HomeNacionalInterventores del Hospital Escuela autorizan y encubren compras sobrevaloradas de equipos médicos

Interventores del Hospital Escuela autorizan y encubren compras sobrevaloradas de equipos médicos

TEGUCIGALPA, HONDURAS 

El Ejecutivo nacionalista de Juan Orlando Hernández, en contubernio con algunos cuadros corruptos del Hospital Escuela recurrieron a compras sobrevaloradas de equipos médicos quirúrgicos, por lo que habrían incurrido en drenaje de fondos que debían ser destinado a la atención de pacientes.

Uno de los miembros de la interventora nombrada por Hernández, identificado como Armando Ramírez, de oficio ingeniero forestal, habría inflado los precios de monitores de signos vitales cuyo valor en el extranjero es de apenas cuatro mil dólares (98 mil 066 lempiras al cambio actualizado este jueves por el Banco Central de Honduras) y que su costo de envío suele ser gratuito.

Varios memorandos elaborados por Ramírez y autorizados por los interventores del centro asistencial indican que el mismo monitor de signos, marca General Electric, modelo carescape, fabricado en EE.UU. fue cotizado a un costo de 550 mil lempiras, más un impuesto de 82 mil lempiras, por lo que asciende a 532 mil 500 lempiras.

En total, se compraron seis monitores y se gastó un total de tres millones 795 mil lempiras; la empresa favorecedora fue Meyko, quien ganó la licitación pública nacional 10-2017-HEU y fue facturado el 28 de mayo de este año, aunque llama la atención que la Oficina Normativa de Adquisiciones y Contrataciones del Estado (ONCAE) no proporcionó una orden de compra de los aparatos, cuando suele ser costumbre que vayan codificados para efectos de auditoría y control, mucho menos se especifica en qué fecha se realizó tal orden.

No obstante, los conocedores de esta irregularidad aseguraron que no se llevó a cabo la licitación; la compra fue directa con Meyko, por lo que se violentó la Ley de contratación del Estado, referente a las compras directas que, en algunos casos, debe ser autorizado por el titular del Ejecutivo o, en su defecto por la Secretaría de Salud.

Una cotización efectuada por este periódico precisa que un monitor de signos vitales, que mide la presión arterial, frecuencia cardiaca y respiratoria, el nivel de saturación de oxígeno y otras funciones es de tres mil 999 dólares, incluyendo el costo de envío a Honduras (que suele ser gratis), por lo que el valor de la compra de los seis monitores se elevó en más de 350 por ciento, según cálculos conservadores.

Fuentes al interior del Hospital Escuela confiaron a Radio Globo ConfidencialHN que el funcionario de la junta interventora ha tenido un turbulento paso por la administración pública ya que estuvo como administrador de la reserva forestal de El Merendón, en San Pedro Sula, pero tuvo fuertes roces con los diputados nacionalistas y se vio obligado a dejar su cargo.

Posteriormente, pasó a ser el gerente administrativo del Hospital Mario Catarino Rivas y fue destituido; sus conexiones políticas con el Partido Nacional lo llevaron a retornar a la Secretaría de Salud, durante la gestión de Octavio Sánchez y pasó a formar parte del equipo interventor del centro asistencial capitalino luego que la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) traspasara el control al sistema público sanitario por las conspiraciones fraguadas por cuadros hostiles a la anterior administración.

Sobre la corrupción del sistema sanitario, en especial, del Hospital Escuela, se especificó en su momento que de cada 100 lempiras que recibe la Secretaría de Salud, los cuadros corruptos se apropian de unos 49 y que son desviados a bolsillos particulares.

Algunas de las empresas que han contratado con la entidad tienen en su contra fuertes denuncias de corrupción ya que han vendido equipos sobrevalorados, en contubernio con las autoridades y algunos mandos intermedios que llegan a obtener demasiado poder para decidir quién presta o no servicios a los centros asistenciales, basados en las coimas o la capacidad de pagar sobornos para cumplir con sus objetivos.

FOLLOW US ON:
Ingeniero agrónomo
Moro niega que quisi
Rate This Article:
NO COMMENTS

LEAVE A COMMENT