Estás aquí
Inicio > Nacional > Largas filas en busca de atención en el IHSS del Barrio Abajo

Largas filas en busca de atención en el IHSS del Barrio Abajo

TEGUCIGALPA, HONDURAS.

Las imágenes en el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) del barrio Abajo de Tegucigalpa muestran las largas filas de pacientes en busca de atención médica, por diversas dolencias

Las filas de beneficiarios del Seguro Social se prolongan por más de cien metros desde las cuatro de la madrugada, aproximadamente, para alcanzar un cupo en la atención de la consulta médica general y especializada.

En su inmensa mayoría, las consultas son por enfermedades de las vías respiratorias, diarreas, fiebres, dolores en las articulaciones, músculos, tendones, huesos, ginecología, psicología, pediatría, otorrinolaringología, cardiología, urología, odontología, oftalmología, y medicina interna, entre otras.

Para el caso, la señora Bethy Girón, llegó a hacer cola en las afueras de dicho centro asistencial desde las 4:20 de la mañana, en espera de conseguir un cupo para la atención especializada en reumatología.

Con desesperación y la angustia dibujada en el rostro, relata que  “ya he venido en varias ocasiones; voy a la especialidad de reumatología pero siempre me ha sido imposible alcanzar un cupo; esta vez decidí venirme a las 4:00 de la madrugada para ver si me es posible conseguirlo”.

“Hoy talves Dios me hace el milagro de lograr una oportunidad, porque es un gasto tremendo estar viniendo por varios días al Seguro, pagando taxi y mañaneando, además de que se arriesga uno a que lo asalten”, expresó doña Bethy Girón.

Asimismo, el ciudadano Rafael Arguijo, asegura que llegó a las 3:30 de la mañana a hacerle fila a una hija suya que está embarazada, y espera que la atiendan en el área de ginecología. “Está muy difícil la entrada a este Seguro; hay bastantes ciudadanos en espera de atención médica, y con esta pandemia la cosa resulta peor”, se quejó.

Entre tanto, la compatriota Nohemí Valladares, afirmó que llegó a las 5:00 de la mañana, con la esperanza de entrar a consulta y que le den medicamentos. “Confío en Dios, pueda ingresar, y que hayan medicamentos; a nosotros los que aportamos al Seguro Social nos deben de asistir con los medicamentos que necesitamos, porque si venimos aquí a consulta es porque tenemos necesidad”, comentó.

“Imagínese usted, señor periodista, que ya llevo como dos horas afuera, y todavía no me atienden; y como si eso fuera poco, la aglomeración de personas es alta, nadie pone orden, y aunque uno guarde las medidas de bioseguridad, otra gente no las acata, a sabiendas que debemos ser disciplinados”, reflexionó la señora Valladares.

 

 

 

Top