Estás aquí
Inicio > Nacional > JOH no podrá justificar sus acciones ante la justicia de EEUU

JOH no podrá justificar sus acciones ante la justicia de EEUU

TEGUCIGALPA, HONDURAS.

El analista político, Josué Murillo, pronosticó este jueves que por más campañas y discursos que realice el titular del  Ejecutivo, Juan Orlando Hernández Alvarado (JOHA), no podrá justificar, ante la justicia de Estados Unidos, sus acciones lesivas a la sociedad hondureña.

Al preguntarle si el mandatario debe dimitir al cargo, respondió: “Juan Orlando debe renunciar, pero como él no tiene valores éticos, morales y profesionales – como todos los que estamos aquí en este momento -, no lo hará”.

Esto es más, Murillo cree que Hernández Alvarado no saldrá del poder antes del tiempo de su mandato, debido a las convenciones internacionales y formalidades entre los países.

Asimismo, dijo que tampoco debió postularse a la  reelección. “Desde ahí valoremos la persona que tenemos en la presidencia; también qué tipo de cooperación internacional ha recibido; es un tanto pusilánime que no le ha hecho frente a las situaciones”, añadió.

Luego de esa situación, formuló un llamado a la cooperación internacional para que haga alianzas con  los pueblos oprimidos y vulnerables del país, y no con las cúpulas gubernamentales corruptas, como ha ocurrido con la administración de JOHA.

Explicó que gracias al régimen de dicho señor, los pueblos han comenzado a migrar en grandes caravanas, con destino a Estados Unidos, Europa y Asia, empeorando de esa manera la crisis humanitaria.

Ahondando sobre la materia, dijo que la alta corrupción que tenemos, ha empujado a los pueblos a salir en caravanas, lo cual no tiene parangón en la historia del país.

“Por más discursos preñados de retórica que pronuncie, jamás podrá engañar a la ciudadanía y a la comunidad internacional; Juan Orlando Hernández Alvarado no podrá justificar todo lo develado por la sociedad hondureña y por los congresistas estadounidenses, porque todo lo tiene en su contra”, sostuvo Murillo.

A su criterio, en el corto plazo no tendrá impacto en Honduras el trabajo que realizan los senadores demócratas de Estados Unidos,  pero sí en el mediano plazo, porque  la política del Presidente, Joe Biden, está dirigida a sancionar la alta corrupción imperante en el triángulo norte de Centroamérica, que comprende a Guatemala, El Salvador y HONDURAS.

“Lo ideal sería que el Ministerio Publicó accione dando respuesta a los reclamos de justicia de la población; lo que esperaría no es que la justicia de Estados Unidos actúe, sino la justicia de Honduras”, dijo el entrevistado, en alusión a los grandes delincuentes de cuello blanco almidonado que saquean las instituciones del Estado, y gozan de libertad.

Dijo que a esos sectores poderosos no los alcanza el brazo de la justicia, porque los encargados de aplicar la ley se ponen guantes de seda para tratarlos con consideración. En cambio, agregó, son inclementes al momento de juzgar a los ambientalistas o a los defensores de derechos humanos.

El profesional Josué Murillo comentó que los senadores estadounidenses han seguido la evolución de la narcoactividad, la impunidad y la corrupción en los países del norte de Centroamérica. “Ellos no se sacaron el último  proyecto de ley en contra de JOHA, de la nada; ellos han hablado con la sociedad civil, organizaciones de derechos humanos y las que están dedicadas a la defensa del ambiente”, puntualizó.

Subrayó que “esos senadores demócratas ya saben que hay violaciones sistemáticas a los derechos humanos; saben que hay criminalización de defensores del ambiente; saben que hay femicidios en aumento, y que la impunidad está a la orden del día”.

“No hay ninguna persona de alto nivel tras las rejas, por todo lo que le han robado al pueblo hondureño; en cambio, sí vemos ambientalistas que están presos; esa es la justicia que tenemos en nuestro país”, reiteró.

Por último, el profesional del derecho vaticinó que una vez que Hernández Alvarado no tenga la investidura presidencial, “varias manos van a querer caerle encima; no sólo la justicia de Estados Unidos, sino otros actores que operan en la oscuridad”.

Top