Estás aquí
Inicio > Editorial > Opinion > La Educación Pública en tiempos de Pandemia

La Educación Pública en tiempos de Pandemia

Por: Juan Alfaro Posadas 

El año escolar, correspondiente a 2021, se inicia este lunes 1 de febrero, en el marco de la pandemia del coronavirus, que ha dejado centenares de muertos, miles de contagiados y pérdidas económicas multimillonarias.
En este año se repetirá la historia de 2020, cuando más de un millón quinientos mil niños se quedaron fuera de la matrícula en escuelas y colegios por circunstancias socioeconómicas o porque no encontraron cupos en los respectivos centros del saber.
Paralelamente a esos obstáculos, en el año anterior se careció de servicios de internet, de celulares y computadoras para recibir las clases. Esta vez, todo parece indicar que se repetirá la historia porque el régimen de Juan Orlando Hernández Alvarado no ha hecho una planificación, como se esperaba.
Todo parece indicar, sin temor a equivocarnos, que al gobierno de Hernández Alvarado no le interesa salir adelante en la educación, porque de esa manera puede manipular el pensamiento de la población. A mayor ignorancia, más dependencia, más sometimiento, menos liberación y menor desarrollo.
Los docentes continuarán con los mismos problemas: retraso en sus sueldos, carencia de computadoras, de celulares, y de una plataforma de internet. Van a seguir comprando recargas, de sus raquíticos sueldos, para activar su teléfono móvil, y de esa manera, poder impartir las clases que justifiquen su sueldo.
En Honduras, el régimen nacionalista de JOHA no planifica en nada para beneficiar al pueblo, solamente lo hace para saquear las arcas del Estado, facilitar el tráfico de drogas hacia los Estados Unidos y contribuir a que miles de compatriotas abandonen el país en busca de mejores perspectivas económicas.
Si a la actual administración pública le interesara educar a la población, desde diciembre del año pasado hubiese instalado las plataformas técnicas de internet en todos los centros educativos de la nación, utilizando los servicios de la Empresa Hondureña de Telecomunicaciones (Hondutel), y así tecnificar esa institución y generar empleo para centenares de ingenieros en sistemas que no tienen una oportunidad de trabajo.
En vez de favorecer a una entidad privada, en esa materia, perfectamente beneficiaría a Hondutel, con lo cual le levantaría su perfil, volviéndola más rentable, más actualizada y emplearía a un buen número de ingenieros en sistemas que se encuentran sin trabajo.
Aprovechando que estamos en un año eminentemente político, los padres de familia y los maestros aprovecharían la coyuntura para castigar en las urnas al Partido Nacional, tanto en los comicios primarios del 14 de marzo, como en los generales, previstos para el último domingo de noviembre.
De esa manera, matamos dos pájaros con la misma piedra: castigamos a los corruptos nacionalistas por todos sus actos de corrupción, negligencia e incapacidad, y evitamos que vuelvan al poder, ante tanta barbarie cometida, en desmedro de las grandes mayorías y de las futuras generaciones

Top