Estás aquí
Inicio > Nacional > La disyuntiva sobre el uso de dióxido de cloro para combatir el Covid-19

La disyuntiva sobre el uso de dióxido de cloro para combatir el Covid-19

TEGUCIGALPA, HONDURAS

Ante la falta de respuesta del gobierno, y del sistema de salud para optimizar la atención en los  casos de Covid-19, la población hondureña y profesionales de la salud  se han planteado una disyuntiva  en el uso de otras alternativas para combatir el virus.

A raíz de la pandemia los  medicos que están en primera línea de combate  se han visto obligados a recomendar diferentes tipos de medicamentos, por lo cual muchos hondureños en medio de la desesperación arriesgan su salud   al probar otras opciones.

Uno de los medicamentos que están promoviendo  como “una cura milagrosa contra la enfermedad” es el dióxido de cloro, un químico cuya utilización es para blanquear y descontaminar superficies.

Sin embargo, la especialista en medicina integrativa y biológica  Flor Ángela Hernández, dijo que lo ha utilizado en ella misma y a su vez   en en pacientes Covid-19 y afirma que ha dado  resultados positivos.

“Lo tomo desde el año pasado; de la primera oleada de Covid-19, al ver que no habían otras alternativas y que uno está al frente de la batalla, a nosotros nos llegan pacientes de todo tipo y uno tiene que ofrecerles algo, porque uno lo que quiere es que se mejoren”.

La experta expresó que  “es un alegría que se recuperen, más cuando hospitales privados le piden a hasta 100 mil lempiras para ingresarse, que los centros hospitalarios  están colapsados, que no hay medicamentos, o que tomaron medicamentos y  no mejoraron, o fueron a un traje, y ya pasaron por varios médicos y no les dieron solución”.

En ese sentido, enfatizó  la otra opción es la medicina alternativa, para que el paciente pueda mejorar, y “como alternativa he usado el dióxido de cloro…no es cloro porque hay diferentes tipos de cloro” explicó.

A pesar que el uso puede ser efectivo – subrayó – El dióxido de cloro no es cualquiera que  lo puede preparar porque tiene que ser estándares, es un procedimiento. Se usa generalmente para un protocolo normal, preventivo.

Reveló que  “muchos colegas lo están usando; internistas ,neumólogos, pero no salen a la palestra porque la comunidad  científica está desvirtuando mucho este medicamento”.

Hernández añadió que “en estos momentos no he visto ningún caso con efectos secundarios, porque el dióxido de cloro solo  se mantiene unos 25 minutos en el cuerpo y después se elimina. Es muy efectivo contra el Covid-19, yo lo recomiendo a los pacientes que han  estado con neumonía y debilitados que ya están desahuciados se les dé el dióxido de cloro y se le nebuliza  y se han  recuperado”.

No obstante, así como Hernández corrobora  que el químico es una opción viable, existen opiniones que difieren y no recomiendan su uso.

“Yo sé que estamos ansiosos por una solución inmediata, pero  debemos ser muy responsables, el dióxido de cloro ni siquiera es un medicamento es una sustancia, que se puede preparar  de distintas maneras, y pueden haber problemas de toxicidad, cardiacos, respiratorios, que pueden agravar más su salud” aseguró la doctora  en química y farmacéutica y profesora de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH)  Karen  Orellana.

Orellana pidió a la población hondureña  “ser responsable con su salud. Toda hipótesis debe comprobarse, mediante un proceso, ningún medicamento usted lo usa sin que tenga previa aprobación nacional e internacional, entonces tomar una sustancia es una irresponsabilidad”.

“Mi recomendación es que empecemos a invertir, en educación y ciencias para que las personas sean más responsables, y para que los profesionales nos eduquemos más al respecto, además hay que ser prudentes con  la información, porque la población puede interpretarlo de otra manera”.

Según Orellana el  químico, puede generar problemas respiratorios cardiacos entre otros, “ese es el problema, a largo plazo puede afectar la salud”.

¿Qué es?

El dióxido de cloro es una solución al 28% de clorito de sodio en agua destilada.

Se usa como blanqueador y para descontaminar superficies industriales, ya que se asemeja a la lejía o el cloro.

Efectos adversos mortales

La FDA ha recibido reportes de personas que experimentaron eventos adversos graves después de tomar un producto de dióxido de cloro incluyendo insuficiencia respiratoria, insuficiencia hepática aguda, ritmos cardíacos anormales y posiblemente mortales.

Asimismo la FDA recuerda tener cuidado con los sitios web y las tiendas que venden productos que afirman prevenir, aliviar, tratar, diagnosticar o curar el COVID-19.

Otras personas reportaron una rápida destrucción de los glóbulos rojos, algo que requiere una transfusión de sangre para curarlo, vómitos y diarrea severa.

La FDA recuerda además que quienes consumen este producto se demoran en buscar un tratamiento médico apropiado, lo que puede agravar la enfermedad.

 

                                                                                 VIDEO

 

 Doctora  en química  farmacéutica y profesora de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH)  Karen  Orellana.

 

 

 

 

Top