HomeInternacionalLeyenda viva: se cumplen 49 años del asesinato del Che en Bolivia

Leyenda viva: se cumplen 49 años del asesinato del Che en Bolivia

MOSCÚ, RUSIA

(Spútnik Mundo) El 9 de octubre se conmemora la muerte del revolucionario más famoso del siglo XX.

«Recordar a los héroes de la humanidad es fundamental. Necesitamos mantener su memoria para que sus legados no mueran. Ernesto ‘Che’ Guevara fue un héroe internacionalista. Abandonó su patria para llevar humanismo al resto del continente y el mundo. A Guevara no lo frenaban las fronteras. Su grandeza radica en que le tendió la mano a los más débiles. Por eso es una figura eterna», dijo a Sputnik Eladio González, fundador del primer museo suramericano dedicado a la memoria del Che, en 1996, en Argentina.

«Lucho por las cosas en las que creo, con todas las armas que dispongo», escribió Ernesto Guevara desde una prisión en México, en 1956, en una carta a su angustiada madre en Buenos Aires.

Cuando Harry Antonio Villegas Tamayo, militar cubano que luchó bajo las órdenes del Che en la Revolución Cubana, el Congo y Bolivia, visitó Argentina en 1996, González le pidió que fuera padrino de su museo, y aceptó.

«Villegas conoció al Che y a Fidel Castro a los 17 años en Sierra Maestra. Se sumó a este grupo de barbudos mal vestidos que arriesgaban la vida para darles a personas como él, campesinos analfabetos, derechos y tierras. Tras el triunfo de la Revolución cubana en 1959, viajó al Congo con un grupo de guerrilleros. Buscaban que las sociedades africanas conquistaran derechos», dijo González.

«Luego volvió a Cuba y con Villegas, su compañero inseparable, se dirigió a Bolivia. Una vez más querían llevar justicia a los sectores marginados. El Che ya sabía que no iba a contar con el apoyo del Partido Comunista boliviano en su misión, pero eso tampoco lo detuvo», narró.

Guevara murió en la sombría selva boliviana, ejecutado a quemarropa por fuego latinoamericano bajo la estricta supervisión de la CIA.

Su cuerpo fue llevado a un descampado y enterrado con las manos amputadas para que no pudiera ser identificado. El objetivo era que los seguidores del Che no tuvieran un lugar donde venerar al ídolo caído. Sin cuerpo, sin legado.

«Nunca se va a olvidar a alguien que, como él, arriesgó su vida por la de los demás. Por eso es un héroe. Nos enseñó a todos cómo ser mejores seres humanos. Ernesto Guevara nos dejó este legado eterno», concluyó el fundador del museo.

FOLLOW US ON:
Las diez estrategias
Hernández cuestiona
Rate This Article:
NO COMMENTS

LEAVE A COMMENT