasta agosto.

La deportación de inmigrantes en masa, como la describe Trump, no es un procedimiento tan sencillo, sino que por el contrario es un proceso bastante largo y costoso, ya que para deportar alguien se necesitan muchos recursos, y además se estarían violando la Cuarta Enmienda y las libertades civiles de los inmigrantes.

«El esquema de la deportación en masa de Trump significaría detener a más de 15.000 personas al día por cargos de inmigración, siete días a la semana, 365 días al año. No hay ningún mecanismo concebible para llevar a cabo esta aprehensión que Trump ha prometido con el respeto de los derechos constitucionales básicos», según publicó la organización Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés).

Sin embargo, las restricciones migratorias que propone no amenazan sólo a inmigrantes indocumentados. Las principales propuestas de inmigración que ha prometido el candidato republicano también limitarían la inmigración legal con el propósito de reducir cuotas migratorias, lo que podría afectar al número de visas de residencia que se conceden anualmente.

Trump destaca que para proteger el bienestar económico de los inmigrantes legales que ya viven aquí, va a frenar la admisión de trabajadores extranjeros no controlados y por eso quiere «seleccionar a los inmigrantes en función de su probabilidad de éxito en la sociedad de EEUU y su capacidad para ser económicamente autosuficiente».

Entre sus propuestas también se encuentra la reducción de los niveles de asilo, excluyendo a miles de refugiados que llegan a Estados Unidos cada año, y la eliminación de la inmigración de países «que exportan terrorismo».

Por su parte, Clinton tiene una visión más favorable y conciliadora sobre la inmigración y entre sus propuestas, la que más destaca es la de presentar un plan de reforma migratoria integral con un camino a la ciudadanía en los primeros 100 días de su mandato.

«Qué bueno que está diciendo que quiere tocar el tema en los primeros 100 días, pero la realidad es que se necesita al Congreso para una reforma amplia y positiva, y a menos que hagan cambios en el Congreso, vamos a estar igual que en los últimos ocho años, bueno más en realidad, en los últimos 16 años con el presidente Bush también», indica Nieblas.

Otras de las propuestas que promueve Clinton es la de acabar con la prohibición de 3 y 10 años, que fuerza a muchos indocumentados a permanecer excluidos del sistema, la de apoyar las acciones ejecutivas de DACA y DAPA y proteger a los 5 millones de personas que califican, incluyendo a los Dreamers y padres de ciudadanos estadounidenses y residentes legales.

Por otro lado, las propuestas de Clinton están muy lejos de las leyes represivas que su esposo, el ex presidente Bill Clinton, firmó en 1996 durante su administración, como la ley de Antiterrorismo y Pena de Muerte Efectiva (AEDPA) y la Reforma de Inmigración Ilegal y Responsabilidad del Inmigrante (IIRAIRA).

«Estoy totalmente de acuerdo en que el presidente Bill Clinton tiene mucha responsabilidad en lo que está pasando actualmente con las leyes de inmigración la ley de AEDPA o la ley de IIRAIRA, que fue en de 1996, y que en sí cambió el gran aspecto la ley de migración que actualmente vivimos, por eso desde que se firmó esa ley ha habido el movimiento que le dicen «Fix «96», para hacer un cambio a esas leyes tan duras que firmó el presidente Bill Clinton», dijo Nieblas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

Notas Populares

Ebal Díaz cuestiona a opositores de vacunación gratis contra COVID-19

TEGUCIGALPA, HONDURAS El secretario de la Presidencia en Honduras, Ebal Díaz, cuestionó este viernes a los diputados de la oposición que votaron contra la aprobación...

Mujer pierde parte de su mano tras estallarle mortero en Choluteca

CHOLUTECA, HONDURAS Una mujer perdió parte de su mano izquierda luego que le estallara un mortero en Choluteca, al sur de Honduras. La afectada fue...

Comentarios Recientes