Estás aquí
Inicio > Nacional > Jóvenes contra la violencia exigen al CN aprobar ley para atender y proteger a los desplazados

Jóvenes contra la violencia exigen al CN aprobar ley para atender y proteger a los desplazados

TEGUCIGALPA, HONDURAS.

La Organización de Jóvenes contra la Violencia instó este viernes al Congreso Nacional a aprobar la ley para prevenir, atender y proteger a las personas desplazadas internamente por la violencia.

Este lastre social obliga a centenares de familias a retirarse de sus comunidades de origen, estimándose que en los últimos años unos 247 mil hondureños han abandonado su hogar.

El dirigente de la agrupación social, Joel Castillo Alemán, relató que el 26 de marzo se cumplirán dos años de haberse presentado dicha iniciativa de ley al seno de la cámara legislativa sin que hasta el momento haya sido dictaminada.

Castillo Alemán dijo que esperan que el presidente de la Comisión de Dictamen de Justicia y Derechos Humanos del Legislativo termine su campaña política para que dé respuesta al pueblo hondureño.

Manifestó que esa organización está seriamente preocupada porque en las últimas dos semanas se ha disparado la violencia en el país, poniendo como ejemplo la comunidad garífuna de Corozal, jurisdicción de La Ceiba, Atlántida, donde se perpetró una matanza, además del secuestro de una joven estudiante de derecho que trabajaba en el rubro del transporte, y luego apareció en una fosa común.

De igual forma, Castillo Alemán recordó la ejecución de seis personas en el centro de la ciudad de San Pedro Sula, a plena luz del día, cerca de una posta policial y una institución bancaria, y este jueves, el asesinato del profesional del derecho, Melvin Edgardo Bonilla Mejía, ocurrido en la colonia Alameda, de la capital, Tegucigalpa.

El entrevistado cree que doscientas cuarenta y siete mil personas desplazadas de su territorio, por causas de la violencia, es más que suficiente para que los legisladores le den atención positiva a este tema.

Aseguró que de estas 247 mil personas, un poco más de 100 corresponden a jóvenes, que ven oscuro su futuro en el país.

Top