Sunday, Sep 22, 2019
HomeInternacionalInvestigadores concluyen por qué hay países más corruptos que otros

Investigadores concluyen por qué hay países más corruptos que otros

BUENOS AIRES, ARGENTINA

(Spútnik Mundo) Un equipo de investigación argentino concluyó que cuando las autoridades son corruptas, aumentan las oportunidades de que la sociedad también lo sea.

¿Cuál es el motivo por el que en algunos países hay más corrupción que en otros? Para responder a esta pregunta el equipo de investigación del laboratorio de neurociencia de la Universidad argentina Torcuato di Tella se concentró en los factores psicológicos y culturales de una sociedad.

«Analizamos un concepto que en Argentina se conoce como ‘buchoneo’, que es la acción de delatar a una persona por algún delito ante una figura de autoridad. Dependiendo del país que se analice, cobra un significado diferente. En Argentina, por ejemplo, ser un ‘buchón’ es algo negativo.

En otros lados es algo positivo, porque se denuncia la violación de una norma», explicó a Spútnik Tamara Niella, licenciada en economía e integrante del equipo de investigación a cargo del profesor Mariano Sigman.

Para realizar el estudio en primer lugar diferenciaron entre el nivel de gravedad de un delito, la intencionalidad, el vínculo entre la persona que transgrede la norma y el delator, así como la existencia de incentivos para la denuncia; recompensa o castigo.

«Descubrimos que delatar una transgresión leve es considerado peor que delatar una grave. Que las personas piensan peor de alguien que delata a un amigo que a un desconocido. Y que cuando la autoridad ofrece una recompensa por denunciar, las personas ven con peores ojos las denuncias de alta gravedad. Las personas están más predispuestas a delatar ante un incentivo de tipo castigo que ante uno de premio», dijo Niella.

Las conclusiones de esta etapa fueron que «no hay diferencias importantes entre el juicio que tienen las personas corruptas o no corruptas sobre la acción de delatar. Pero sí hay diferencias en lo que están dispuestos a hacer», aseguró la economista.

La segunda instancia del experimento consistió en medir la predisposición a corromperse. «Las personas venían al laboratorio, respondían un cuestionario y les pedíamos que salieran unos instantes. Luego se les decía que debían resolver un examen. Si lo hacían bien serían recompensados con dinero. Al entrar a la clase, otro experimentador les ofrecía una prueba más sencilla. Las personas que aceptaban este acuerdo las catalogábamos como corruptas», expresó la investigadora, quien admitió que aunque el estudio está en una fase preliminar, por el momento solo un 30% de personas optó por el camino legítimo.

«Estudios demuestran que en los países con mayor prevalencia de corrupción, las personas suelen obtener resultados negativos en cuanto a la honestidad. En esos países las personas mienten más. Cuando la autoridad es corrupta aumentan las oportunidades de que la sociedad también lo sea. La visión devaluada de la autoridad se traduce en corrupción generalizada», concluyó Niella.

 

FOLLOW US ON:
Parlamento hondureñ
Vuelve a Honduras mi
Rate This Article:
NO COMMENTS

LEAVE A COMMENT