Monday, Aug 26, 2019
HomeExclusivasLas mejores amigas: El poder detrás del trono en Corte Suprema de Justicia

Las mejores amigas: El poder detrás del trono en Corte Suprema de Justicia

TEGUCIGALPA, HONDURAS

El presidente del Poder Judicial, Rolando Argueta y el miembro de la Sala Penal, José Olivio Rodríguez, juraron ante la Constitución que harían cumplir y hacer cumplir la Constitución y las leyes. Fallaron.

También se compometieron en reducir la mora judicial, adecentar el organismo jurisdiccional y alcanzar un verdadero Estado de derecho. También fallaron.

Y es que han perdido el don de mando y el control dentro de las instancias que dirigen, ya que ha surgido un grupo denominado Las mejores amigas, quienes tienen más poder que los mismos magistrados ya que por su belleza corporal ha neutralizado el raciocinio.

ConfidencialHN revela en esta entrega cómo la codicia por el poder, abuso de autoridad y linchamiento contra los críticos pone al descubierto la podredumbre que se vive en la Corte Suprema de Justicia, en la cual deberían existir funcionarios probos, de elevada catadura moral e incuestionables por sus acciones que no están apegadas a las normas.

Las mejores amigas son el poder detrás del trono en el Palacio de Justicia, tienen a su disposición guardaespaldas, vehículos lujosos aportados con los impuestos de los hondureños y hasta viajes al exterior aunque sus funciones han sido meramente administrativas.

Este periódico descubrió que las camionetas asignadas por el presidente Juan Orlando Hernández para uso exclusivo de magistrados y funcionarios judiciales para asuntos de trabajo, son utilizados por las amigas, tanto de Argueta como de Rodríguez, para asuntos personales.

Las mejores amigas han podido acceder a privilegios que no gozan todos los empleados de la Corte Suprema de Justicia. Potentes y lujosos vehículos suelen ir a traerlas a casa, por lo que se incurre en despilfarro de recursos para adecentar el sistema judicial.

La amiga del magistrado Rodríguez, identificada como Pamela Bustillo, responsable de la emisión de permisos y licencias de trabajo, cuenta con varios privilegios, entre ellos, que los guardaespaldas van a dejarle a sus hijos a una escuela, al tiempo que el alto funcionario llega a recogerla expresamente a su vivienda -situada en la colonia Miraflores Sur- para llevarla al trabajo.

La unidad de transporte también suele ser utilizada para mandados personales por parte la asistente y amiga del alto juez, por lo que se ha incurrido en una dilapidación de fondos, ya que el presidente Hernández confió en su momento de que los potentes vehículos -comprados por fondos de la Tasa de Seguridad- servirían para el traslado seguro de los operadores judiciales, pero la finalidad terminó siendo otra.

El uso de vehículos del Poder Judicial terminan siendo utilizados para trámites personales y mandados que no están relacionados con la función que debe ejercer el magistrado Rodríguez.

Uno de los motivos por los cuales Rodríguez se toma tal molestia es porque la subalterna destruyó dos vehículos de lujo (Chevrolet Tahoe y Toyota), asignados a la corte y a fin de evitar más problemas opta por transportarla.

En esta composición de fotos, Bustillo se siente identificada con el operador de justicia, a sabiendas de que éste tiene una familia e hijos; la imagen, tomada en un lugar público, deja en evidencia la cercanía de ambos.

Las investigaciones de ConfidencialHN apuntan a que suelen viajar al exterior, argumentando giras de trabajo u otras, aunque no han hecho una rendición efectiva de cuentas que explique cuál fue el papel que tuvo la asistente en los periplos.

El magistrado de la Sala Penal, José Olivio Rodríguez (izq.), suele ser acompañado por la jefa de permisos y licencias de la Corte Suprema de Justicia, Pamela Bustillo (der.), otra de las ‘amigas’. Las imágenes sugieren una cercanía entre ambos. La empleada judicial también goza de privilegios que no suelen tener otros trabajadores.

A pesar de que se le sindica de haber autorizado compras sobrevaloradas por 35 millones de lempiras para el equipamiento de un centro automotriz del Instituto Nacional de Formación Profesional (Infop) en el nororiental departamento de Olancho, fue electo magistrado y coordinador de la Sala Penal. A Rodríguez se le vincula fuertemente al Partido Nacional

AMIGA SUPERPODEROSA. Tampoco se queda atrás el presidente de la Corte, Rolando Argueta. Una de las amigas, identificada como Karol Cruz, secretaria privada del alto juez, ha podido acceder a privilegios por su despampanante belleza.

En las investigaciones y relatos que ha recogido este periódico afirman que la empleada judicial manda más que los magistrados por su controvertido carácter y por aprovecharse por su cercanía para convertirse en persona intocable.

Se pudo confirmar que esta dama también cuenta con un lujoso carro, de propiedad estatal, para desplazarse hacia su centro de labores, resguardada por personal de seguridad a fin de evitar cualquier acción delincuencial que arrecia con brutalidad en el país.


Karol Cruz (imagen en el recuadro rojo), es la asistente personal del presidente del Poder Judicial, Rolando Argueta, forma parte del grupo de ‘amigas’ que gozan de privilegios al tener a su disposición amplios recursos para usos particulares.

Estas conductas ligadas al abuso de autoridad se han venido repitiendo durante la presidencia de Rolando Argueta; los magistrados, al no ser sujetos de la aplicación del reglamento interno del Poder Judicial, pueden actuar de manera impune, por la investidura de sus cargos, sus conexiones políticas y la negligencia del Legislativo, que es llamado a censurar la conducta de los funcionarios, según el artículo 205 constitucional, apartado 19.

En otros países, como EE.UU., esta clase de acciones -consideradas inmorales- suelen ser repudiadas por el Congreso, quien puede destituir de sus cargos a los que hayan violentado normas sobre la moral y buenas costumbres.

FOLLOW US ON:
Hallan cuerpo de la
Confirman la liberac
Rate This Article:
NO COMMENTS

LEAVE A COMMENT