HomeInternacionalLa sentencia que condenará o absolverá a Lula da Silva podría tardar hasta medio año

La sentencia que condenará o absolverá a Lula da Silva podría tardar hasta medio año

RÍO DE JANEIRO, BRASIL

(Spútnik Mundo)  El expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2011) respondió al interrogatorio del juez Sérgio Moro en una de las causas en las que está acusado de corrupción, pero la sentencia que le absolverá o le condenará puede tardar en llegar a pesar de la gran expectación.

«Como máximo en medio año tendremos una sentencia, ya sea para condenar o para absolver», dijo el pasado mes de marzo el coordinador de los investigadores de la Operación Lava Jato, Deltan Dallagnol.

Sin embargo, los especialistas en la materia apuntan que es complicado establecer una fecha para el fin de esta acción penal, que podría alargarse si se producen nuevas pruebas en la fase de instrucción complementaria que empieza ahora.

En este proceso Lula está acusado de corrupción pasiva, evasión fiscal y blanqueo de dinero, por presuntamente haber recibido un apartamento de la constructora OAS.

El inmueble, un tríplex ubicado en la playa de Guarujá (sureste) y valorado en más de un millón de dólares, sería una forma de agradecimiento de los empresarios por los favores prestados por Lula dentro de la trama corrupta de Petrobras.

Después del interrogatorio del 10 mayo el juez Moro abrió un plazo de cinco días para que fiscalía (Ministerio Público Federal) y defensa (los abogados de Lula) pidan nuevas diligencias o interrogatorios.

El plazo para la realización de éstos dependerá de su complejidad y después de esta fase el juez abrirá un plazo final para las alegaciones finales de la fiscalía y la defensa.

Una vez entregadas, Moro tendrá alrededor de diez días para emitir su sentencia, pero ese plazo no es obligatorio sino orientativo.

En paralelo a los avances de este proceso judicial Lula tendrá que hacer frente a las otras cuatro causas por las que está imputado en el marco de la Operación Lava Jato.

Si finalmente fuese condenado por alguna de estas vías es probable que no pudiera ser el candidato del Partido de los Trabajadores (PT) en las elecciones presidenciales de 2018, para las cuales las encuestas lo dan como favorito.

La operación Lava Jato arrancó en marzo de 2014 y destapó el mayor escándalo de corrupción en la historia de Brasil, una trama de sobornos alrededor de Petrobras.

Esta, a su vez, reveló otra red corrupta paralela en Odebrecht, la mayor empresa de construcción e ingeniería brasileña y una de las principales proveedoras de Petrobras.

FOLLOW US ON:
Presidencialismo des
Hallan el lugar de o
Rate This Article:
NO COMMENTS

LEAVE A COMMENT