HomeInternacionalLa exsecretaria de Estado de EEUU revela el verdadero objetivo de la invasión de Irak

La exsecretaria de Estado de EEUU revela el verdadero objetivo de la invasión de Irak

WASHINGTON, EE.UU.

(Spútnik Mundo) La verdadera meta de la invasión estadounidense de Irak en 2003 no fue el establecimiento de la democracia en el país, sino el derrocamiento de Sadam Husein, declaró la exsecretaria de Estado Condoleezza Rice, que ocupó el cargo de consejera de Seguridad Nacional del presidente de EEUU entre 2001 y 2005.

«No fuimos a Irak para llevar la democracia. Fuimos a Irak para derrocar a Sadam Husein… Era un problema de seguridad», señaló Rice en una reunión en el centro de investigaciones Brookings Institution el 12 de mayo.

La exsecretaria de Estado añadió que EEUU no iba a aplicar la fuerza militar para imponer un régimen democrático en Irak en 2003, ni en Afganistán en 2001.

«Nunca le habría recomendado al presidente Bush que usara la fuerza militar para establecer la democracia en Irak o Afganistán», sostuvo.

Sin duda, en Irak y Afganistán, EEUU se guiaba por la idea de seguridad, puesto que nadie estaba seguro al 100% de que Bagdad no dispusiera de armas de destrucción masiva, comentó a Sputnik Georg Jakobsen, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Noruega.

«En Washington, no había certeza de que Irak no dispusiera de armas de destrucción masiva. Teniendo en cuenta el ataque del 11 de septiembre, EEUU no estaba dispuesto a arriesgarse y decidió invadir Irak para destruir las armas de destrucción masiva —si es que las había— y al mismo tiempo, derrocar a Sadam Husein. Por lo tanto, el establecimiento de la democracia era un factor secundario», explicó el analista.

De acuerdo con Jakobsen, la democracia representa solo una parte del plan de EEUU para rehacer los países.

«En el ámbito global, EEUU desempeña un papel de líder. El sistema de comercio internacional moderno está construido de manera que proteja, en primer lugar, los intereses de los grandes jugadores, los países de Europa occidental. Para EEUU, es beneficioso expandir este sistema con la adhesión de nuevos países», señaló.

De esa manera, la democratización implica no solo un cambio de orden político, sino también unas nuevas reglas económicas a seguir obligatoriamente, agregó.

Además del sistema comercial, EEUU impone a otros países un sistema de seguridad.

«No obstante, la Casa Blanca no toma en cuenta las peculiaridades locales y las posibles consecuencias de las reformas. Muy a menudo su política causa efectos negativos, como el crecimiento del terrorismo, la aparición de Daesh —grupo terrorista proscrito en Rusia y otros países—», señaló.

Jakobsen opinó que la estrategia de EEUU de imponer la democracia en Oriente Próximo fracasó. Según el profesor, actualmente, con Donald Trump, hay esperanza de que «la Casa Blanca reconsidere su estrategia y deje de intervenir en los asuntos internos de los países de la región».

Una posible solución podría y debería ser la cooperación entre los actores clave: EEUU y Rusia, enfatizó.

«Washington debe hacer ciertas concesiones e iniciar negociaciones con Moscú para solucionar la crisis en Siria y discutir el destino político de Asad, y la situación en la región, en general (…) La comunidad internacional debe escuchar las declaraciones del Kremlin, porque Moscú se ha convertido en uno de los principales actores del escenario mundial», concluyó.

FOLLOW US ON:
Lea las noticias má
Honduras: Suspenden
Rate This Article:
NO COMMENTS

LEAVE A COMMENT